Aviso3

MÁS RESPETO

contrato

Como símbolo de mi adhesión a la campaña Más Respeto, me sumo al siguiente conTrato:

 

  • El respeto es un derecho y una responsabilidad de todos y todas, es fundamental exigirlo y practicarlo cotidianamente.
  • El respeto genera más respeto. Establecer relaciones recíprocas y de mutuo respeto contribuye a generar una sociedad más democrática.
  • Los abusos de poder y las discriminaciones de todo tipo son las principales faltas de respeto en Chile. Condenarlas, evitarlas y denunciarlas es responsabilidad de todos.
  • Nuestro país requiere una ciudadanía que ejerza sus derechos y responsabilidades, así como una institucionalidad pública orientada a promoverlos, defenderlos y resguardarlos.
  • Por ello me comprometo a demandar al Gobierno y al Parlamento:
    • la aprobación de la ley que sanciona la Discriminación.
    • la creación de la institucionalidad pública y autónoma: Defensoría de las Personas. 

    Como símbolo de mi adhesión a la campaña Más Respeto, me sumo al siguiente conTrato:

     

    • El respeto es un derecho y una responsabilidad de todos y todas, es fundamental exigirlo y practicarlo cotidianamente.
    • El respeto genera más respeto. Establecer relaciones recíprocas y de mutuo respeto contribuye a generar una sociedad más democrática.
    • Los abusos de poder y las discriminaciones de todo tipo son las principales faltas de respeto en Chile. Condenarlas, evitarlas y denunciarlas es responsabilidad de todos.
    • Nuestro país requiere una ciudadanía que ejerza sus derechos y responsabilidades, así como una institucionalidad pública orientada a promoverlos, defenderlos y resguardarlos.
    • Por ello me comprometo a demandar al Gobierno y al Parlamento:
      • la aprobación de la ley que sanciona la Discriminación.
      • la creación de la institucionalidad pública y autónoma: Defensoría de las Personas.

LAS NOTICIAS, OPINIONES Y ENTREVISTAS VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA OPINIÓN DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

CONGRESO EN EL CONCIERTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL DE 1990.