LA REVOLUCIÓN DE LA CUECA Y LA CUMBIA CHILENERA: “Mario Rojas y el Angel de la Cueca”.

Fuente: www.culturaenmovimiento.cl Publicado por MÁS CULTURA.

 

Para trascender hay que meterse en las raíces auténticas de cada cultura, y yo pienso que esa conclusión la alcanzan los músicos sin darse ni cuenta

En los primeros años que Chile se incorporaba a la globalización, parecía que lo único que tenía sentido en la música era ser rockero. Me imagino que muchos soñaban con convertirse en Madonna o David Bowie o alguna wevá así…Pero esa es una gran mentira, un mito, una ilusión…

Por Ricardo Silva – REVISTA MÁS CULTURA

 Entrevista realizada por Ricardo Silva a Mario Rojas, para el especial “LA REVOLUCIÓN DE LA CUECA Y LA CUMBIA CHILENERA” de la Revista MÁS CULTURA de Cultura en Movimiento

 

¿Cómo nace el disco “el Angel de la Cueca”?

Mira, El Ángel de la cueca, en absoluto rigor, nace de una idea de la Productora ejecutiva, Cecilia García Huidobro.

Ella pensaba que deberíamos hacer un disco que recogiera el espíritu de la cueca, pero que tuviera un sentido de vanguardia.

Entonces nos pusimos a trabajar con Felipe Bravo en un principio y con Federico Faure después.

De a poco fue naciendo el repertorio.

 

¿Cómo fue el trabajo con  Manuel Sánchez, reconocido guitarronero y  poeta, que en un track del disco, sale mezclado con baterías y sonidos electrónicos?

Ese fue un caso maravilloso de fusión, porque invité a Manuel al estudio y le dí una especie de pie forzado, en torno a unas cuartetas que yo había escrito, pero Manuel recogió el guante y se fue pa otro lado con el concepto, por lo que me llevé la pista pa la casa y construí la respuesta durante la semana.

Entre medio les hice escuchar a Felipe y a Federico lo que había grabado Manuel, y decidí insertarlo todo en una idea de tema que había nacido en el proceso de componer temas.

Claro que ya existía la idea, parece, porque yo le dí el tono a Manuel.

Posteriormente le pasé las pistas al Tilo y él se mandó el medio baterazo. Luego le pusimos unos panderos con Felipe.

 

En éste disco invitaste a cuequeros jóvenes, hay integrantes de las Capitalinas, los Trukeros,  Lucho Castillo, cómo recibieron ellos la invitación, y cómo tomaron ellos su participación en éste disco de fusión

 

Mira, en realidad no tengo idea lo que los cabros digan de mí cuando no estoy, es decir, si son críticos nunca lo he percibido porque siempre que se me ocurre una weá un poco loca todos los compadres que invito lo reciben con mucho respeto.

No es la primera vez en todo caso que hago algo fuera de lo común.

Tienes que pensar que en alguna oportunidad metí hasta al mismísimo Nano Núñez a improvisar sobre los acordes de Para ti Luces del Puerto.

Algo que él hizo con mucho entusiasmo y respeto

Es casi un mayor desafío invitar a compadres como Cristian Cuturrufo, Claudia Acuña o Jorge Donoso, que vienen del jazz, porque siempre pienso, cómo irán a reaccipnar estos locos…

 

 

Por estos días hay un Movimiento Cultural muy fuerte, ligado al Barrio Brasil Yungay, donde la Cueca y la Cumbia “Chilenera” llena locales y mucha gente la sigue, a que crees tú que se debe ese fenómeno, tomando en cuenta que ni la Cueca ni la Cumbia nacieron hoy

 

Mira, muy sinceramente, a mí me parece lo más natural del mundo.

Creo que una reacción lógica al proceso de globalización.

Son ciclos que se cumplen cuando queda claro que la oferta de igualdad de condiciones en el mercado del rock es solamente un mito, que el techo para los rockeros criollos (los no-gringos) es MTV “LATINO”, que si quieres seguir abriéndote espacios en los mercados de la música tienes que mostrar identidad por sobre todas las cosas.

Como Juanes o Shakira, como los españoles con el flamenco, etc.

eso de dárselas de más rockeros que los rockeros es una soberana estupidez.

