Atrevámonos a discutir sobre el aborto terapéutico

Fuente: La Tercera

Eduardo Frei RT se abrió a discutir sobre el aborto terapéutico. Inmediatamente, personeros de la derecha –e incluso algunos militantes de la DC- han manifestado su enérgico rechazo a debatir sobre este crucial tema.

Marcelo Trivello, vicepresidente de la Democracia Cristiana

Marcelo Trivello, vicepresidente de la Democracia Cristiana

Eduardo Frei RT se abrió a discutir sobre el aborto terapéutico. Inmediatamente, personeros de la derecha –e incluso algunos militantes de la DC- han manifestado su enérgico rechazo a debatir sobre este crucial tema.

Bastó una conversación del presidenciable en una radio de Linares para encender la furia de quienes creen que negándose a discutir sobre un determinado tema, éste deja de existir. Basta de integrismos que niegan el derecho a dialogar e intercambiar ideas e información.

En Chile, se prohibió el aborto terapéutico en el año 1989, después de 58 años en los que estuvo permitido y, hoy, en el 98% de los países es considerado parte del tratamiento para salvar la vida de una mujer.

Es hora de que terminemos con la hipocresía, el aborto terapéutico se practica en Chile, ¿y cómo? Cada vez que se interrumpe un embarazo tubario -porque está en peligro la vida de la madre- estamos en presencia de un aborto terapéutico. Si se aplicara la ley tal como está escrita, muchos médicos y madres estarían cumpliendo condenas de prisión.


En este tema, los integristas se escudan en la desinformación de la ciudadanía y en polarizar la discusión entre quienes están por la vida y quienes están por la muerte. El tema es mucho más complejo que irse por un extremo u otro y pienso que debemos abrirnos a una discusión que nos haga crecer como sociedad. No podemos seguir imponiendo una verdad oficial. La gente está cansada de que se intente conducirles como borregos por las autoridades que se niegan al diálogo. Los temas determinantes para Chile deben debatirse de cara a la ciudadanía y debemos luchar por recuperar, también, el derecho a plebiscito donde toda la ciudadanía pueda participar directamente.

Chile está cambiando y las elites aún no se han dado cuenta. Un botón de muestra es lo sucedido en el plebiscito de Vitacura. Un alcalde bien evaluado, que gana su elección con 58% de los votos hace cuatro meses atrás, pierde un plebiscito de manera aplastante. La ciudadanía está deseosa de participar y de contribuir a la construcción de un país que represente a la gran mayoría y no sólo a unos pocos que concentran el poder.

Tenemos un desafío para el bicentenario: preguntarnos qué tipo de sociedad queremos construir. Para ello, necesitamos que todos los chilenos y chilenas participen de este proceso mediante un plebiscito que convoque a todos y a cada uno de nosotros.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA POSICIÓN DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: