¡Qué susto!

La mayoría de los vecinos que quiere “proteger” el alcalde Pablo Zalaquett (UDI) sacando Fuerzas Armadas a las calles de Santiago el 11 de septiembre, están a favor del movimiento estudiantil. No sé si este alcalde haya pesado sus palabras antes de pronunciarlas, pero amenazar al país con sacar Fuerzas Armadas a la calle para “defenderlo” de un movimiento cultural, político y revolucionario, con el cual la amplia mayoría de los chilenos estamos de acuerdo, no hace más que volver a poner en el tapete la vieja (mas siempre peligrosamente renovable) y terrorista filosofía de las derechas golpistas: no me gusta lo que pasa porque daña mis intereses económicos por lo tanto llamo a los milicos para que me ordenen y limpien la casa. Sigue leyendo