Así como vivir tratando de encontrar referentes en las raíces del rock “local”, quien fue el primer chileno que se colgó una guitarra eléctrica al pecho, el primero que cantó una wevá en inglés, etc, es también una estupidez inconducente. A mí en lo personal, me cargan esos weones.

Para trascender hay que meterse en las raíces auténticas de cada cultura

Y yo pienso que esa conclusión la alcanzan los músicos sin darse ni cuenta

En los primeros años que Chile se incorporaba a la globalización, parecía que lo único que tenía sentido en la música era ser rockero. Me imagino que muchos soñaban con convertirse en Madonna o David Bowie o alguna wevá así…

Pero esa es una gran mentira, un mito, una ilusión… el monopolio del rock lo tienen los padres de ese género y por lo tanto manejan el mercado a su gusto.

 

Muchos grupos jóvenes que hoy están en la palestra, me han nombrado a DE KIRUZA como grupo inspirador para su obra, ¿qué opinas sobre eso?

 

No me cabe duda que es así. Pienso que DK fue muy pionero en muchos aspectos.

Definitivamente en la onda hip hop, pero también le llevaba un pelín de salsa, algo de blues, harto funk… etc.

Pedro Foncea es un tipo con una fuerza muy especial, y un talento vocal incomparable.

Ya…

 

¿Tú a quienes puedes nombrar como influencias musicales?

Con toda sinceridad yo creo que Los Jaivas fueron muy inspiracionales en un principio, también Víctor Jara, Angel Parra, Daniel Viglieti, Silvio Rodríguez. Pero no puedo ignorar al influencia de los cantantes folk gringos, Neil Young, Dylan, Joni Mitchell, James Taylor, Carol King, Don Macklein

Hacia mediados de los 80´s estaba rallando la papa con Rubén Blades, porque lo había visto en vivo y en directo en NY junto a Seis del Solar y me pareció lo máximo.

 

¿Cuánto influyeron en ti Roberto Parra y Hernán Nuñez?

Bueno, ese parcito ha sido determinante en la última etapa de mi vida

 

¿por qué tanto?

Con Nano definitivamente aprendí a hacer cuecas.

No he hecho muchas, claro… pero ese estilo me marcó.

 

¿y Don Rober?

 

Roberto me ensañó a hacer de la vida personal una obra.

Pensando en la Negra Ester escribí El Tango de Edipo y luego miles de canciones de amor en las que me desangro o pongo muy en evidencia mi vulnerabilidad.

Un estilo muy tanguero por lo demás.

 

Sabemos que tienes un arduo trabajo manteniendo la web http://www.cuecachilena.cl, pilar fundamental del Movimiento Cuequero, ¿a parte de éste proyecto ya consolidado, en lo musical en que estás por éstos días?

 

Bueno, haciendo una reedición de La Bitácora de Los Chileneros, con subtítulos en inglés.

Organizando unas actividades cuequeras pensando en el Bicentenario

Escribiendo siempre, aunque no publique pero ya lo haré, en su momento, o lo harán otros, cuando me haya ido pal otro lao.

Trabajando temas nuevos para otro disco.

 

¿Algún mensaje final a los lectores de MÁS CULTURA?

Bueno, por supuesto, un saludo afectuoso y fraterno para los lectores de MÁS CULTURA, una iniciativa maravillosa de estos tiempos, porque es independiente y progresista, dos ingredientes muy complementarios y fundamentales para construir identidad, para desafiar al futuro, para hacer sociedad, inventar utopías… A toda raja me parece.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Cuba a la vista, a pesar de todo.

Fuente: www.elmostrador.cl

Por Álvaro Ramis*

Desde que se anunció que la presidenta Michelle Bachelet viajaría a Cuba en visita de Estado la furia de la derecha no ha escatimado recursos para desacreditar esta decisión. Se ha montado una feroz campaña de prensa por medio del duopolio que conforman los diarios de Agustín Edwards y de Álvaro Saieh, con el fin de desacreditar y boicotear este programa.

Continuamente, desde noviembre de 2008, y durante tres meses, se ha buscado detener la gira o al menos impedir que el viaje cuente con una delegación amplia y representativa. En cualquier otro caso el gobierno habría tenido que desandar su camino ante una presión tan fuerte y evidente. Sin embargo, la campaña de Edwards y Saieh ha fracasado rotundamente. El viaje no sólo se realizará con gran visibilidad. Además se tratará de una de las visitas de Estado que estarán acompañadas de un mayor y más variado grupo de personalidades: desde el presidente de la CPC, Rafael Guilisasti, pasando por parlamentarios y dirigentes políticos, hasta un muy variado grupo de escritores y artistas.

¿Por qué el duopolio ha sido derrotado tan claramente? Porque no ha tenido en cuenta las condiciones políticas que explican este viaje, que no se limitan a la política bilateral entre los dos países, sino a un cambio geopolítico más amplio en América Latina. Este giro se hizo evidente en la Cumbre de Presidentes de América Latina y el Caribe celebrada en Costa do Sauípe y que permitió que Cuba se integrara al Grupo de Río, lo que ha cerrado un largo ciclo de aislamiento y  ha permitido reinsertar a Cuba en el concierto de la región. Esto ha supuesto romper el aislamiento político impuesto por Estados Unidos y al que nuestra región se sumó en los años sesenta. Al desbloquear a Cuba, América Latina ha reafirmado su autonomía y ha dejado establecido que los diferendos o desacuerdos entre nuestras naciones se zanjarán en espacios latinoamericanos.

Por lo tanto, el proceso de integración de Cuba a América Latina es ante todo una reafirmación regional y un acto de soberanía indelegable, lo que explica que mandatarios tan diversos como Lula, Cristina Fernández o Felipe Calderón hayan decidido estrechar sus lazos políticos y comerciales con la mayor de las antillas.

Este proceso coincide con una clara apertura cubana a buscar alternativas a su situación de evidente estancamiento político y económico. Se trata de un proceso que trata de no atentar contra las conquistas sociales de la revolución, pero admite que los problemas que enfrenta la isla, sin ser insuperables, son de muy difícil solución. Por ese motivo, estas transformaciones obligan a Cuba a reconocer los fracasos del socialismo del siglo XX, pero con el objetivo de  superarlos en los términos de un horizonte socialista del siglo XXI. Difícil tarea, pero sin dudas de gran interés para América Latina.

Visitar Cuba en este momento es por esta razón una forma activa de promover y fortalecer este giro político que encuentra no pocas dificultades. Raúl Castro, en una reciente entrevista al diario Juventud Rebelde, ha detallado lo que se está tratando de hacer y que no deja de constituir un potente desafío: “Tenemos que eliminar gratuidades. Si queremos equilibrar los salarios en el justo papel que deben desempeñar, hay que, paulatinamente o simultáneamente, ir eliminando gratuidades indebidas, que fueron surgiendo por aquí y por allá; y subsidios excesivos. (…) Tenemos que darle el verdadero valor al trabajo, y podemos quedarnos roncos hablando y predicando ese concepto, que si no tomamos las medidas para que las personas sientan la necesidad vital de trabajar para satisfacer sus necesidades, no acabaremos de salir de este bache”.

La alternativa a este proceso de transformación interna de Cuba es la profundización de la política que George W. Bush ha impulsado estos últimos ocho años: más bloqueo, mayor aislamiento y menor diálogo. Afortunadamente las señales que Barack Obama ha entregado al inicio de su mandato van en otra línea: diálogo, apertura al envío de remesas familiares, iniciativas de distención.

El duopolio periodístico, encerrado en una agenda estrecha y miope, no ha logrado ver el significado de este viaje. Ha antepuesto la agenda electoral del 2009 a los intereses de Estado que hacen de esta visita un punto alto en el proceso de consolidación de un nuevo regionalismo latinoamericano, que sea capaz, por medio de la persuación, la diplomacia, la integración y la cooperación de hacer avanzar la agenda democratizadora y de respeto a los Derechos Humanos. Las altaneras exigencias de la derecha parecen más comprometidas con el statu quo que con la apertura a un cambio y a una transformación que beneficie a la ciudadanía cubana.

