Familiares de víctimas de la dictadura afirman que casos falsos “son golpes duros”

Fuente: El Mostrador

“Lo recibimos con consternación, estos son golpes duros, es muy difícil imaginarse cuáles son las motivaciones que existieron como para mentir de esta manera, inventar una historia, hacer una denuncia, un nuevo golpe para nosotros como familiares y para nuestros detenidos desaparecidos”, sostuvo la vicepresidenta de la AFDD Mireya García.

La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) sostuvo este jueves que los casos falsos de víctimas de la dictadura (1973-1990) “son golpes duros”, luego de que el Gobierno confirmara dos más.

El ministro del Interior en funciones, Patricio Rosende, anunció que Gustavo Edmundo Soto Peredo, quien está registrado como detenido desaparecido, no fue víctima de violación a los derechos humanos, como tampoco lo fue su supuesto hijo, Rubén Simón Soto Cabrera.

Con estos ascendieron a siete los casos falsos detectados en los últimos tres meses en Chile.

La vicepresidenta de la AFDD Mireya García manifestó que cada caso nuevo de un falso detenido desaparecido es un duro golpe para la organización, por lo que espera que los revelados hoy sean los últimos.

“Lo recibimos con consternación, estos son golpes duros, es muy difícil imaginarse cuáles son las motivaciones que existieron como para mentir de esta manera, inventar una historia, hacer una denuncia, un nuevo golpe para nosotros como familiares y para nuestros detenidos desaparecidos”, añadió García.

La dirigente señaló que “hay un momento en que las cosas terminan de saberse y yo espero que éste sea el momento en que se terminó de saber y que ya no van a salir más casos”.

“Tengo la impresión de que el dominó terminó de mostrarse completo”, agregó.

La investigación abierta ahora ha determinado que Soto Peredo, murió el 18 de agosto de 1973 a causa de una herida con un objeto cortopunzante en la ciudad de Talcahuano.

Rosende afirmó que María Cabrera Silva, la cuñada de Soto Peredo que realizó la denuncia, mintió en su declaración ante la Comisión Rettig, que en 1991 documentó las muertes y desapariciones durante la dictadura, y ante la Vicaría de la Solidaridad, un organismo de la Iglesia Católica chilena que luchó a favor de las víctimas.

Las pesquisas también permitieron aclarar que Rubén Simón Soto Cabrera, supuesto hijo de Gustavo Edmundo Soto Peredo, tampoco fue detenido desaparecido, a pesar de que así lo indica el informe Rettig.

“No hemos podido dar con el paradero de Rubén Simón Soto Cabrera, pero tenemos la convicción de que su desaparición no obedeció a causas políticas, como falsamente denunció su supuesta hermana, Patricia Soto”, afirmó Rosende.

El ministro del Interior suplente explicó que esta mujer denunció, a petición de su madre, el caso ante la comisión Rettig, a la que también dijo que su padre era Gustavo Soto Peredo, dato que resultó ser falso.

LAS OPINIONES, ENTREVISTAS Y NOTICIAS  VERTIDAS EN ESTE BLOG  NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: