DESDE FUERA DEL PODER. LOS DERECHOS HUMANOS.

Fuente: http://www.lanacion.cl
Por Manuel Martínez Opazo/http://cianuronews.wordpress.com

Las nuevas generaciones no recibieron la información adecuada y hoy tocar el tema es casi una molestia. Estos derechos son inalienables y nos pertenecen a todos.

Nos visitó a mediados de la semana pasada una persona que resume con su vida la lucha por los derechos humanos. Ingrid Betancourt, su secuestro y años de cautiverio, sin duda son algo que al mundo latino nos caló profundamente. Ella simboliza a las miles de personas que han sido víctimas de la aberración, la estupidez y el desprecio por la vida humana. Fue rehén de las FARC y por años tuvo la preocupación de que faltarnos el respeto es muy propio del mundo contemporáneo, eso de imponer cualquier ideología mediante la violencia.

Cuando se cumplen 50 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos no podemos dejar de preguntarnos, ¿qué implica la violación de uno de ellos? La respuesta hay que verla desde un punto imparcial, de modo de hacer un análisis que permita caracterizar este eje donde se interconectan el derecho y la ética. Hoy, éstos han adquirido importancia a tal punto que en cualquier suceso se pueden comprometer. Pero también se usa y abusa de esta argumentación. Leo y escucho que cuando se ejerce la autoridad se entra en una suerte de querer denostar, de no respetar los derechos, o se tiende a empatar una aberración con un exabrupto de palabra.

Chile podría aportar bastante a este tema. En los años de dictadura la ciudadanía vio sus derechos elementales permanentemente violados. La autoridad no dudó nunca en imponer la fuerza de la represión por el valor de la razón. Los espacios de diálogo se limitaron, ni pensar en lugares de reunión, nada de organizaciones de base o comunitarias. Contra eso estaban los agentes del Estado pagados con el erario nacional, los centros de exterminio financiados por la dictadura, las ejecuciones sin juicio ni apelación. La declaración había sido firmada pero por más de 17 años fue ignorada de modo vergonzoso.

Con la vuelta a la democracia logramos alejar de nuestros pensamientos y convivencia esa extraña forma de relación entre el Estado y la civilidad. De la misma forma el tema de los derechos humanos empezó a olvidarse. Las nuevas generaciones no recibieron la información adecuada y hoy tocar el tema es casi una molestia para unos y una lata para otros. Los derechos fundamentales son inalienables y nos pertenecen a todos. La teoría dice que éstos son necesarios para asegurar la libertad y el mantenimiento de una calidad de vida digna y deben garantizarse en todo momento y en todo lugar.

Tener de visita a Ingrid Betancourt nos dio un momento para ver cómo en un país tan cargado de violencia como Colombia hay personas con tantas ganas de cambiar la situación, que tratan de abrir al mundo este conflicto que perdura y que más de 700 personas aún siguen secuestradas en alguna parte de la selva. Sin embargo, en muchas otras zonas de América se mantienen estas prácticas. Basta pensar en Guantánamo y en la forma primitiva en que ahí son mantenidos los prisioneros por parte de las autoridades estadounidenses.

Se comete un nuevo atentado contra la humanidad pero al mismo tiempo se inventa una justificación para invadir o para reprimir zonas alejadas, que supuestamente impiden mantener el dominio del poderoso sobre el débil. Al final, sabemos que si algún dictador como Sadam Hussein es un engendro, los únicos que reciben castigo están en el pueblo. Nadie más lo sufre, sea por mano del propio tirano o de aquellos que usando el subterfugio de la liberación atacan a los inocentes.

Los derechos humanos implican mirarnos como personas, reencontrarnos como miembros de un mismo planeta, ser capaces de ver que el otro es igual en condición y sentir y aprender a reconocernos como parte de una gran cadena en la cual cuando alguien no está considerado, entonces la calidad de la cadena se deteriora, o nosotros la deterioramos con nuestra prepotencia o con cualquier acto que haga a mi par indigno de su condición de persona. La cadena se fragmenta y no logramos la armonía del total. Sin duda, si esto lo entendiésemos y reconociéramos que es un ser humano no sería tema el derecho de las personas. No obstante, seguiremos hablando de ello cada vez que otro estúpido logre tomarse el poder o distorsionar las cosas en beneficio de sus caprichos.

Por todas las naciones que en pos de la unidad firmaron hace medio siglo la carta fundamental de los derechos elementales del hombre es que he querido rendir un homenaje y reconocer en la persona de Ingrid Betancourt a la dignidad humana, que siempre debe ser un tema que motive a colaborar para impedir que ésta se maltrate o se quebrante.

LAS NOTICIAS, OPINIONES Y ENTREVISTAS VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Martes 16 de Diciembre 2008. FORO-PANEL SOBRE “DEFENSORIA DE LAS PERSONAS”.

Fuente: http://www.ombudsman.cl

El Gobierno ha repuesto ante la Cámara de Diputados el proyecto sobre Defensoría de las Personas y se hará todo lo posible para que esta vez obtenga la aprobación por los 3/5 de los diputados.
Coincidente con la nueva discusión en el Parlamento y con motivo de su Asamblea Anual, el Consejo Directivo del Capítulo Chileno del Ombudsman invita a participar en el Foro- Panel titulado:
“Defensoría de las Personas: el estado de la causa desde la ciudadanía”
Se analizará el proceso, los beneficios sociales, alcances y desafíos que conlleva para la
sociedad civil esta institución en gestación.

El Foro-Panel tendrá lugar el martes 16 de Diciembre de 2008, de 17.30 a 19.10 horas (puntual) en la sede de la Universidad Alberto Hurtado, calle Almirante Barroso 6, esquina Alameda, Santiago. (Metro Los Héroes). Entrada gratuita.

Panelistas:

– Alvaro Ramis, Presidente de ACCION- Asociación Chilena de ONG
– Carolina Carrera, vicepresidenta de Corporación Humanas
– José Miguel Izquierdo, Director de Estudios de Instituto Libertad

Comenta: – Gonzalo de la Maza, Director de Innovación Ciudadana
Conduce: – Sebastián Cox, Secretario General del Capítulo Chileno del Ombudsman

LAS OPINIONES, ENTREVISTAS Y NOTICIAS VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.