Políticas públicas. Las mujeres y el desarrollo.

Fuente: www.lanacion.cl 

Por Laura Albornoz Pollman. Ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam).

Si bien es cierto que la participación política femenina es significativa en las organizaciones de base a nivel de municipios y otros, no se ha logrado que los partidos políticos abran sus líneas directivas a un mayor número de militantes destacadas.

Chile está incluido entre las naciones de desarrollo humano alto a partir de los años ‘90. El último informe de actualización relativo al desarrollo humano, entregado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), nos muestra en el segundo lugar de América Latina y el 40º lugar entre 177 países y territorios. La inclusión de un índice de desarrollo relativo al género ha demostrado que ninguna sociedad trata de igual forma a sus mujeres y a sus hombres. Este índice considera las mismas áreas para examinar los logros que el Índice de Desarrollo Humano (IDH), pero al hacerlo incorpora la desigualdad entre mujeres y hombres. Las áreas medidas son ingresos, educación y esperanza de vida. Nuestro país conserva el mismo puesto en esta medición.

Sin embargo, cuando se aplica el Índice de Potenciación de Género (IPG), caemos al lugar 60. Noruega nos supera desde la primera ubicación. Pero también nos adelantan Argentina (17), Trinidad y Tobago, Cuba (26), Perú (32), Namibia, Ecuador (43), Tanzania, Filipinas (45), México (46), Honduras (47), Mauricio, Viet Nam, República Dominicana (53), Venezuela (56), El Salvador (58) y Uruguay (59).

Algunos de estos países están mucho más atrás que el nuestro en desarrollo humano. Sin embargo, tienen mejor posición en IPG, como es el caso de Tanzania, que está en el lugar 159 de IDH; también nos sobrepasan Namibia, en el puesto 125 de IDH, Honduras (115), El Salvador (103), Filipinas (90), Ecuador (89), Perú (87), República Dominicana (79), México (52), Cuba (59) y Uruguay (46).

El IPG es un indicador social elaborado por el PNUD, que mide el nivel de oportunidades de las mujeres, cuantificando las desigualdades que enfrentan en cuanto a participación en tres dimensiones: la primera es la participación política y poder de decisión, que se mide por la proporción de mujeres y hombres con escaños parlamentarios; la otra es la participación económica y poder de decisión, que depende de la participación de mujeres y hombres en puestos legislativos, directivos y de alto nivel, además de la participación de mujeres y hombres en puestos profesionales y técnicos; y en tercer lugar, se considera el control sobre los recursos económicos, es decir, la estimación de ingresos percibidos por mujeres y hombres.

Chile muestra una baja participación política y en empleo con respecto a las mujeres, cuestión que nos lanza cuesta abajo 20 lugares en el concierto internacional. Apenas 20 países -número que incluye a Ruanda, Mozambique, Guyana y Burundi- tienen el 30% o más de representación femenina en sus respectivos parlamentos, y no estamos entre ellos. Sólo tres naciones han mostrado paridad entre los géneros al nombrar autoridades de gobierno; ellos son Suecia, España y Chile, es decir, en lo que depende de nuestro Poder Ejecutivo, los esfuerzos están realizados. Faltan otros.

Si bien es cierto que la participación política femenina es significativa en las organizaciones de base a nivel de municipios y otros, no se ha logrado que los partidos políticos abran sus líneas directivas a un mayor número de militantes destacadas, y algunos se han mostrado renuentes a incorporarlas en proporciones más igualitarias a sus listas de candidaturas para cargos de elección popular. Y esto es observado dentro de Chile y desde el análisis internacional.

Consciente de esta inequidad, el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet ha querido agilizar la aprobación de una ley que establezca incentivos para las colectividades políticas del país, a fin de que se interesen por instalar estos equilibrios y legitimarse como instituciones modernas, inclusivas, abiertas a nuevos protagonismos. Algunos consideran que sería acceder a que las mujeres ejerzan los derechos ciudadanos que ellas mismas ayudaron a recuperar para los hombres y mujeres del país. Esperamos que más temprano que tarde, podamos lucir esta conquista democrática, necesaria para fortalecer la convivencia nacional y consolidar la mirada positiva de que hoy disfrutamos en el mundo.

En cuanto a la participación de las mujeres en el mercado laboral, el segundo aspecto de la medición del Informe del PNUD que nos estropea la imagen, el Gobierno actual ha venido desarrollando importantes líneas de acción, como la creación del Programa de Buenas Prácticas Laborales, Iguala.cl, que el Servicio Nacional de la Mujer lidera. Los resultados han sido gratificantes, pero le falta velocidad al cambio. Esperamos que la mirada pragmática de las empresas comprometidas con estos avances, y el convencimiento de que las crisis se enfrentan mejor cuando hay hombres y mujeres en los equipos de trabajo, permitan que muchas más se sumen a esta tarea-país. Chile no es sólo su Gobierno, es todas sus instituciones, es lo público y lo privado.

La falta de oportunidades políticas y de acceso a la participación económica abonan el terreno para la siembra de penurias de la misma índole. La feminización de la pobreza tiene raíces, y ya nadie lo discute, en las desigualdades políticas, económicas y culturales que afectan a las mujeres respecto de los hombres. Como dijo la economista y Premio Nobel india, Amartya Sen, “la probabilidad de ser pobre no se distribuye al azar en la población”.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: