Yo NO soy orgulloso de los Carabineros de Chile.

Fuente: Ciudad Elefante

 

Ha sucedido un hecho tristísimo, la muerte de varios carabineros en Panamá y algunas mujeres que les acompañaban, más ciudadanos de ese país, que habían abordado el fatídico helicóptero, ayer 29 de mayo. Pienso en las familias que han dejado y en los posibles sufrimentos físicos durante y tras el suceso. Vayan mis condolencias como co-dolor por seres humanos que sufren. Desde una perspectiva mediática, he estado sorprendido por la relevancia que se le ha dado a la mayor autoridad fallecida en el siniestro y el menor cuidado por destacar alguna dimensión humana de sus acompañantes. Pero este no es el detalle principal al que quería referirme. Me causa preocupación ciertas frases-a la vez lugares comunes- en donde se expresa el “inmenso cariño de la ciudadanía y el orgullo de los chilenos, la tremenda credibilidad de la institución de Carabineros en nuestro país”.Debo ser honesto y si quieren les concedo ser bicho raro: Yo NO soy orgulloso de la institución de Carabineros de Chile. En primer lugar por su participación oscura, penosa, en la violación de los Derechos Humanos en la brutal dictadura de Pinochet y más tarde por su actuar conscientemente en os muchos momentos en que ocultaron la verdad y protegieron cobardemente sus filas frente a la -incluso tímida- acción de la justicia. En segundo lugar por aceptar de TODOS los gobiernos de la Concertación el uso abusivo de su poder frente a las expresiones descontento de la civilidad. He visto y he sufrido la BRUTALIDAD del trato policial por parte de Carabineros de Chile. La
Concertación ha usado la fuerza policial en la línea histórica en que han sido utilizadas las fuerzas policiales en el todo el mundo: como elementos disuasivos de las esperanzas de igualdad levantadas desde el pueblo. Estudiantes Secundarios y Universitarios, Pescadores
Artesanales, Pueblo Nación Mapuche, Deudores Habitacionales, Activistas de Derechos Humanos, Ecologistas, Pobladores y tantos otros colectivos civiles han recibido la represión SIN PIEDAD y las técnicas perversas heredadas de la dictadura y PRACTICADAS INSTITUCIONALMENTE. Asesinos como los de Daniel Menco, Alex Lemún, Matías Catrileo, pertenecientes a sus filas, SIGUEN IMPUNES.

Debo ser honesto, NO creo en los Carabineros de Chile ni me siento orgulloso de ellos.

 

Claudio Escobar Cáceres

Ingeniero Civil

Profesor de Estado

La mirada de Amnistía Internacional. Informe Anual 2008.

Fuente: www.amnistia.cl

Amnistía Internacional – Chile presentó públicamente el Informe 2008 “El Estado de los Derechos Humanos en el mundo” en un multitudinario acto realizado el 28 de mayo, en la Universidad Alberto Hurtado. Al acto, que contó con la presencia de representantes de la sociedad civil, embajadas y simpatizantes de la organización, no asistieron representantes del Gobierno, que estaban especialmente invitados. El informe fue comentado por el periodista Juan Pablo Cárdenas, la diputada Karla Rubilar y el Presidente de AI Chile, Karl Böhmer.

La mirada de Amnistía Internacional

Sesenta años después de 1948, rendimos homenaje a la visión extraordinaria de quienes redactaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en cuya elaboración tuvo una destacada participación el embajador y diplomático chileno Hernán Santa Cruz. Dedicamos nuestro Informe 2008 a todas las personas que con valentía y persistencia siguen arriesgando su vida en la defensa de los derechos humanos.

En el Informe 2008 de Amnistía Internacional se documenta la situación de los derechos humanos en 150 países. Este Informe muestra una sociedad civil mundial dividida por la desigualdad, marcada por la discriminación y desfigurada por la represión política y las violaciones de Derechos Humanos que cometen los Estados y los abusos de grupos armados de oposición, y algunos grupos económicos y actores no-estatales.

A diario, los defensores y defensoras de los derechos humanos –en todo el mundo- ponen contra las cuerdas a los poderosos, sacan a la luz la verdad y dan voz a quienes no la tienen. La defensa de los Derechos Humanos abarca amplios sectores de la vida de las comunidades, y por supuesto, no está limitada al ámbito de la labor de las organizaciones o la abogacía. Se extiende a ámbitos que abarcan desde los derechos de las mujeres, los pueblos originarios, o la diversidad sexual; hasta la libertad de sindicalización, el acceso a la información, la libertad de expresión o la preservación del medio ambiente, por citar unos pocos.

En todas las regiones del mundo se violan los derechos con total impunidad. Se mata y tortura a personas por sus creencias e ideas políticas; mueren mujeres por falta de asistencia médica básica al dar a luz; comunidades enteras se ven privadas de su hogar de forma intencionada a manos de partes interesadas, que de manera despiadada buscan explotar los recursos y saciar su naturofagia.

No obstante lo anterior, en los últimos 60 años, la humanidad ha ido poco a poco haciendo suyo el mensaje de los derechos humanos y entendiendo su promesa. Este informe muestra por qué, para que se materialice la visión de la Declaración Universal de Derechos Humanos de un mundo libre “del temor y de la miseria”, no hay más que un camino: trabajar para garantizar que la indivisibilidad de los derechos consagrados en la Declaración sean una realidad auténtica para todas las personas.

En este informe presentamos un enfoque que se podría calificar como ingenuo, pero no lo es en absoluto: Amnistía Internacional plantea hoy a los gobiernos del mundo el doble desafío de pedir disculpas por seis décadas de fracaso en derechos humanos y de renovar su compromiso para realizar mejoras concretas. Un cambio de actitud, que pase de la retórica de los discursos y las salas alfombradas en las reuniones internacionales, a las realidades de las personas que sufren en todo el mundo, por falta de acceso o denegación de los derechos fundamentales.

Sitios como Colombia, Darfur, Zimbabue, Gaza, Irak, Sudáfrica y Myanmar son “hierros candentes” en las manos frecuentemente insensibles de la comunidad internacional.

El año 2007 se caracterizó por la inhabilidad, la falta de voluntad política, impericia e impotencia de los gobiernos occidentales y la ambigüedad o renuencia de las potencias emergentes a enfrentar con coraje algunas de las peores crisis mundiales de derechos humanos. Este es el caso tanto de los conflictos prolongados, como el de los abusos y desigualdades que siembran el desaliento y dejan relegadas a tantos millones de personas.

La injusticia, la desigualdad, la discriminación y la impunidad se han transformado en las marcas distintivas de nuestro mundo. Los gobiernos y los organismos internacionales tienen que actuar ya para acabar con la gigantesca brecha que separa lo que se dice de lo que se hace.

Amnistía Internacional revela que 60 años después de haber sido adoptada la Declaración Universal de los Derechos Humanos por las Naciones Unidas, hay todavía al menos 81 países donde se infligen torturas o malos tratos a las personas; que en al menos 54 países se las somete a juicios sin las garantías debidas; y que en no menos de 77 naciones no se permite hablar con libertad ni se tolera el libre flujo de las ideas.

La mayor amenaza para el futuro de los derechos humanos es la ausencia de una visión compartida y de un liderazgo colectivo, para enfrentar con seriedad y los recursos necesarios las crisis que se avecinan como sombras gigantescas para la humanidad: el calentamiento global y su impacto sobre las comunidades tradicionales y más pobres del mundo;, la crisis de los alimentos; el impacto del terrorismo en la seguridad pública; el crecimiento permanente de las poblaciones carcelarias; y los siempre presentes desafíos en el acceso y la exigibilidad de derechos como la vivienda, la salud, la seguridad, la justicia y la educación.

El año 2008 ofrece una oportunidad sin precedente a las dirigencias políticas que acceden al poder y a los países que están emergiendo en la escena mundial para “rayar la cancha” de nuevo para la construcción de un mundo más justo y en paz; y para rechazar las políticas y prácticas miopes que en los últimos años han hecho del mundo un lugar muy peligroso y dividido.

En Amnistía Internacional queremos que se establezca un nuevo paradigma de liderazgo colectivo basado en los principios consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Tenemos una larga lista de expectativas en éste Informe, pero podrían resumirse diciendo: Son los más poderosos quienes tienen que predicar con el ejemplo.

Algunos ejemplos de esto:

• China tiene que cumplir las promesas en materia de derechos humanos que formuló en torno a los Juegos Olímpicos y permitir la libertad de expresión y de prensa, y acabar con la práctica de la “reeducación por el trabajo”. Hoy, exigimos poner las consideraciones éticas por sobre los intereses materiales de unos pocos y que se permita que su sociedad civil goce de todos los Derechos Humanos.

