Los Chacarillas Boys o de la Amnesia Chilena

No hay peor enfermedad social que la falta de memoria histórica. Chile la sufre de modo agudo. El 9 de Julio de 1977 un grupo de 77 jóvenes nacionalistas de extrema derecha subió al cerro Chacarillas, al lado del San Cristóbal en el acto más fascista de todos los tiempos de la historia de este país. Emulaban a los 77 soldados de La Concepción en la Guerra con el Perú. Bosques de banderas y antorchas al mas puro estilo del nacismo hitleriano iluminaban la noche de invierno. Pinochet en un momento de inspiración arrebatadora leyó su famoso discurso. “Mi corazón de viejo soldado , decía, revive con profunda emoción el coraje insuperable de Luis Cruz Martínez…que en plena soledad de la sierra peruana, supieron demostrar con la entrega de sus vidas, que nuestra Patria y los valores permanentes del espíritu están por encima de cualquier sacrificio personal que su defensa pueda demandar”. Sigue leyendo

Con “montaje” judicial gobierno pretende atemorizar a estudiantes

El gobierno parece decidido a intentar “criminalizar” el movimiento estudiantil chileno o por lo menos a atemorizarlo recurriendo a “montajes” judiciales y represión, mientras se niega a dialogar o a ceder ante las demandas de los secundarios y universitarios en huelga, en tomas y en huelgas de hambre en todo el país. Ya son 26 los secundarios que ayunan en diferentes locales.

Una muestra de ello ocurrió el fin de semana en Concepción

El Secretario General de la FEC (Federación de Estudiantzes de la Universidad de Concepción), Recaredo Gálvez Carrasco (21), fue detenido y golpeado brutalmente por personal de carabineros, hasta el punto de dejarlo inconsciente, y al momento de ser entregado a tribunales, fue acusado de “homicidio frustrado” en contra del oficial a cargo del operativo, además del “porte ilegal de armas”. El juzgado de garantías de Concepción decretó su prisión preventiva durante el tiempo que dure la investigación. La detención se produjo en el marco de una manifestación de los estudiantes en la ciudad del sur. Sigue leyendo

Desde el horror y la impotencia

Por Luis Sepúlveda.

Los dos atentados terroristas sucedidos en Noruega nos dejan sin palabras, porque lo ocurrido con la bomba colocada en el centro de Oslo y luego el asesinato en masa de jóvenes socialistas en Utoya hacen que las palabras pierdan valor, que se tornen increíbles, que pierdan su peso e importancia para nombras las cosas, para ordenar el mundo.

Los jóvenes, las chicas y los chicos noruegos que acudieron a la isla de Utoya son lo mejor de la sociedad europea, escandinava y mundial, porque iban justamente a dialogar, a pensar y a asumir decisiones respecto de los complejos problemas que hoy afectan a todas las sociedades. Acudieron a la isla de Utoya movidos por el más generoso de los afanes; el de participar como ciudadanos, el asumir con responsabilidad los problemas que, por lejos que esté Noruega, nos afectan a todos. Sigue leyendo

A la calle companeros, por Manuel Guerrero

A mediados de los ochenta, cuando era estudiante secundario, nos reuníamos adolescentes provenientes de distintas comunas de la región metropolitana cerca de la fuente de Ricardo Cumming con la Alameda, muy cerca del liceo Aplicación, frente al Juan Bosco.
Los encuentros masivos en las esquinas estaban prohibidos durante los múltiples estados de excepción que se vivieron en dictadura. Llegábamos de a dos o tres, y desde distintos puntos observábamos la fuente, como un objeto de deseo inalcanzable, como un lugar vacío imposible de llenar. Sigue leyendo