Hoy se conmemora aniversario del fallecimiento del cardenal Silva Henríquez. Hace 10 años nos dejó don Raúl.

Fuente: www.elmostrador.cl

Fue figura clave en la lucha a favor del respeto a los derechos humanos durante la dictadura y firme promotor de instituciones para ir en ayuda de los sectores de extrema pobreza. Sus intervenciones a la hora de hacer frente a momentos traumáticos de la historia nacional están contenidas en el libro “Educar para la justicia y la paz. Desafío para el Bicentenario”, que fue lanzado con ocasión de esta fecha.

 Por El Mostrador

En la Catedral Metropolitana fue conmemorado este martes el décimo aniversario del fallecimiento del cardenal Raúl Silva Henríquez.

El acto, que se llevó a cabo en el salón arzobispal del principal templo católico de la capital fue organizado por la Fundación Cardenal Raúl Silva Henríquez, la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH) y la Comisión Nacional Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal.

En la oportunidad fue lanzado el libro”Educar para la justicia y la paz. Desafío para el Bicentenario”, el cual recuerda la intervención del sacerdote salesiano en distintos momentos de crisis y cómo ese mensaje ofrece luces y estímulos frente a la crisis actual.

La ceremonia, que finalizó con una visita a la tumba del cardenal, ubicada en la cripta de la Catedral, contó con las intervenciones del sacerdote Cristián Pretch y del rector de la UCSH, Sergio Torres, y del presidente de la Comisión Justicia y Paz, Eugenio Díaz.

El religioso, quien nació el 27 de septiembre de 1907 y fue nombrado arzobispo de Santiago por el Papa Juan XXIII el 25 de mayo de 1961,  y cardenal el 19 de marzo del año siguiente, fue la figura clave de la lucha por el respeto a los derechos humanos durante la dictadura del general Augusto Pinochet.

Durante su arzobispado debió hacer frente a una de las épocas de cambio más traumáticas de la historia del país, marcada por sostenidas demandas sociales y la polarización de la clase política.

Tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973 el religioso fue un constante promotor del diálogo y, a través del Comité Pro Paz, que años más tarde se convirtió en lo que hoy conocemos como  Vicaría de la Solidaridad, dio amparo a miles de perseguidos políticos.

Su obra también estuvo enfocada a los  más desamparados y enfocó su obra social al desarrollo de instituciones en beneficio de los sectores de extrema pobreza.

Silva Henríquez dejó el arzobispado el 10 de junio de 1983, siendo reemplazado por el cardenal Francisco Fresno.

Su deceso se produjo el 9 de abril de 1999, cuando tenía 91 años y el día de sus funerales recibió múltiples muestras de respeto tanto de los fieles católicos como de representantes de los distintos sectores del quehacer nacional.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA POSICIÓN DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: