Le quedan pocos días para dar a luz hijo que padece extraña enfermedad. Mujer pro aborto terapéutico cumple ocho meses de embarazo.

Fuente: www.lanacion.cl Por Carlos González Isla / La Nación

Una dura batalla está dando Karen Espíndola, le falta muy poco para el parto y no sabe si su hijo vivirá por la rara patología cerebral que lo afecta. Pide que el Estado ayude a las madres que viven este drama si no está dispuesto a reponer el aborto terapéutico.

La joven Karen Espíndola (23 años) cree que si el Estado no permite el aborto terapéutico, debería al menos indemnizar a las mujeres que no pueden interrumpir sus embarazos, cuando los médicos han descubierto graves anomalías en el feto, porque el costo emocional y económico de asumir esta situación es altísimo.

“Si a las madres las hacen pasar por esto, que es terrible, el Estado debería indemnizarlas”, dijo la mujer a La Nación. Espíndola es la misma que en octubre del año pasado pidió que se repusiera el aborto terapéutico en Chile. Hoy tiene ocho meses de embarazo y no sabe si su hijo vivirá, porque a éste se le detectó tempranamente una patología cerebral denominada Holopronsencefalia alobar, que después evolucionó a semi alobar (ver recuadro).

Pese a que el diagnóstico cambió levemente a favor del niño, el futuro de éste de todas formas es incierto, por ello, Karen está en contacto con abogados para evaluar las acciones que emprenderán contra el Estado después del parto.

“Los médicos no saben si va a nacer y morir. Si logra vivir, no sé en qué condiciones será. Ojalá que pudiera vivir y en forma digna, pero ¿por qué traerlo al mundo si no tendrá conciencia que está viviendo? Eso no es vida”, aseguró.

El origen de la rabia

Por eso hoy vuelve a reafirmar su postura frente a la sociedad y espera que el senador y presidenciable DC, Eduardo Frei, acoja los planteamientos del PPD en orden a reponer esta medida, que fue prohibida por la dictadura militar durante su último año en el poder.

Su caso lo dio a conocer porque en la sociedad chilena, a su juicio, este tipo de aborto existe “sólo para quienes tienen dinero”. Recordó que el año pasado recibió un correo anónimo que le informó de una clínica del sector oriente en que podía acceder a él.

Karen fue hasta el lugar, que no era clandestino. Le cobraban entre $10 y $15 millones porque a la fecha ya tenía cinco meses de embarazo, cifra inalcanzable para ella, pero no para las “niñitas cuicas” que repletaban la sala de espera, señaló. “Esto da rabia. Los que tienen recursos lo pueden hacer”, se queja.

Por eso pide que se reponga el aborto en casos excepcionales o, de lo contrario, que se indemnice a las madres y se diseñe un programa especial de atención para las mujeres que deben pasar por esta experiencia, ya que son atendidas en el sector público como cualquier madre y deben compartir con aquellas que sí tendrán un hijo sano.

MÉDICO COINCIDE CON PAGO DE INDEMNIZACIÓN
El doctor Mauro Parra, de la Unidad de Medicina Fetal del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, explicó que la Holopronsencefalia significa que el cerebro en vez de separarse por completo, en dos partes, queda unido, parcial, completamente o levemente.

Parra conoce bien el caso de Espíndola, porque a las 12 semanas le tomó los exámenes que detectaron el problema en su vientre. Luego, mediante una resonancia magnética, a las 20 semanas, comprobó que ésta era semialobar, menos severa y letal que la alobar.

Sin embargo, al ser un mal que compromete el funcionamiento del cerebro, las posibilidades de presentar retardo mental y motriz son altas. Por eso, el médico también cree que el Estado debe ayudar a las madres que no pueden interrumpir sus embarazos por causas justificadas.

“Si Chile está en contra del aborto debería tener un sistema estatal para apoyarlas”, dijo.

Recordó que en países como Inglaterra, donde pese a existir Ley de Aborto, igual el Estado ayuda económicamente a las madres cuyos hijos nacen con alguna enfermedad grave.

Según sus cálculos, anualmente, en el país el 3% de los niños nacen con algún tipo de malformación, lo que equivale a 6 mil casos similares a los de Karen Espíndola

 

Las noticias, entrevistas y opiniones vertidas en este Blog, no representan necesariamente el pensamiento de Amnistía Internacional – Chile.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: