IN MEMORIA. Huepe, lealtad y consecuencia.

Fuente: www.lanacion.cl Por Ricardo Lagos Escobar, ex Presidente de la República.

Tuve el honor de nombrarlo secretario general de Gobierno en mi primer gabinete. Recuerdo que cuando lo llamé no dudó un instante, se sorprendió un poco y luego me dijo: ¿está seguro que sirvo en ese puesto, Presidente?

Claudio Huepe fue un hombre optimista ante la vida, la miró con el prisma particular del que está comprometido a cambiar lo que le rodea, a luchar por un mundo mejor.

Claudio Huepe fue ejemplo de consecuencia. En aquellos días duros de la década del 70 estuvo en la oposición, pero tan pronto se produjo el 11 de septiembre de 1973 se dio cuenta que comenzaba un largo camino y había que sacar la voz. Fue el primero, en ese grupo de los 13, en decir que lo que estaba ocurriendo iba en contra de la tradición democrática de Chile. Reclamó intensamente por lo que ocurría y por ello encontró el largo exilio en Caracas como consecuencia de la lealtad con sus ideas. Allí comenzó a animar la oposición a la dictadura, siendo fiel a las ideas que siempre tuvo: el pensamiento social cristiano. Entendía que la fe cristiana debía ser compatible y un acicate para construir un mundo mejor basado en el humanismo cristiano.

Luego fue un actor importante en el proceso de recuperación democrática. Entendió antes que muchos la necesidad de una convergencia amplia que devendría en un conjunto de caminos, búsquedas y protestas que culminarían en la Concertación de Partidos por el No. Trabajó intensamente y, tras el triunfo del No, entendió la necesidad de mantener la coalición para comenzar a reconstruir Chile en democracia. Tuvo un rol activo en las lides parlamentarias y luego optó por otros caminos, siempre fiel a su partido Demócrata Cristiano.

Tuve el honor de nombrarlo secretario general de Gobierno en mi primer gabinete. Recuerdo que cuando lo llamé no dudó un instante, se sorprendió un poco y luego me dijo: ¿está seguro que sirvo en ese puesto, Presidente? Lo miré y le dije que si estás haciendo esa pregunta es que sirves para este puesto. Colaboró lealmente, participó de cada una de las decisiones importantes mientras estuvo en el gabinete, y cuando fue necesario hacer un reajuste ministerial lo tomó con la misma disposición de siempre, desde donde se puede servir mejor a Chile.

Tratando de responder esa pregunta, pensando en Chile, lo sorprendió la muerte, como sorprendió a todos quienes éramos sus amigos y que lo seguimos tan de cerca en sus desvelos por mejorar nuestro país. Fue una muerte repentina que nos arrebató un amigo, pero lo que este amigo nos dejó es algo que no se olvida en un instante: consecuencia, lealtad, desinterés. Aquéllos son los valores que han hecho a la Concertación una gran coalición, valores que a veces una partida tan súbita como la de Claudio Huepe, nos recuerdan que esos son los principios por los cuales vale la pena pasar por la vida. Él vivió con alegría, con consecuencia. Dejó un rastro señero que todos queremos seguir, para continuar honrando la memoria de Claudio. Al hacerlo estamos contribuyendo también a dar un paso para mejorar el Chile de cada día, pasos que Claudio Huepe dio a lo largo de su vida.

 LAS OPINIONES, ENTREVISTAS Y NOTICIAS VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA POSICIÓN DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: