“A Chile le importan los derechos humanos en Cuba”

Fuente: La Nación Domingo

Desde Washington, José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch, siguió paso a paso la visita de Bachelet en Cuba. Tenía expectativas y éstas se cumplieron. Está seguro que en el Gobierno de Raúl Castro escucharon las demandas por más libertades y respeto a las garantías de las personas.

El director de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, (expulsado de Venezuela por Hugo Chávez) estima que la visita de la Presidenta chilena Michelle Bachelet a Cuba fue positiva porque contribuye a que la isla avance en su proceso de apertura a las libertades públicas y respeto a los derechos humanos. Es más, considera que era innecesario que la Mandataria se reuniera con la disidencia cubana, ya que era más importante que la postura chilena fuera conocida directamente por las autoridades del régimen socialista.

Y la postura chilena, enfatiza Vivanco, fue hecha pública una semana antes del viaje de Bachelet a Cuba, en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. Esa forma de afrontar los problemas de Cuba es mucho más eficiente, dice Vivanco, que las otras dos posturas tradicionales que adopta la comunidad internacional ante La Habana: la incondicionalidad de los aliados o el apego a la política estadounidense que incluye el bloqueo. Adelanta que en Washington, los organismos de derechos humanos ya han sido informados de que la administración Obama se apresta a hacer profundos cambios hacia Cuba, que están mucho más en línea de lo que está haciendo Chile.

-Muchos piensan que la visita de Bachelet a Cuba no tenía objetivos claros y que resultó inútil…

-Pienso exactamente lo contrario. Una evidencia contundente de lo importante que fue esta visita es la reacción “maquiavélica” de Fidel Castro, que no es un jubilado desahuciado y está pendiente de todo, aunque crecientemente pierde poder. Él ha querido impedir que se produzcan este tipo de relaciones con Chile.

-¿Por qué buscaría impedirlas?

– Habría que preguntarse ¿qué le molesta a Fidel Castro? Él ha logrado con éxito durante 50 años dividir a la comunidad internacional entre los que solidarizan con Cuba incondicionalmente y aquellos que apoyan la política de Estados Unidos hacia Cuba, el embargo y el bloqueo. Los incondicionales, se relacionan con Cuba sin ninguna crítica al régimen, motivados por el embargo y bloqueo de Estados Unidos hacia la isla donde los temas de derechos humanos o la democracia quedan protegidos bajo el concepto mal entendido de la soberanía nacional, por lo que no pueden ser objeto de las agendas bilaterales ni mucho menos de debate en los organismo internacionales de derechos humanos. En esta óptica, el que se atreve a cruzar la línea no tiene relación posible con el régimen cubano. Esa ha sido la línea histórica de Fidel Castro.

-El Gobierno chileno no estaría entre los “incondicionales”.

– Es que Chile, una semana antes del viaje de Bachelet a Cuba, planteó con mucha claridad su postura ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra. Cuba se las arregló para que del centenar de países que asistieron, unos 90 estuvieran alineados con La Habana, alabando al régimen y condenando el bloqueo. Pero Chile hizo una presentación de su postura sobre Cuba en derechos humanos que me parece impecable y coherente. A Chile le importan los derechos humanos en Cuba.

-¿Qué planteó Chile?

– Chile pidió a Cuba en la reunión de Ginebra que ratifique pronto los instrumentos internacionales de defensa y respeto a los derechos humanos que están pendientes. Enfatizó la necesidad de fortalecer la independencia del Poder Judicial, que no existe hasta ahora en ese país. Chile pidió a Cuba que se abstuviera de seguir utilizando la legislación de emergencia para controlar o reducir el ejercicio de las libertades públicas. También reafirmó la necesidad de proteger a quienes defienden los derechos humanos y a los disidentes políticos.

– A sólo unos días que Bachelet pisara La Habana…

– Chile hace una visita bajo ciertos parámetros internacionales, no se doblega, no se somete, no entra en relaciones incestuosas, donde su postura expresada en la ONU queda al margen. No, Chile con toda claridad lleva adelante unas relaciones bilaterales que me parecen muy bien, porque hasta ahora la política de aislamiento hacia Cuba no ha funcionado. Con Cuba hay que relacionarse, hay que incorporarla, pero sobre ciertas bases, no con un cheque en blanco como si Cuba fuera una democracia y respetara los derechos humanos. Como no se respetan hay que acudir a los foros internacionales y decir la verdad.

-Pero muchos alegan que no se reunió con los disidentes…

– Es que no me parece que eso sea un requisito, es un error. Algunos dicen que si no se cumple ese requisito, entonces la visita a Cuba no vale la pena y eso es un error. No podemos caer en el fetichismo de que hay una sola manera de avanzar. En el caso de Cuba hay que pensar que hay múltiples opciones para encaminar estas relaciones hacia un objetivo final, que es ir poco a poco, gradualmente avanzando hacia mayores y mejores estándares de libertades públicas y derechos humanos en la isla. Los defensores de derechos humanos y los disidentes prefieren que los líderes demócratas que van a Cuba influyan sobre el régimen a que tengan una cita con ellos que puede frustrar esa influencia.

– Es lo que hizo Bachelet…

– Por eso no me parecía que la visita estuviera condicionada, si ya sabíamos lo que piensa Chile sobre los derechos humanos en Cuba, lo dijo con claridad una semana antes en la ONU. Lo importante es que en la visita ningún tema haya estado excluido y que en las reuniones privadas la Presidenta y su canciller hayan podido verbalizar ante las autoridades cubanas la visión de Chile respecto de la importancia de respetar las garantías individuales, los d erechos fundamentales, las libertades públicas, la libertad de expresión y otras.

– Acá algunos dijeron que si Bachelet no se reunía con la disidencia es porque no le interesaban los derechos humanos en Cuba…

– Esa es una simplificación absurda porque ignora los frutos que pueden obtenerse de estas relaciones, de una política distinta a aquella que realiza hasta ahora Estados Unidos hacia Cuba. De hecho, esta política de Estados Unidos va a cambiar y muy pronto, donde se intentarán distintas opciones. Eso Chile ya lo está haciendo, porque Bachelet pudo hacer lo tradicional, pero Chile -en el foro que corresponde que es Naciones Unidas- expuso su postura de defensa de los derechos humanos en Cuba y eso no lo negoció. Quienes gobiernan hoy en Cuba han dado señales de una apertura, que se suma a los cambios que el Presidente (de Estados Unidos, Barack) Obama hará muy pronto de su política exterior. Por eso Fidel Castro intenta boicotear estos cambios, como francotirador que es. Con esto ha buscado generar esta polémica en Chile y obligar a aquellos chilenos que han diseñado esta nueva forma de aproximación a Cuba a replegarse para quedar todos encasillados como antes y como antes seguir condenando a Cuba en los foros internacionales. Con eso no se avanza nada. Fidel Castro siempre busca polarizar las posiciones entre los que no dicen nada sobre la falta de democracia, libertades públicas, respeto a los derechos y le rinden pleitesías, y aquellos que le tiran dardos, como Estados Unidos. Ese escenario no le presenta problemas. Pero sí con una tercera vía, aquellos países como Chile que no ven problemas en relacionarse con Cuba, como con cualquier otro Estado, pero que tienen el coraje de hablar claro cuando se trata de calificar a ese régimen en materias de derechos humanos y democracia.//LND

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG  NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: