Las baldosas de Londres 38.

Fuente: www.puntofinal.cl

Es muy diferente caminar hoy por la calle Londres, en pleno centro de Santiago, que haberlo hecho vendado para ingresar al Nº 38, centro clandestino de detención y tortura de la dictadura. Sin embargo, el memorial que acaba de inaugurarse allí posibilitará apreciar unas placas que repiten el efecto de las baldosas que los detenidos lograban atisbar, por debajo de la venda, al ingresar a “Yucatán”, nombre que la Dina dio a ese cuartel clandestino.
Entre los adoquines de la estrecha calle, frente a la deteriorada casona que hasta el golpe de Estado fue sede del Partido Socialista, fueron instaladas 300 placas de mármol blanco y granito negro. Recuerdan a los 96 chilenos que fueron hechos desaparecer desde allí entre septiembre de 1973 y fines de 1974. Sobrevivientes, familiares y compañeros de los caídos, personalidades, artistas y autoridades asistieron al acto inau-gural de este espacio.
El Colectivo Londres 38, impulsor de la iniciativa, enfatizó que el “Nunca más” no es un tema del futuro, sino una tarea actual que, sin embargo, “no está garantizada por el sólo conocimiento del horror. Es necesario promover un juicio racional y político sobre lo que pasó y sobre su relación con este tiempo, en el cual seguimos conviviendo con la impunidad. Hay una demanda de verdad y justicia insatisfecha y mientras no exista una respuesta plena a esa exigencia, el pasado seguirá siendo parte de nuestra actualidad”.
Para los familiares, “la memoria asociada a este recinto tantas veces y por tan largo tiempo ocultada, es dar cuenta de la identidad política y generacional de las víctimas, en su inmensa mayoría militantes del MIR, jóvenes que fueron parte activa de las luchas sociales y políticas de la época. Hombres y mujeres que optaron por resistir a la dictadura, parte de aquellos que desde un principio lucharon por recuperar la democracia. Es por esta razón que hoy no pueden estar ausentes de su construcción: una sociedad que se precia de democrática no puede serlo si olvida a aquellos que lucharon por ella, porque ese olvido no pesa sólo para los secuestrados y desaparecidos, para los omitidos, sino para la sociedad misma que olvida un trozo de su propia vida”.

Las víctimas

Los asistentes -muchos con la voz ahogada por la emoción- corearon “presente” cuando se leyeron los nombres de los caídos, grabados en las placas que señalan también la fecha de detención, edad y militancia de ellos. Los detenidos desaparecidos que pasaron por ese centro clandestino fueron Elena Díaz Agüero y Cecilia Labrín Saso (ambas embarazadas), M. Inés Alvarado Borgel, M. Angélica Andreoli Bravo, Sonia Bustos Reyes, Muriel Dockendorff Navarrete, Ruth Escobar Salinas, María Elena González Inostroza, Elsa Leuthner Muñoz, Violeta López Díaz, Rosetta Pallini González, Marcela Sepúlveda Troncoso y Bárbara Uribe Tamblay. También Miguel Angel Acuña Castillo, Carlos Adler Zulueta, Eduardo Alarcón Jara, Dignaldo Araneda Pizzini, Alberto Arias Vega, Víctor Arévalo Muñoz, Juan Bautista Barrios Barros, Alvaro Barrios Duque, Jaime Buzio Lorca, Jaime Cádiz Norambuena, Luis Alberto Canales Vivanco, Iván Carreño Aguilera, Manuel Carreño Navarro, Manuel Castro Videla, Juan Chacón Olivares, René Chanfreau Oyarce, Darío Chávez Lobos, Hugo Concha Villegas, Abundio Contreras González, Carlos Cubillos Gálvez, Carlos Cuevas Moya, Martín Elgueta Pinto, Rodolfo Espejo Gómez, Jorge Espinoza Méndez, Modesto Espinoza Pozo, Albano Fioraso Chau, Sergio Flores Ponce, Francisco Fuentealba Fuentealba, Gregorio Gaete Farías, Andrés Galdámez Muñoz, Héctor Garay Hermosilla, Víctor Garretón Romero, Máximo Gedda Ortiz (redactor de Punto Final), Galo González Inostroza, Jorge Grez Aburto, Luis Guajardo Zamorano, Segundo Gutiérrez Avila, Patricio Gómez Vega, Joel Huaiquiñir Benavides, Juan Ibarra Toledo, Mauricio Jorquera Encina, Eduardo Lara Petrovich, Aroldo Laurie Luengo, Ofelio Lazo Lazo, Gumercindo Machuca Morales, Zacarías Machuca Muñoz, Juan Maturana Pérez, Washington Maturana Pérez, Juan Meneses Reyes, Sergio Montecinos Alfaro, Ricardo Montecinos Slaughter, Newton Morales Saavedra, Germán Moreno Fuenzalida, Juan Mura Morales, Leopoldo Muñoz Andrade, Ramón Núñez Espinoza, Jorge Olivares Graindorge, José Orellana Meza, Luis Orellana Pérez, Alejandro Parada González, Pedro Poblete Córdova, Marcos Quiñones Lembach, José Ramírez Rosales, Agustín Reyes González, Daniel Reyes Piña, Sergio Riveros Villavicencio, Patricio Rojas Castro, Gerardo Rubilar Morales, Julio Saa Pizarro, Ernesto Salamanca Morales, Jorge Salas Paradisi, Carlos Salcedo Morales, Hernán Sarmiento Sabater, Sergio Tormen Méndez, Enrique Toro Romero, Ricardo Troncoso Muñoz, Luis Valenzuela Figueroa, Modesto Vallejos Villagrán, Ewin van Yurik Altamirano y Sergio Vera Figueroa.

Camuflaje y silencio

Desde esa casona de Londres 38, ubicada muy cerca de la iglesia de San Francisco, cuyas campanas oían los detenidos, la Dina inició la práctica terrorista de la desaparición de detenidos. La existencia del lugar, cuya ubicación los sobrevivientes identificaban gracias al tañido de las campanas, fue negada por las FF.AA. durante décadas. En democracia persistió el silencio pero los sobrevivientes testimoniaron en tribunales los horrores vividos en Londres 38, careándose con antiguos torturadores y confirmando declaraciones formuladas en tiempos de dictadura. Ello fue fundamental para permitir las condenas de la plana mayor de la Dina.
El ejército -que entregó en comodato la casa al Instituto O’Higginiano- había “camuflado” el lugar dándole el número 40, para dificultar su ubicación. Tras años de esforzada lucha de los colectivos de derechos humanos y agrupaciones de sobrevivientes, en 2005 la casona fue declarada monumento nacional. Las agrupaciones ligadas a esta batalla por la memoria, el Colectivo Londres 38, el Colectivo 119 y Memoria 119, conformaron una mesa de trabajo con el gobierno para discutir los objetivos y el plan para la recuperación integral del inmueble, que se encuentra muy deteriorado. Miembros del Colectivo 119 expresaron su satisfacción por este logro que contribuye a “limpiar la patria de tanto olvido e impunidad, recuperando el valioso testimonio, los sueños y proyectos de tantas y tantos, entre los cuales se encuentran nuestros queridos familiares detenidos desaparecidos de la lista de los 119, ofreciéndolo como enseñanza y patrimonio histórico para toda la sociedad”.
El memorial es un proyecto gestionado por el Colectivo Londres 38, diseñado por María Fernanda Rojas, Macarena Silva, Heike Höpfner y Pablo Moraga con apoyo del programa de derechos humanos del Ministerio del Interior (más información en http://www.londres38.cl). Los colectivos no sólo debieron luchar porque la propiedad de Londres 38 no fuera vendida a particulares, sino también para revertir la decisión del gobierno de instalar allí la sede del Instituto de Derechos Humanos. La movilización de familiares, sobrevivientes y amigos de los desaparecidos logró romper el olvido tendido sobre esta casa de tortura, la única que no fue materialmente destruida, como ocurrió con Villa Grimaldi o José Domingo Cañas.

LUCIA SEPULVEDA RUIZ
(Publicado en “Punto Final” edición Nº 673, 24 de octubre de 2008).

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Anuncios

Izurieta niega ante comisión de DD.HH que Escuela de las Américas enseñe a torturar.

Fuente: SIP – Amnistía Internacional – Chile.

 

Lunes 22 de diciembre de 2008

El Comandante en Jefe del Ejército refutó que el cuestionado centro de
instrucción militar del ejército estadounidense entrene a los uniformados en técnicas de tortura e interrogatorio. Óscar Izurieta reconoció a la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados que asistió a cursos en dicha institución estadounidense. La comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados recibió al Comandante en Jefe del Ejército, Óscar Izurieta, para que explicara a los parlamentarios acerca de la formación que recibieron militares chilenos en la Escuela de las Américas, institución ubicada actualmente en Fort Benning, Estados Unidos.

Este un organismo militar ha especializado a una gran cantidad de
uniformados de diversos países de nuestro continente, procesados y
condenados por casos de violaciones a los derechos humanos durante los años setenta y ochenta, en el período de las diversas dictaduras que reprimieron a Sudamérica.

Entre los egresados de la Escuela de las Américas se encuentran el panameño Manuel Noriega, el boliviano Hugo Banzer, el argentino Leopoldo Fortunato Galtieri y el peruano Vladimiro Montesinos, entre otros militares sindicados como responsables de asesinatos, torturas y regímenes represivos en sus países.

Un gran número de militares chilenos recibieron formación justamente allí, por lo que los parlamentarios convocaron al Comandante en Jefe del Ejército a informar sobre los alcances de esta institución, quien aseguró que en esos cursos “no se enseña ni a interrogar ni a torturar ni a violar los derechos humanos. Yo también participé y no he violado jamás los derechos humanos”.

Él dijo que lo van a evaluar, por supuesto que entendemos la respuesta de él, porque él pasó por ahí y no es un torturador, no está procesado, pero tiene que entendernos a nosotros que hay una coincidencia que todos los que están procesados por derechos humanos en Chile y en Sudamérica, pasaron por esa escuela. Ahí hay una cosa de imagen para el país, sería bueno que el gobierno y las Fuerzas Armadas tomaran la determinación de no enviar más militares a esa escuela”, concluyó luego de la audiencia el diputado que dirigió la comisión, el Independiente Pro PPD Tucapel Jiménez.

La comisión había recibido anteriormente a una comisión de ciudadanos de Estados Unidos, quienes han recorrido el mundo solicitando apoyos para que el gobierno de ese país cierre el programa denominado Escuela de las Américas.

A pesar de todas las denuncias respecto de la Escuela de las Américas, este organismo ha continuado desarrollando un trabajo de formación militar durante muchos años y ha recibido a un sinnúmero de uniformados de diversos países, que en diferentes regiones del mundo han estado involucrados en delitos de lesa humanidad.

Clarin.cl 

LAS ENTREVISTAS, OPINIONES Y ENTREVISTAS VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Epitafio para Bush en Irak.

 Fuente: www.lanacion.cl Por Raúl Sohr / La Nación Domingo.

Que distante suena la voz de Bush y sus discursos grandilocuentes sobre “una nueva arquitectura del Medio Oriente”, en la que Irak brillaría como un faro de libertad y progreso económico. Un zapatazo es un epitafio merecido para uno de los mayores fiascos de nuestro tiempo.

“Esta es un beso de adiós del pueblo iraquí, perro”, gritó el periodista Muntadar al-Zaidi cuando lanzaba sus zapatos contra el Presidente de Estados Unidos, George W. Bush. “Esto es de las viudas, los huérfanos y todos los que han muerto en Irak”, alcanzó a exclamar mientras era reducido por los agentes de seguridad. Para Bush, su última aparición en Bagdad fue una humillación sin precedentes. Lo que alguna vez soñó sería una aparición triunfante, frente a un pueblo agradecido, terminó con él agachado para esquivar el calzado que volaba en su contra. El periodista ya es una celebridad en su país y el Medio Oriente. En Bagdad millares de personas han salido a las calles a exigir su libertad. Según Amnistía Internacional, Zaidi estaría en un hospital con múltiples heridas luego de las golpizas propinadas por sus captores.

Esta semana, el Primer Ministro británico, Gordon Brown, anunció el retiro definitivo de sus tropas desde Irak. La evacuación de los 4.100 soldados restantes, que sumaban más de veinte mil al momento de la invasión, comenzará a fines de mayo y concluirá en julio del año entrante. Así, los más estrechos aliados de Washington terminan con la exigua alianza que, al inicio, fue presentada como sinónimo de “la comunidad internacional”.

En estos días han aparecido varios balances sobre los costos de una aventura militar que todavía muchos se preguntan cómo pudo ocurrir. En primer lugar está la pérdida de vidas humanas, que para los iraquíes superan las cien mil y para Estados Unidos las cuatro mil. El viernes, el Comité de Servicios Armados del Senado concluyó en forma unánime, a propósito de las políticas de tortura del gobierno de Bush, que la política de la Casa Blanca, y no de algunas manzanas podridas, “dañó nuestra capacidad de recolectar inteligencia precisa que pudo salvar vidas, fortaleció la mano de nuestros enemigos y comprometió nuestra autoridad moral”. El informe señala que los abusos cometidos en las cárceles de Abu Ghraib y Guantánamo contribuyeron de manera decisiva al reclutamiento de los insurgentes que luchan contra Estados Unidos. Las reflexiones fueron suscritas por todos los senadores republicanos. En rigor no es más que recordar una verdad tan antigua como la misma guerra: los abusos a los derechos humanos debilitan a quien los comete y, en el largo plazo, tienden a fortalecer a quien se combate.

El domingo, el periódico “The New York Times” avanzó los contenidos de un estudio sobre los esfuerzos estadounidenses para la reconstrucción de Irak. Según el diario se habrían dilapidado unos cien mil millones de dólares “debido a pugnas entre departamentos, la espiral de violencia y la ignorancia de los elementos básicos de la sociedad iraquí”.

En su momento, Paul Wolfowitz, entonces subsecretario de Defensa, buscó calmar los temores afirmando que los costos del conflicto serían sufragados por la producción petrolera iraquí. Donald Rumsfeld, que ocupaba la cartera de Defensa, fue más lejos cuando se le consultó cuánto costaría la guerra a los contribuyentes de su país: “Mi amigo, usted me subestima en forma lamentable si usted piensa que nosotros gastaremos allá (Irak) un millar de dólares de nuestro dinero”. Esto dicho por funcionarios de un gobierno que daba lecciones al mundo sobre responsabilidades administrativas, como consolidar la democracia y combatir la corrupción.

El informe citado por el diario neoyorquino puntualiza: “Las cifras duras, sobre los servicios básicos y la producción industrial, recogidas revelan que todo el dinero gastado en el esfuerzo de reconstrucción nunca logró más que restaurar lo que fue destruido durante la invasión y el saqueo generalizado que vino a continuación”. Que distante suena la voz de Bush y sus discursos grandilocuentes sobre “una nueva arquitectura del Medio Oriente”, en la que Irak brillaría como un faro de libertad y progreso económico. Un zapatazo es un epitafio merecido para uno de los mayores fiascos de nuestro tiempo. // LND

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÌA INTERNACIONAL – CHILE.

¡Atención! El 21 de diciembre comienza último periodo de EIA de CELCO.

Fuente: www.elciudadano.cl

El 21 de diciembre comienza el último período que tiene Celulosa Arauco para realizar los Estudios de Impacto Ambiental correspondientes a la temporada de verano.  El 21 de marzo termina el plazo para presentar los informes y en definitiva, el 15 abril de 2009 expira el plazo prorrogado por la CONAMA

¿Qué validez tiene un Estudio de Impacto Ambiental? ¿Es confiable para el ciudadano común? Lamentablemente debemos decir que NO. No confiamos en los resultados pues siendo estos positivos o negativos, los proyectos son aprobados de todas formas. Eso es lo que se ha visto. Pasó con la hidroeléctrica en San Pedro, por acá, ni tan lejos ni tan cerca. Entonces… ¿de qué forma nos podemos proteger cuando no queremos ver intervenidos aquellos lugares que defendemos?

Para quienes defendemos el mar, para quienes defendemos Mehuin, para quienes queremos seguir teniendo al mar como fuente de alimentos, para quienes queremos seguir disfrutando de las playas de Mehuin como un lugar de descanso y bañarnos confiados en sus aguas puras, para quienes regresaremos una y otra vez al lugar donde nacimos, para muchos que tienen como único lugar de veraneo aquel lugar, para la gente del mar vecino amenazado al norte y al sur, para todos ellos y para todos nosotros, la única forma de impedir que más de 300 kilómetros de costa sean contaminados y sembrados de muerte, es evitar que se realicen los EIA.

Y quienes han cumplido esa angustiante labor son los pescadores artesanales y los Lafkenche. Por más de 12 años están en conflicto. Por 31 largos meses han vigilado el mar día y noche; de día  mirando desde distintos puntos si aparece alguna embarcación sospechosa y en las noches haciendo  rondas con las lanchas a todo el sector. Labor muy arriesgada, cierto, pues se debe salir con lluvia, frío y muchas veces con el mar en malas condiciones. Sabemos que eso es necesario si queremos nuestro mar libre de contaminación; nosotros mismos somos parte del mar

Para dar inicio a la nueva temporada de vigilia, el día sábado 20 de diciembre se realizará una Rogativa frente al Mar. Por la protección y la NO realización de los EIA en Mehuin. En la tarde, los niños tendrán una once especial como término del taller realizado durante todo el año por estudiantes de Valdivia, como una forma de distraerlos del conflicto que ellos también están viviendo, es cosa de ver sus dibujos.

Quienes puedan acompañarnos el día sábado 20  o bien visitarnos en la Sede de Misisipi, serán bienvenidos. Cualquier día es un buen día para compartir con quienes realizan esta difícil tarea: Defender el MAR de la contaminación de Celulosa Arauco es defender la vida

No a la contaminacion del Mar.

No a los EIA.

No al Ducto de CELCO.

Movimiento por La Defensa del Mar. movdefensadelmar@gmail.com
¡NO AL DUCTO!
Completa información : http://www.noalducto.com/

Nota sobre la convocatoria:

http://www.valdivianoticias.cl/info.asp?Ob=1&Id=23986

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.