Visión global para mejorar la educación

Fuente: http://www.lanacion.cl Editorial

La petición de los estudiantes del Liceo de Aplicación en el sentido de ser tratados con igual consideración que las alumnas del Colegio Cumbres víctimas de un accidente, pudo ser muy dura. Pero refleja el sentimiento de jóvenes que perciben que sus problemas son insuficientemente escuchados.

La pérdida de la vida de un ser querido es el mayor dolor que puede afectar a un ser humano. De allí que la solidaridad con la comunidad del Colegio Cumbres esté justificada. El drama de los estudiantes del liceo municipalizado del centro de Santiago es distinto: menos trágico, pero más extendido en el tiempo. El derrumbe en las instalaciones del recinto evidencia un sistema educacional en crisis. No es un caso aislado. Baste recordar el abandono en que se encuentra la infraestructura del principal establecimiento educacional público de la comuna de Santiago y del país, el Instituto Nacional.

Estas evidencias hacen urgente que el Congreso legisle con agilidad sobre un nuevo marco para el mejoramiento de la educación. Los últimos dos años han sido ricos en debate y movilizaciones sociales, de un modo en que se han escuchado los más diversos puntos.

La comunidad educacional organizada, que tiene como protagonistas a estudiantes, profesores y apoderados, ha planteado con fuerza la necesidad de una reforma profunda que apunte al fortalecimiento de la educación pública, de manera que ésta sea un instrumento eficaz para superar crecientes brechas sociales. En alguna medida, esa voluntad de los estamentos involucrados en la enseñanza no ha coincidido con el consenso político alcanzado para legislar sobre esta materia.

Esta asimetría se manifiesta hoy en que la Comisión de Educación del Senado está prolongando la discusión del proyecto de Ley General de Educación (LGE) para conseguir una visión global de todos los proyectos orientados a obtener una reforma profunda (Ley de Superintendencia, Ley de Calidad de la Educación y Ley de Fortalecimiento de la Educación Pública). Se busca acercar posiciones entre quienes sienten que la ley de rango constitucional, la LGE, es insuficiente para contener las demandas de las organizaciones sociales del mundo de la educación y la oposición, que se sentiría cómoda con un cambio cosmético al modelo de municipalización y subsidio a la iniciativa privada.

Las decisiones del Senado reflejarán una correlación de fuerzas políticas que no se puede modificar hasta los comicios de 2009. Este hecho pone límites a un cambio más profundo. Sin embargo, es tal la urgencia de las transformaciones que parece impensable paralizar todas las modificaciones sin infligir un daño a una generación de jóvenes.

La reforma educacional global que está ya prefigurada en el conjunto de proyectos de ley en debate o a punto de entrar al Congreso abre una esperanza para la generación que hoy ingresa al sistema público. Es una ocasión de avanzar que debe aprovecharse para entrar a nuestro tercer siglo de vida republicana con bases sólidas que permitan un efectivo crecimiento con equidad.

LAS OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTIA INTERNACIONAL – CHILE.


Anuncios

Inédito encuentro de la Armada con grupos de DD.HH.

Fuente: www.amnistia.cl

Organizaciones de derechos humanos -entre las que se cuenta la Agrupación de Amigos del desaparecido sacerdote Miguel Woodward- pidieron al jefe de la Armada, almirante Rodolfo Codina, que haga pública la información que tiene la institución acerca de los marinos que participaron en actos de tortura y desaparición durante la dictadura militar.

Organizaciones entregaron al jefe naval un documento con siete puntos, en donde emplazan a la rama a pedir perdón por las violaciones de DD.HH. durante la dictadura.

En una reunión inédita, de casi dos horas, que el director ejecutivo de Amnistía Internacional-Chile, Sergio Laurenti, calificó como ‘muy positiva’, los grupos también le plantearon a Codina que la Marina pida perdón.

Respecto de este punto, Codina aseguró que ‘es algo personal, lo he dicho reiteradamente, viene de la persona que cometió alguna falta o algún delito, las instituciones podrán lamentar muchas veces lo que sucede, pero el perdón para que tenga valor debe ser personal’.

Laurenti aclaró que ‘no hubo acuerdos finales, pero sí interés’ en seguir trabajando en torno de un documento con siete puntos que le entregaron.

El texto incluye la exigencia de la entrega de información sobre los hechos, el reconocimiento formal por la Armada de los crímenes y las responsabilidades, la aplicación por parte de la Armada y por tribunales ordinarios de una verdadera justicia a los responsables, la reforma de la doctrina de la seguridad nacional y la obediencia debida, un cambio en el rol del buque escuela ‘Esmeralda’, arrepentimiento y perdón, e identificar formas activas de reparación a las víctimas.

Laurenti señaló que se acordó que haya una respuesta a la lista de peticiones y que aunque ‘no tenemos promesas, no tenemos un cronograma definitivo, yo creo que hay voluntad de avanzar, es un paso muy positivo’.

Codina, por su parte, comentó que acogieron ‘favorablemente’ la petición y que si bien no se fijaron plazos de trabajo, sí trabajarán ‘de la mano’ con las agrupaciones para ir salvando uno a uno los ‘inconvenientes’.