Hoy es sepultado en el Panteón Nacional del Cementerio Central de Montevideo. Dolor, silencio y poesía en la despedida a Mario Benedetti.

Fuente: www.lanacion.cl

La capital uruguaya se detuvo. Ayer todos los caminos conducían al Congreso, donde fue velado el autor de “La tregua”, quien falleció el domingo. Eduardo Galeano, Serrat y Ernesto Cardenal le dicen adiós.

Ayer a las nueve de la mañana se abrieron las puertas del Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo en Montevideo, donde comenzarían a velarse los restos del escritor más popular de Latinoamérica.

Y no podía ser menos el escenario. Las calles de la capital uruguaya estaban bañadas por la lluvia, los edificios oficiales tenían sus banderas a media asta y el Gobierno decretó duelo nacional.

La gente comenzó a entrar por la alfombra roja desplegada hasta los pies del féretro, donde yacía Mario Benedetti, quien murió en su casa, a los 88 años, debido a una dolencia intestinal crónica.

El autor de “La tregua” y “Gracias por el fuego” -novelas que fueron llevadas al cine-, será sepultado hoy en el Panteón Nacional del Cementerio Central de Montevideo.

Su muerte dolió. Ayer, cientos de mails comenzaron a circular con poemas suyos, un último homenaje al poeta que unió tantos corazones.

Ayer estuvieron junto a su ataúd, el Presidente de Uruguay Tabaré Vázquez, y su amigo, el escritor Eduardo Galeano, quien dijo que “el dolor se dice callando. Pero me pregunto: ¿Qué será de nuestra ciudad, sola de él? ¿Qué será de Montevideo? Mario Benedetti creía en otro mundo posible, y era el raro caso de un escritor generoso que celebraba el éxito de los demás”.

AMIGOS QUE QUEDAN

Mientras, el músico Daniel Viglietti, también acompañó a su amigo muerto, entre políticos, artistas, líderes sindicales y estudiantes. “Su compromiso fue por la lucha con lo más justo, porque la humanidad sea más libre”, aseguró Viglietti.

Y del autor de narraciones como “Montevideanos”, el cantautor catalán Joan Manuel Serrat, quien musicalizó versos de Benedetti en el álbum “El sur también existe”, dijo ayer que: “Vivo con la pena de perder un amigo que no voy a poder volver a ver y estos vacíos que me va creando la vida cada vez son más complicados de sobrellevar, a pesar de que uno entienda muy bien que el camino es éste y que no hay otro”.

Benedetti abordó, como muy pocos escritores, todos los géneros literarios. De su obra, el Premio Nobel de Literatura José Saramago señaló que “hemos perdido y hemos ganado porque están ahí sus libros, que afortunadamente nos sobreviven”. Por otra parte, el poeta nicaragüense Ernesto Cardenal aseguró que con Benedetti “fuimos muy amigos. En los años setenta, en mi primera visita a Cuba, él estaba trabajando en la Casa de las Américas. Quedamos bastante vinculados. Es un gran poeta y tiene una inmensa popularidad. Muchos lo van a sentir y también muchas admiradoras”.

Benedetti vivía en pleno centro de la capital. Su vivienda estaba cercada de librerías, las que a modo de homenaje siempre tenían más de algún libro, de su amplia obra, en las vitrinas. Benedetti decía que “los tres grandes utópicos que ha dado este mundo son Jesús, Freud y Marx”.

Las noticias, entrevistas y opiniones vertidas en este Blog, no representan necesariamente la posición de Amnistía Internacional – Chile

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: