10 de marzo – Documental: Señorita Extraviada

El Documental Señorita Extraviada relata las historia de cientos de mujeres de Juárez en México que fueron secuestradas, violadas y asesinadas. El equipo de México de Amnistía Internacional invita al público a ver este documental impactante en el cuadro del día internacional de la mujer del 8 de marzo.

Fecha: 10/03/2009
Horario: 18.00
Lugar: Le Monde Diplomatique, San Antonio 434 (Metro: Plaza de Armas)

Amnistía Internacional no es responsable por eventos, contenidos o desarrollo de actividades de otras organizaciones. La información de la agenda está sujeta a cambios y debe ser verificada.
Anuncios

‘La pena de muerte NO sirve para nada’

Fuente: El Imparcial

MÉXICO, D.F.(Reforma)

“La pena de muerte no sirve para nada. Sólo para vengarnos, pero no para resolver los problemas. Si queremos resolver los problemas hay que empezar por otro lado”, sentencia el especialista en derechos humanos, Paolo Pagliai.

Según el académico de origen italiano, no es necesario entrar al terreno ético y moral para argumentar en contra de la pena de muerte, pues usando la lógica es posible advertir su inutilidad.

“Cuando hoy escucho que se propone la pena de muerte para resolver el problema de la justicia me planteo una duda: ¿qué queremos? ¿Queremos que ya no haya secuestros o queremos que los secuestradores se mueran? No es lo mismo”, cuestiona el también director del Centro de Estudios sobre la Paz y la Memoria de la Universidad del Claustro de Sor Juana.

“Tampoco estoy entrando ahora en el problema moral, ético de la pena de muerte. Estoy quedándome en el asunto lógico, pragmático: ¿usted cree que quien corta cabezas, quien se enfrenta a los demás con una ametralladora, quien dispara y tiene el valor de matar a alguien, pero tiene también el valor que lo maten? ¿Usted cree que tiene miedo a la pena de muerte?”

“Esa gente no tiene miedo a la pena de muerte”, añade.

Pedagogo egresado de la Universidad de Florencia, Pagliai recurre a las experiencias de otros países para hacer notar que la implementación de la pena capital no ha resuelto los problemas de criminalidad.

Afirma que es un Estado débil lo que explica la existencia de organizaciones criminales.

“La situación en el mundo nos lo enseña: quien tiene la pena de muerte no ha resuelto sus problemas. Los problemas se resuelven solamente con una justicia que sea verdaderamente justicia, y me refiero no sólo a las Cortes, a los tribunales, al trabajo de los jueces, del Ministerio Público. Me refiero a la justicia social.

Países con altos niveles tienen un bajo impacto de la criminalidad organizada. ¿Por qué? Porque la criminalidad se enfrenta a un Estado poderoso.

“La mafia prospera donde no hay Estado; donde construye calles en lugar del Estado, construye escuelas en lugar del Estado, construye hospitales en lugar del Estado, genera trabajo y no genera trabajo ilegal, genera trabajo legal. Millares, quizá centenares de millares de hombres y mujeres desarrollan un trabajo legal en su vida cotidiana que depende de la mafia”, asegura.

Herramienta electoral
Para el experto en temas de derechos humanos debe considerarse el carácter electoral y populista con el que se está manejando la propuesta de implementar la pena capital.

Explica que, ante lo complicado que resulta disminuir los índices de secuestros y de criminalidad, se opta por la salida más fácil, por “lo que la gente quiere”.

“La pena de muerte es también una herramienta electoral, una herramienta política. Cuando uno escucha: ‘es lo que la gente quiere’. En otros casos lo hemos llamado aquí en México con un nombre que no gusta a nadie supuestamente, que es populismo.

“No es ‘lo que la gente quiere’, es lo que la gente cree que quiere. La gente no quiere la muerte de un secuestrador. La gente quiere que no haya secuestros.

Claro que es más fácil agarrar el caminito de la pena de muerte y dejar de resolver el camino de los secuestros”, señala.

“No es ‘lo que la gente quiere’, es lo que la gente cree que quiere. La gente no quiere la muerte de un secuestrador. La gente quiere que no haya secuestros.

Claro que es más fácil agarrar el caminito de la pena de muerte y dejar de resolver el camino de los secuestros”, señala.

El doctor en pedagogía por la UNAM considera que las deficiencias en el sistema de justicia no van a desaparecer de un día para otro, por lo que es incongruente creer que las personas de pronto podrán confiar en que las instituciones sabrán decidir sobre la vida de un inculpado.

“’¿Cómo de repente nos volvemos tan confiados en la justicia, cuando hasta hace 10 días nadie confiaba en ella?, ahora le pedimos a la misma justicia decidir sobre la vida de alguien. Es una incongruencia.

“Si ahora tenemos dudas de que los inocentes pagan a veces, el día de la pena de muerte quién le va a decir a las madres, a las esposas, a los hijos, como se hace en Estados Unidos a veces: ‘nos equivocamos, lo siento, con cuánto los vamos a indemnizar, cuántos millones vale la vida de su padre o de su madre’”, enfatiza.

Pagliai asegura que en Italia, por ejemplo, se optó por otros mecanismos para enfrentar al crimen organizado, como la especialización:

“Empezamos a darle golpes fuertes (a la mafia en Italia) cuando surgieron jueces como Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, que pidieron herramientas fuertes para pelear en contra de ella, pero nunca pidieron la pena de muerte, porque sabían que no les servía de nada.

“Pidieron herramientas que verdaderamente le afectaron a la mafia. Es decir, no jueces genéricos, que no saben qué es, sino jueces que se ocupan sólo de ella, que saben todo de ella, que saben hasta el color de los calzones de los mafiosos. Ésos son los jueces que derrotan a la mafia”, afirma.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Corte Interamericana de Derechos Humanos sesiona en abril en Chile

Fuente: El Mercurio

Los crímenes de mujeres en Ciudad Juárez, en México, y los ajusticiamientos extrajudiciales en Brasil figuran en la tabla. No se tiene previsto tratar casos locales.

MARIO GÁLVEZ

La Corte Interamericana de Derechos de Humanos (CIDH), con sede en San José de Costa Rica, sesionará a fines de abril en Santiago de Chile.

Durante el ejercicio de sus funciones, sostendrá audiencias en las que se tratarán al menos dos casos: los crímenes de mujeres en Ciudad Juárez, en México, y los ajusticiamientos fuera del ámbito judicial, en Brasil.

De acuerdo con lo confirmado por altas fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores, el tribunal internacional -que preside la chilena Cecilia Medina- estará en Santiago entre los días 27 y 30 de abril.

Los magistrados que lo componen, además de Cecilia Medina, son el peruano Diego García Sayán (vicepresidente), el mexicano Sergio García Ramírez, la jamaiquina Margarette May Macaulay, el costarricense Manuel Ventura Robles, el argentino Leonardo Franco y la dominicana Rhadys Abreu Blondet.

En noviembre del año pasado fue reelegido como secretario del tribunal por otros cinco años el abogado chileno Pablo Saavedra Alessandri.

Según lo confirmado por fuentes gubernamentales, ya está prácticamente listo el calendario de trabajo, que comenzará el lunes 27 con reuniones con las más altas autoridades del país, representativas de los tres Poderes del Estado, encabezadas por la Presidenta, Michelle Bachelet.

Los días 27 y 28 se abrirá el período de audiencias, cuyas sesiones se realizarán en dependencias de la Cámara de Diputados, en el ex Congreso de la capital.

El 30 de abril las actividades terminarán con un seminario que abordará un tema por definir en materia de derechos humanos, que se realizará en la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile.

Respecto de las audiencias, se escucharán alegatos, presentación de testigos, declaración de expertos y testimonios de familiares de las víctimas.

En el caso de Ciudad Juárez, que fue abordado en la reciente reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU realizada en Ginebra, estarán presentes abogados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de las familias afectadas y del Estado mexicano.

No obstante, no está contemplado que se vean los casos que afectan a Chile.

Las condenas al Estado chileno

Chile tiene hoy dos casos que fueron fallados en su contra por la CIDH y se encuentran “pendientes de cumplimiento”.

Uno de ellos es el del ex marino Humberto Palamara, quien en 1993 intentó publicar el libro “Ética y Servicios de Inteligencia”, pero fue condenado por la justicia militar a petición de la Armada.

Palamara demandó al Estado en 1996, a raíz de la censura y las dos condenas por desacato e incumplimiento de deberes militares. Después de casi diez años de tramitación, la Corte dictaminó que el Estado chileno violó los derechos a la libertad de pensamiento y expresión, a la propiedad, a las garantías judiciales, a la protección judicial y a la libertad personal. Hoy está en etapa de reforma la legislación.

La segunda es por la aplicación de la ley de amnistía en el proceso por el homicidio del profesor Luis Almonacid, en 1973. Fue la primera vez que un tribunal internacional condena a Chile por la citada norma y la CIDH afirmó que “el Estado incumplió sus obligaciones derivadas de la Convención Americana de Derechos Humanos, y violó los derechos consagrados en dicho tratado”. El fallo indica que la ley de amnistía debe ser derogada o anulada.


LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG  NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

14 de Febrero: No más violencia contra las mujeres

postal-14-de-feb

Con motivo de instalar en la conciencia de la gente la no violencia contra las mujeres, los equipos de Amnistía Internacional Chile de Colombia, Brasil, México, Guatemala y Mujeres realizan una jornada informativa sobre el tema este día del amor.

Plaza de Armas, 11.30 a 14.30.

Amnistía Internacional no es responsable por eventos, contenidos o desarrollo de actividades de otras organizaciones. La información de la agenda está sujeta a cambios y debe ser verificada.