Este punto revela, finalmente, el mayor Talón de Aquiles de la campaña del duopolio Edwards Saieh. Cuando se invoca, desde ese tipo de medios de comunicación, valores ligados a la libertad de expresión  y a los derechos humanos, la opinión pública juzga no sólo el contenido de los discursos, sino también los dispositivos que lo contienen. Y en cuanto dispositivos, ni El Mercurio ni Copesa poseen legitimidad ni autoridad para invocar estos ideales.

Cuba merece una oportunidad para cambiar, sin que esas trasformaciones impliquen su anexión por parte de Estados Unidos. Chile y América Latina han comprendido que la única forma de hacer este proceso es con el acompañamiento de los países de la región, en un marco de respeto a la autodeterminación de los pueblos y a la soberanía de nuestros Estados.

*Álvaro Ramis es presidente de la asociación chilena de oenegés, ACCION.

Las opiniones, noticias y entrevistas vertidas en este Blog, no representan necesariamente el pensamiento de Amnistía Internacional – Chile.

La Corte Suprema y los fallos de derechos humanos.

Fuente: www.lanacion.cl

La importancia de los fallos sobre derechos humanos estriba no sólo en la aplicación de las leyes (que siempre tienen más de una interpretación o de lo contrario no haría falta más que un juez, y no cinco, por cada sala de la Suprema), sino también en la construcción de la memoria del país.

La libertad vigilada con que la Corte Suprema benefició a los asesinos del dirigente del MIR Jecar Nehgme el pasado jueves 29 de enero, plantea ciertas dudas respecto del rol del máximo tribunal en los fallos sobre crímenes políticos y violaciones de los derechos humanos.

Ello, no sólo por una cuestión estadística (pues la mayoría de los casos que llegan a la Suprema en estas materias tiende a sufrir una rebaja en las penas), sino también por las particularidades del caso de Nehgme, que escapan a otros emblemáticos crímenes de la dictadura.

Sobre el primer aspecto, es preocupante el tenor de las decisiones, que se hizo más patente aun la semana pasada, pues fueron 17 los ex agentes de seguridad del régimen militar beneficiados con libertad vigilada o pena remitida, en condenas por secuestro u homicidio en casos ocurridos entre 1973 y 1975.

De no ser porque varios de ellos ya cumplían pena por otros casos, la totalidad de los ex militares estaría ya en su casa.

Las decisiones recientes se suman a los fallos de septiembre último, en que fueron dejados libres los responsables de la matanza de quince campesinos en Liquiñe, así como los militares sentenciados por la muerte de un suboficial que trataba de asilarse en la embajada de Venezuela en 1978, y los ex agentes de la CNI responsables del homicidio del joven mirista Fernando Vergara en 1984.

El caso de Nehgme, por sí solo, habla de una decisión -por decir lo menos- controversial. Sobre su asesinato, ocurrido el 4 de septiembre de 1989, no cabe aplicación de amnistía, ni atenuante de ningún tipo.

Nehgme era militante de una facción del MIR que propugnaba la inserción en el sistema político y fue ultimado a balazos cuando Chile estaba ad portas de su retorno a la democracia.

Es cierto -y es sano- que se deje a las instituciones operar con normalidad. Pero también es importante comprender que las acciones institucionales hablan sobre la vida del país y, con frecuencia, son elementos que van dejando lecciones para la historia.

La importancia de los fallos sobre derechos humanos se orienta, por lo tanto, no sólo a la aplicación de las leyes (que siempre tienen más de una interpretación o de lo contrario no haría falta más que un juez, y no cinco por cada sala de la Suprema), sino también a la construcción de la memoria del país y a la capacidad de la nación de aprender de los errores.

Cuando se decide sobre la libertad de un asesino, cuya responsabilidad criminal ha quedado asentada en instancias responsables anteriores, se impone una lección que queda asentada en los libros de historia.

A ello ha de sumarse, por último, la capacidad de los poderes públicos de seguir los tratados internacionales sobre derechos humanos a los que Chile ha suscrito y que, aun teniendo carácter vinculante, no parecen estar presentes en los casos señalados.

Las noticias, entrevistas y opiniones vertidas en este blog, no representan necesariamente el pensamiento de Amnistía Internacional – Chile.