SEPULTAN RESTOS DE GUARDIAS DE ALLENDE

25 de septiembre de 2010

Por Marianela Jarroud Z.

SANTIAGO DE CHILE, 25 (ANSA) – Pequeños restos óseos, dentales y textiles de cuatro miembros de la guardia personal del ex presidente Salvador Allende, fueron sepultados hoy, en una ceremonia cargada de emoción, dolor y clamor por justicia.

Oscar Avilés, de 28 años; Manuel Castro, de 23; Jaime Sotelo, de 33, y Luis Rodríguez, de 26, recibieron un homenaje en el Memorial del Detenido Desaparecido, en el Cementerio General.

Los fragmentos, que en algunos casos no superan el centímetro de diámetro, fueron entregados el viernes por el Servicio Médico Legal y depositados en pequeñas cajas mortuorias.

Los guardias presidenciales fueron velados en una sede sindical ubicada en las cercanías del palacio presidencial, La Moneda y hoy, en una romería, fueron trasladados en carrozas fúnebres que acompañaron un centenar de familiares, compañeros y amigos, entre ellos Carmen Paz Allende, hija del ex mandatario.

Durante la procesión, la caravana se detuvo en Morandé 80, la puerta por donde ingresaban a La Moneda los presidentes democráticamente electos con anterioridad al golpe de Estado encabezado por Augusto Pinochet el 11 de septiembre de 1973.

Patricio Castro, hermano de Manuel Castro, valoró que a partir de hoy “nuestros seres queridos tendrán una digna sepultura, después de haber entregado la vida defendiendo este edificio (La Moneda) que representa a nuestro Chile”.

“Ellos dieron la vida por defender un gobierno legalmente constituido, un gobierno que había ganado con la mayoría de los chilenos y representaba un Chile justo y para todos”, continuó.

Los restos fueron encontrados en 2001 en el interior del Fuerte Arteaga, recinto militar al que llegaron, torturados, los detenidos en el palacio de La Moneda el mismo día del golpe militar.

Junto a los restos se ubicaron también fragmentos óseos de dos ex asesores de Allende: Ricardo Pincheira, de 28 años, asesor en asuntos de seguridad; y el médico Enrique Paris, de 40, consejero en educación superior, que fueron entregados hoy por el Servicio Médico Legal.

De acuerdo a la investigación, las seis víctimas, junto a otros 14 compañeros, fueron torturadas en el regimiento Tacna, al norte de Santiago, y luego trasladadas al Fuerte Arteaga.

Allí fueron fusiladas, frente a un pozo de 10 metros de profundidad, que luego los militares dinamitaron, sin
tener certeza de que estaban muertos.

En 1978 se realizó una operación denominada “retiro de televisores”, ordenada por Pinochet, para remover restos de detenidos desaparecidos y lanzar algunos al mar.

Hernán Medina, encargado del equipo científico de la agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la Moneda, destacó que se trató de hombres “a los que no les flaquearon las fuerzas cuando la sedición, la felonía, la traición, se conjugaron para hacer caer el gobierno popular”.

“El palacio fue bombardeado, quemado y aquí estuvieron nuestros seres queridos, que entregaron la vida en pos de los ideales que los movieron”, enfatizó, a los pies del monumento a Salvador Allende, en el frontis de La Moneda, donde la caravana se detuvo a rendir homenaje al ex mandatario. Medina aseguró que mientras no exista verdad y justicia absolutas, “no es posible la reconciliación”.

“A esos políticos que hacen esfuerzos por decretar la reconciliación del país: señores, por favor, eso no es posible hasta que no exista verdad absoluta, hasta que no exista justicia. No andamos buscando venganzas baratas, lo único que buscamos es verdad, justicia y memoria digna para nuestros seres queridos”, sentenció.

Los cuatro ex guardias de Allende fueron homenajeados en el Cementerio General y dos de ellos recibieron exequias simbólicas, al igual que Pincheira y Paris, cuyos restos fueron trasladados en caravana desde el Servicio Médico Legal hasta el camposanto.

Los restos de Manuel Castro y Jaime Sotelo, fueron trasladados por sus familias a la ciudad de Santa Cruz, en el sur de Chile y la comuna de Maipú, al poniente de Santiago, respectivamente.

En un “reporte diario al presidente” Allende, realizado hoy ante su monumento, los guardias que se mantienen con vida expresaron: “señor presidente, le informamos que encontramos a cuatro compañeros más, para que conformen su guardia personal, para que sigan trabajando y acompañándolo con la misma lealtad, con la misma entrega que lo hicieron en vida”.

“No solamente han sido restituidos sus restos, sino también su memoria y su dignidad. Continuaremos luchando, señor presidente”, concluyeron.

(ANSA).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: