Ferias libres: reivindicando su relevancia

Fuente: www.elsitiodeyungay.cl

Hoy existen 200 mil puestos de trabajo directos asociados a las ferias, sin contabilizar el empleo indirecto, lo cual podría sumar a cerca de 2 millones de personas.

Las ferias libres constituyen un espacio público que está inserto en la vida social, cultural y económica del país. Quién no ha ido alguna vez a una feria, a comprar verduras, frutas y pescados, teniendo un puesto de casero fijo para sus adquisiciones. Las ferias libres han estado siempre insertas en los espacios públicos de la ciudad, superando muchas veces las limitantes de encontrar sitios adecuados para instalarse. Representan la mejor expresión del pequeño comercio, ya que junto con generar empleo y dar impulso a la economía, benefician el desarrollo local donde se insertan.

Según estimaciones de la Asociación Nacional de Ferias Libres (ASOF), las cerca de 800 ferias libres del país tienen ventas anuales de 2 mil millones de dólares. Sin embargo, más que el nivel de ventas, lo significativo es el porcentaje de utilidades que las ferias dejan a la localidad, superior a 40%. Esto diferencia a las ferias de otros tipos de comercio, como por ejemplo el retail que, según un estudio de la organización Amigos de la Tierra (Friends of the Earth), deja una utilidad de sólo 5% a la localidad donde se instala.

Junto a la importante contribución directa al desarrollo local, las ferias libres constituyen una fuente laboral muy importante. Hoy existen 200 mil puestos de trabajo directos asociados a las ferias, sin contabilizar el empleo indirecto, lo cual podría sumar a cerca de 2 millones de personas, considerado todo el canal agroalimentario, pesquero y de pequeña empresa urbana que comercializa a través de la feria libre.

La crisis económica ha evidenciado aún más este rol de la feria libre. Un estudio de la ONG Espacio y Fomento contabilizó que los trabajos informales, como los “coleros”, casi triplicaron su presencia en las ferias libres, desde 2007 hasta la fecha, creciendo al mismo tiempo el número de permisos autorizados por los municipios para la feria. Esto muestra que la feria libre está siendo una de las alternativas más buscadas por los desempleados del país, sin que haya planes especiales para ello y con el peligro de que esto se transforme en un fenómeno permanente.

Junto con lo anterior, es pertinente señalar la relevancia de las ferias como propulsoras de una alimentación saludable para la población. Es en ellas donde se vende 70% de frutas y verduras, casi siempre las más económicas, como lo indican los estudios semanales de Odepa.

Para debatir e instalar la relevancia de la feria como espacio público es que hoy 5 de octubre realizaremos el seminario Mi feria, mi barrio, mi ciudad, en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales, gracias al apoyo de importantes instituciones nacionales e internacionales relacionadas con la alimentación mundial, los derechos laborales, la vivienda, el mundo académico, la capacitación y el empleo.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA POSICIÓN DE AMNISTÍA INTERNACIONAL  – CHILE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: