Comisión Interamericana pide “medidas urgentes” contra la homofobia y otras formas de discriminación.

Fuente: www.movilh.cl

El llamado a los Estados tuvo lugar luego de que el Movilh, junto a organizaciones de Perú, y Bolivia, viajara en noviembre pasado a Washington para exponer los nocivos efectos en los derechos humanos provocados por la ausencia de las uniones civiles. La acción fue posible gracias al apoyo de la Fundación Triángulo y de la Corporación de Interés Público.

Un claro llamado para enfrentar y prevenir la discriminación que afecta a las minorías sexuales y a otros sectores postergados formuló la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), luego de escuchar en Washington peticiones y denuncias de diversos actores sociales, entre esos las minorías sexuales.

Tras finalizar su 137 Período de Sesiones, celebrado entre el 28 de octubre y el 30 de noviembre pasado, la CIDH concluyó al analizar los diversos documentos presentados por la sociedad civil que aún persisten “problemas estructurales en materia de derechos humanos en la región. Se refieren al respeto al derecho a la vida y la integridad personal, las garantías del debido proceso y la protección judicial, el ejercicio de los derechos económicos, sociales y culturales, y los derechos de los niños, de los pueblos indígenas, de las mujeres, de las personas privadas de libertad y de la población Lésbica, Gay, Bisexual y Transexual”.

Añadió que la “desigualdad y la discriminación son graves problemas estructurales en el hemisferio, que constituyen importantes obstáculos para el respeto de los derechos humanos de todos los habitantes”.

“La discriminación contra los pueblos indígenas, los afrodescendientes, las mujeres, los pobres, los inmigrantes y diversos grupos sobre la base de su orientación sexual, entre otros, es un problema grave en todos los países de la región”, apuntó.

Por último, la Comisión instó a los “Estados a adoptar medidas urgentes a fin de avanzar en forma decidida en la prevención y el combate de todas las formas de discriminación”.

De esa manera la CIDH acogió positivamente el llamado formulado por el Movimiento de Integración y Liberación (Movilh), por la Fundación Igualdad (Bolivia) y por el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex) de Perú, instancias que habían solicitado en conjunto a la Comisión, en reunión sostenida en Washington el 3 de noviembre, que concluyera su 137 sesión con menciones claras sobre la vulnerabilidad de la diversidad sexual, haciendo un llamado  a los Estados sobre esta materia.

En concreto los grupos LGBT habían pedido a la CIDH que exhortara a los Estados para  modificar su “actitud pasiva hacia las formas más odiosas de intolerancia y discriminación a la población Lesbiana, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT)”, a objeto de que “sus sistemas constitucionales, legislativos, administrativos y sus políticas públicas proporcionen en todo momento garantías suficientes y efectivas de igualdad ante la ley y de no discriminación”.

A la par, se pidió recordar a los Estados su obligación “de garantizar que dentro de sus jurisdicciones ninguna pareja del mismo sexo se vea privada del derecho a la igualdad ante la ley y al derecho a la no discriminación a causa de su orientación sexual, y que ninguna pareja homosexual sea sometida a causa de dicha condición a tratos degradantes, arbitrarios o discriminatorios, y lleven ante la justicia a todos los responsables de violar eso derechos”.

Por último se demandó que se instara a los Estados a “velar porque ninguna pareja del mismo sexo sea discriminada de acceder a causa de su condición de homosexualidad, -en los mismos términos que las parejas heterosexuales- a la educación, la vivienda, la salud, el empleo, la asistencia humanitaria y las prestaciones sociales y previsionales”.

Las peticiones tuvieron lugar en una inédita audiencia que celebró la CIDH sobre los efectos nocivos en los derechos humanos que provoca la ausencia de las uniones civiles homosexuales.

La audiencia fue ideada por el Movilh y puder ser posible gracias al imprescindible  apoyo de la Fundación Triángulo de España y de la Corporación de Interés Público. Junto a esa audiencia, incidió en la postura adoptada por la CIDH, otro encuentro con colectivos de la diversidad sexual de Colombia, donde se analizó específicamente la situación de ese país.

La CIDH es el órgano principal y autónomo de la OEA, cuyo mandato surge de la Carta de la Organización de Estados Americanos OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, por cuya vigencia y observancia debe velar.
 

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: