El racismo, una enfermedad que Chile no conoce

Fuente: Hugo “Fito” Gallegos, canaldenoticias.cl

Hugo “Fito” Gallegos

Hugo “Fito” Gallegos

Cuando niño recorrí muchas escuelas, colegios  e institutos, ejercicio que me dio la oportunidad de conocer a muchos jóvenes de ascendencia mapuche, que según mi joven criterio de aquella época, todos debían tener una excelente vista, ya que siempre ocupaban los puestos más alejados del pizarrón, manteniendo  sus sumisas espaldas pegadas a la última pared de la sala de clases.

“Les gusta mucho trabajar”, me decía, al verlos siempre de semaneros en ese religioso colegio, y los apellidos Huenchullán, Colipí, Antilef, debían amar demasiado la escoba para buscar tanto su compañía, acción que me hacía compararla inocentemente con los niños Undurraga, Larraín, Subercaseaux, a quienes yo creía flojos porque nunca los ví con útiles de aseo en sus manos.

Estando en 5º de preparatoria, gracias a un desagradable piojo, logré comprender un poco más lo que significaba la igualdad social.  Ocurrió que en el curso aparecieron estos desagradables parásitos en las cabezas de muchos de nosotros y la maestra dictaminó que algunos teníamos piojos, es decir los más morenos y de pelo erecto, pero al compañero Undurraga le descubrieron otro tipo de enfermedad, ya que la religiosa profesora llego a la conclusión que a este buen alumno lo habían contagiado de “pediculosis” y yo me sentí aliviado de no tener esa “peste” tan peligrosa que acababa de descubrir nuestra bondadosa maestra, y rápidamente me conformé de tener simplemente piojos al igual que los morenos.

Hoy ya viejo, pienso que erré de profesión y en vez de haber sido un artesano de la historia o un poeta por necesidad, debí haber seguido la carrera policial, ya que he desarrollado maravillosamente la intuición para los delitos, especialmente cuando suena la sirena anunciando que arde un camión o un espeso bosque, la respuesta de mi cerebro es casi instantánea: el culpable me digo, tiene que ser un incendiario de piel oscura y de pelo chuzo o alguien que alguna vez soñó que era dueño de este rincón de cordillera donde la poesía extiende sus verdes raíces por entre tantos jóvenes y robustos corazones.

El racismo es una de las enfermedades ajenas a este país, me repito convencido, y sonrío complacido por estar entre tanta persona con criterio formado donde cada uno hace lo suyo responsablemente y somos todos iguales.

Por otra parte, no hay concejales en Angol, que se aprovechen de su cargo ni se asocien en cosas turbias con directores de la “nova” música para quedarse con los $16.000.000 de fondos que les tocaba distribuir, no señor, aquí la ética, el honor y los VALORES son grabados a cincel en las páginas doradas de cada publicación , porque nuestra ciudad es la copia feliz del Edén donde la cultura y el buen gusto son administrados admirablemente por algunas sagradas vacas que se olvidaron que fueron terneros y que declararon “desierto” el Premio Municipal en versión literatura para no favorecer a uno de los tres ignorantes que se postularon.

Amigos turistas, visiten esta ciudad libre del molesto egoísmo y chaqueteo, en que cada artista es solidario especialmente con sus iguales, apoyados por un municipio libre de sumarios y denigrantes envidias.


LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Anuncios

Una respuesta

  1. El racismo es un mal en muchas regiones de America Latina, sin embargo, apenas se ve pero influye en cientos de personas que se ven penospreciadas por una cultura que conisdera inferior ò ridiculo lo indigena.

    En algunos paises de Centro America el calificativo “indio” es usado para denotar mediocridad, ridiculez, y en general inferioridad.

    Otros de jactan de su piel blanca aunque sean tan mestizos como lo son los que sufren las criticas.

    Es una enfermedad traida desde tierras lejanas y adoptadas ridiculamente por nuestros ciudadanos, especialemte niños y jovenes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: