Estado chileno instala dictadura contra pueblos indígenas

Fuente: Mapu Express

El nuevo proyecto sacrifica el agua de las comunidades aymaras del norte de Chile y las deja a disposición del saqueo empresarial.

Después de años de represión y discriminación contra los pueblos originarios de los territorios controlados por el estado chileno que exigen su autonomía para instalar en sus comunidades y territorios sus formas de vida tradicional con sus propios modos de organización, cultura, tradiciones y espiritualidad, el estado chileno ha pasado a una fase de endurecimiento en todos los niveles.

La Conadi, órgano estatal destinado a elaborar y desarrollar la acción pública hacia las comunidades cuenta con varios electos de entre las diversas naciones originarias que oscilan entre las necesidades de su población y las nefastas políticas institucionales, sin embargo esta vez firmaron una carta pública contradiciendo la propuesta de legislación que el gobierno ha instalado con carácter de “urgencia” en el parlamento y debe votarse este miércoles 11 de marzo. Ello es un indicador de que las cosas están llegando a un límite inaguantable, aún para los comunarios institucionales.

El convenio 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes de la OIT, fue adoptado el 27 de junio de 1989, y fue aprobado por el Congreso Nacional el 9 de abril de 2008, según consta en el oficio Nº 7.378, de la Cámara de Diputados. Por ahora, se espera que entre en vigencia el 15 de septiembre de 2009. Dicho convenio establece la consulta y la participación libre e informada, lo que no ha existido para la elaboración del proyecto que se vota esta semana y que limita grandemente las prerrogativas que se acordaron a nivel internacional, por lo que Chile flagrantemente coloca a la ley internacional por debajo de un ley nacional, lo que contradice la más mínima consideración al derecho internacional que Chile dice respetar.

El nuevo proyecto sacrifica el agua de las comunidades aymaras del norte del país y las deja a disposición del saqueo empresarial, pasando a llevar la lucha de años de esas comunidades por salvar el preciado líquido del que dependen para la supervivencia. La intención del gobierno es vaciar los pueblos y comunidades amontonando a la población en las periferias de las ciudades, donde podrán ser controladas y reprimidas facilmente con el pretexto de la persecusión al narcotráfico, mientras las empresas depredadporas arrasan con el agua que quedará exclusivamente para el uso de la minería, de donde salen los recursos para que las autoridades puedan seguir robando, ya que se ha descubierto que la corrupción campea en todos los niveles y esttructuras públicas.

No hay naciones originarias en Chile según esta nueva propuesta, no existe un estado plurinacional ni el pluralismo jurídico, cuestión que está siendo poco a poco aceptada por otros países del continente y del mundo. Se trata de un verdadero etnocidio institucional.

Los detalles y mayores informaciones al respecto pueden verse en las páginas de Clajadep http://clajadep.lahaine.org y Mapuexpress http://www.mapuexpress.net

Por otra parte, en el día de ayer acaba de ser condenado a 5 años de prisión Luis Millacheo Ñanco, un comunero mapuche, hijo de un lonko que ha tenido que pasar desde hace cuatro años a la clandestinidad por la persecusión estatal, ambos acudsados de ejecutar acciones de resistencia contra las grandes empresas depredadoras de los bosques del territorio mapuche. Si se suma eso a las decenas de presos políticos mapuche, a los otros que han tenido que pasar a la clandestinidad, a los constantes allanamientos violentos, detenciones sin orden, amedrentamiento constante, siembra del miedo entre las familias comuneras y militarización del Wallmapu, junto a lo informado más arriba, constituyen un fuerte recrudecimiento de la persecusión y aniquilamiento de los derechos de la autonomía mapuche y demás naciones originarias, además del aniquilamiento físico, pues los muertos y heridos en esos pueblos son una constante.

Por eso sostenemos que se trata de una vuelta a la dictadura, lo que sólo conseguirá un aumento de la conciencia de la necesidad de la autonomía.

Está visto que una parte importante de la población chilena, mapuche, aymara y demás naciones, no prestará su apoyo a ninguno de los candidatos que aspiran a dirigir este tipo de institucionalidad en las elecciones de fin de año, por lo que la idea del gobierno es aislar a los que luchan y estimular las más diversas candidaturas y frentes políticos no electorales que consigan arrastrar detrás de sí a la población en forma de “seguidores”, ya que así se acostumbran a “seguir al líder” y se neutraliza la tendencia creciente de formación de comunidades autónomas y autogestionadas, que representan el verdadero peligro estratégico para el sistema, como lo fueron en épocas anteriores los campementos de pobladores sin casa, los cordones industriales y los consejos comunales campesinos.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA POSICIÓN DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Anuncios

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: