Expertos de Chile Argentina y Uruguay proponen ahondar en enseñanza de DD.HH.

ADN

18/06/2010

Expertos en derechos humanos de Chile, Argentina y Uruguay propusieron hoy en Santiago profundizar en la enseñanza de la historia reciente y de las violaciones cometidas en esos países durante las dictaduras militares de los años 70 y 80.

Especialistas en este campo participaron en el segundo Seminario Internacional sobre “Pedagogía de la memoria, derechos humanos e historia reciente”, que se celebrará hasta mañana viernes, en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano de la capital chilena.

La docente argentina Silvia Finocchio aseguró a Efe que en ese país el panorama es alentador, ya que, según dijo, “en los últimos Gobiernos, ha habido un respaldo muy importante desde el Estado que ha permitido un trabajo con la memoria en la escuela”.

Las organizaciones de derechos humanos estiman que durante la dictadura argentina (1976-1983) hubo cerca de 30.000 desaparecidos.

“La historia reciente ha sido un tema central para las políticas educativas y para las universidades, en las que hay diez grupos de trabajo en este ámbito”, señaló Finocchio, quien estimó que Argentina puede ser un referente en esta materia.

En cambio, la experta considera que tanto en Brasil como en Chile “la presión por enseñar la historia reciente es muy grande”, una afirmación con la que no se mostró de acuerdo Romy Schmidt, directora ejecutiva del Museo de la Memoria de Chile, inaugurado en enero de 2010.

“Chile sí tiene incorporado en el currículum obligatorio el tema de los derechos humanos. Lo que sí nos falta es material didáctico para que haya un cierto manejo objetivo por parte de los docentes”, admitió la ex ministra de Bienes Nacionales (2006-2010).

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), más de 28.000 personas sufrieron tortura o prisión política y 2.279 resultaron detenidas, desaparecidas o ejecutadas, según cifras oficiales.

En tanto, Amparo Delgado, del Museo de la Memoria de Uruguay, inaugurado el 10 de diciembre de 2007, observó luces y sombras en el tratamiento de los derechos humanos, así como en la asimilación de estos hechos por parte de la sociedad uruguaya.

Delgado aseguró que el rechazo en el plebiscito celebrado en 2009 a la anulación de la Ley de Caducidad, que desde los años 80 obstaculiza la investigación de los crímenes de lesa humanidad, “fue un golpe muy duro”.

Durante la dictadura cívico-militar uruguaya (1973-1985) se registraron 200 casos de desaparecidos y 10.000 de prisión política, lo que según Delgado es el mayor número en Latinoamérica en proporción a su población, que ronda los 3 millones de personas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: