Desarrollo digital e inclusión de las mujeres en el Chile del bicentenario.

 

Fuente: www.lanacion.cl Por Patricia Peña, MujeresEnConexión.org

La incorporación de una perspectiva integral de género en esta nueva política pública representa un tema pendiente para las autoridades chilenas. Una tarea en la que la sociedad civil ya ha hecho sus aportes.

El gobierno de Chile tiene en sus manos la mejor oportunidad para implementar una visión social y de inclusión en su nueva Estrategia Digital 2007-2012, que fue presentada de manera oficial por la Presidenta Michelle Bachelet en enero de 2008. A comienzos de mayo pasado, esta estrategia ya tenía forma en 25 iniciativas destinadas a llevarse a cabo hasta 2010 mediante un plan de acción, con metas ambiciosas tales como las de garantizar la conectividad a internet para los 200 barrios más pobres del país, 90% de los hogares rurales y el acceso de diez niñas o niños por computador, entre otras.

Uno de estos propósitos incluye a las mujeres: “Mejorar la inclusión de la mujer al mundo laboral utilizando las TIC como oportunidad para mejorar su desarrollo y plena inclusión laboral”. La incorporación de una perspectiva integral de género en esta nueva política pública representa un tema pendiente para las autoridades chilenas. Una tarea en la que la sociedad civil ya ha hecho sus aportes, como se hizo en el proceso de consulta pública de la Estrategia, realizado en octubre de 2007.

Esa coyuntura política fue la que terminó por consolidar al Grupo de Trabajo Mujeres en Conexión de Chile, una agrupación voluntaria constituida por personas involucradas con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación-TIC desde distintas áreas, que siguió el proceso desde sus inicios y realizó una propuesta que recomienda iniciativas para avanzar en los derechos de las mujeres con respecto a las TIC.

Este colectivo llamó a mirar la necesidad de potenciar “la incorporación del enfoque de género como una meta estratégica para el desarrollo digital en Chile, porque permite alcanzar resultados más integrales en cada uno de los objetivos propuestos y, además, es coherente con el Plan de Acción Regional sobre Sociedad de la Información para América Latina y el Caribe (Plan ELAC 2007-2010), definido en la última etapa de la Cumbre de la Sociedad de la Información 2005 (Túnez) y al que Chile adhirió”.

Entre las justificaciones del planteamiento, se sostiene que “la dimensión de género otorga valiosas herramientas para enfrentar políticas efectivas de inclusión, generadoras de cohesión social, atendiendo las asimetrías culturales que emergen también en la sociedad del conocimiento (…) La introducción de una perspectiva de género a nivel transversal en las políticas públicas con intervenciones focalizadas en materia de TIC, es fundamental para construir una agenda temática desde las necesidades, expectativas y realidades de las mujeres chilenas de acuerdo con sus diferencias de edad, ubicación geográfica (urbana o rural), etnia, cultura, nivel educacional, situación socioeconómica, entre otras dimensiones”.

Es por eso que si nos damos el trabajo de mirar las propuestas desde las necesidades de desarrollo de las mujeres en la Estrategia de Desarrollo Digital, en cuanto a estudios, catastros y evaluación, habilitación de capacidades, género, participación y ciudadanía, medios de comunicación digital y género, TIC y empleo, entonces se desprenderán varias iniciativas que deberán ser satisfechas si es que queremos ser inclusivos y si de verdad nos encontramos trabajando hacia el nuevo país que queremos palpar ahora ya al borde el bicentenario.

Porque como dice Victoria Uranga, académica de la Facultad de Comunicación de la Universidad Diego Portales, también integrante de este grupo de trabajo, “al revisar las metas propuestas en la estrategia de desarrollo digital es alentador ver la apertura que se plantean en temas como el impulso al uso del software libre o avances en un marco jurídico que vele por la protección de los datos personales; sin embargo, al ver esta única meta de género sentimos que focaliza sólo el potencial uso productivo de las TIC y que no se apostó por una mirada transversal que permeara todas las iniciativas propuestas, y que permita equilibrar esta importante dimensión brecha social”.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTA BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTIA INTERNACIONAL – CHILE

Anuncios