• Estados Unidos tiene que cerrar el campo de detención de Guantánamo y demás centros secretos de detención, juzgar a los detenidos en procesos justos o ponerlos en libertad, y rechazar sin sombra de duda el uso de la tortura y los malos tratos. Hoy exigimos, una vez más, que Estados Unidos haga valer el Artículo 5 de la Declaración que se concibió en su suelo: “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

• Rusia tiene que mostrar mayor tolerancia hacia la disidencia política, y tolerancia cero hacia la impunidad por los abusos contra los derechos humanos en Chechenia. Hoy exigimos, una vez más, la plena vigencia de los Derechos consagrados en la Declaración, que siempre tuvo problemas de reconocimiento en esas latitudes.

• La Unión Europea tiene que investigar la complicidad de sus Estados en las “entregas extraordinarias” de personas sospechosas de terrorismo, y aplicar a sus propios integrantes los mismos estándares en materia de derechos humanos que fija para terceros países. Hoy exigimos que haga cumplir los compromisos contraídos al suscribir la Declaración Universal y la Declaración Europea de Derechos Humanos.

Chile ha estado presente por muchos años en el corazón y las conciencias de muchas personas solidarias alrededor del mundo. Quiero contarles que Amnistía Internacional ha estado en Chile desde mediados de 1977, pero en 1983, hace 25 años, Amnistía Internacional – Chile fue reconocida como parte del movimiento Internacional, como resultado de la visión de un grupo de mujeres y hombres de nuestro país que estaban profundamente comprometidos en construir un futuro con paz y justicia.
En la región de América Latina las dictaduras fueron reemplazadas por regímenes más o menos democráticos, pero aún siguen persistiendo flagrantes violaciones a los derechos humanos.
Los Pueblos Originarios siguen postergados en el goce pleno de sus derechos civiles, políticos y también económicos, sociales y culturales. La violencia que sufren las mujeres no deja de cobrar víctimas y las noticias de femicidio se han transformado en una crónica habitual; Las personas sexualmente diversas: lesbianas, gay, travestis, transexuales y transgéneras se ven amenazadas, hostigadas y excluidas de establecer vínculos legales que los equipare plenamente. Grupos armados privados realizan secuestros, y empresas contratistas de mercenarios se involucran en conflictos armados, cometiendo abusos e involucrándose en crímenes de lesa humanidad. Muchos estados incumplen su rol de proteger a los habitantes de los abusos de sus fuerzas de orden y seguridad y a veces aún participan en el menoscabo de derechos, por ejemplo restringiendo la libertad de expresión.

Este gris panorama no ha sido un impedimento, para que las voluntarias y los voluntarios de Amnistía Internacional continúen trabajando a favor de concretar la misión de la organización: Construir una cultura de los Derechos Humanos.
La Agenda de Derechos Humanos para el Bicentenario sigue a la cabeza de nuestros programas de acción, y aunque silenciosamente, comienzan a percibirse evidencia del impacto y de una preocupación en la opinión pública sobre “los nuevos temas” de Derechos Humanos y su inclusión en las políticas públicas.

Para ello hemos salido a la calle, hemos investigado, hemos hecho lobby y presión ante las autoridades. También se ha tomado contacto con otras organizaciones, que persiguen ideales similares.

No hemos dejado de recordar, de exigir y buscar el fin de la impunidad de quienes violaron los Derechos Humanos en el pasado reciente de nuestra región. Nuestro mayor logro en ésta área ha sido la extradición, para enfrentar la justicia de su país del ex presidente peruano Alberto Fujimori.
Sin embargo, aún no se logra plenamente la verdad, justicia y la reparación en los casos de violaciones a los Derechos Humanos. No hemos dejado de actuar sobre los temas del pasado, como los hechos vinculados con la tortura a bordo del buque-escuela “Esmeralda” y nos unimos a otras organizaciones que exigen del Estado una solución justa de las violaciones cometidas en el pasado.

Saludamos los logros de la investigación en relación al caso de el asesinato y desaparición del sacerdote Miguel Woodward, a cargo de la jueza Eliana Quezada en Valparaíso; y el reciente anuncio del juez Víctor Montiglio que ha resuelto el procesamiento de 98 personas sospechosas de graves cargos en el caso Operación Colombo. Los magistrados y las magistradas deben investigar y resolver sin intervenciones indebidas, pues éste es el único modo en que la justicia cumpla su cometido.

Continuamos comprometidos con la situación de presas y presos mapuche y con nuestras acciones para asegurar que Chile ratifique sin reservas el Convenio 169 de la OIT.
No ha faltado la solidaridad internacional: Amnistía Internacional se caracteriza por el apoyo a las personas individuales cuyos derechos son vulnerados en cualquier parte del mundo. No nos interesa el color político de los regímenes que los violan, nos importa que todas las personas disfruten de todos los Derechos en todo el mundo. En éstos últimos días, hemos ampliado nuestro trabajo de solidaridad internacional para abarcar los países vecinos en la región. Queremos revertir esa repugnante idea que señala que “Chile está en un mal vecindario”.
En el Informe sobre Chile, la referencia abarca temas tales como:

• Las protestas que reflejaban un malestar generalizado por las desigualdades económicas, y se intensificó el debate sobre la necesidad de un salario mínimo.
• La recurrente situación de impunidad en la búsqueda de la justicia por violaciones cometidas en el pasado y los diversos intentos de poner límites a la acción de los magistrados.
• La rampante discriminación de la que son objeto los pueblos indígenas;
• Y el preocupante crecimiento de la violencia que sufren las mujeres, El informe reseña como las deficiencias legales, los procedimientos burocráticos y una acción policial inadecuada siguieron dificultando los enjuiciamientos por actos de violencia doméstica y sexual contra mujeres, lo que se ha transformado en un escándalo terrible para Chile.

A esto se agregan restricciones incomprensibles en las que unos pocos buscan imponer sus ideas y visión del mundo a millones, como es el caso del reciente dictamen del Tribunal Constitucional en relación con la distribución de la “píldora del día después”, lo que termina por afectar –como es habitual- a las personas más pobres.

En materia de libertad de expresión expresamos la solidaridad de Amnistía Internacional para con el fotógrafo de la agencia Efe, Víctor Salas Arenas, quien resultó herido de gravedad en su ojo derecho, tras ser golpeado con un bastón por un Carabinero a caballo, durante una protesta frente al Congreso cuando la presidenta Michelle Bachelet entregaba su cuenta anual al país. Así mismo expresamos nuestra preocupación por el reiterado uso excesivo de la fuerza por parte de Carabineros

También solidarizamos con Elena Varela, cineasta, productora y guionista, compositora y gestora cultural, En este momento ella está encerrada en una celda helada y sin luz, sin comunicación con el exterior, sin derecho a leer o ver las noticias. Ha sido interrogada con virulencia. Amigos, colaboradores y familiares fueron amenazados. Su productora fue destrozada en un allanamiento.

Queremos saludar los anuncios de la presidenta Michelle Bachelet, que en su cuenta anual hace pocos días se refirió a algunas medidas sobre derechos humanos que impulsará durante el año. Es el tercer año consecutivo de promesas vinculadas con la ratificación del Convenio 169 de la OIT que promueve los derechos indígenas, y la ratificación del Estatuto de Roma, y la creación del Instituto Nacional de Derechos Humanos. Son iniciativas muy pertinentes, que forman parte de nuestras recomendaciones de la Agenda de Derechos Humanos del Bicentenario y que agradecemos, sin olvidarnos que “del dicho al hecho, hay un largo trecho”.

Es necesario que haya apoyo substantivo del Poder Legislativo. A menudo, por diferencias políticas mezquinas se deja de hacer y no se avanza. Los problemas que afectan a los derechos humanos no son tragedias aisladas, sino que actúan como virus que pueden infectar y propagarse con gran rapidez y ponernos a todos en peligro. Por eso es necesario que la política se aleje de la retórica y se comprometa para contribuir en la construcción de un país donde los Derechos Humanos sean apreciados, promovidos y defendidos.

Junto con la creciente información y preocupación por los Derechos Humanos, crece en las personas la exigencia de justicia, libertad e igualdad. Algunas de las imágenes más impactantes del año 2007 fueron de monjes en Myanmar, de abogados en Pakistán y de mujeres activistas en Irán. Pero, más cerca de nosotros en muchos rincones de Chile, las personas se organizan y se movilizan. La gente, inquieta e indignada, no se quedará callada, y los dirigentes no deben ignorar a la opinión pública ni a la percepción de que “es hora de derechos para todas las personas, en todo el mundo”.

Los gobiernos tienen que demostrar hoy el mismo grado de amplitud de miras, coraje y compromiso que hace 60 años llevó a las Naciones Unidas a adoptar la Declaración Universal de Derechos Humanos. La Declaración nos pertenece a todos y todas: corresponde ahora leerla, estudiarla, promoverla y reivindicarla como propia.

Nuestro trabajo está dirigido hacia un Chile y un mundo más justo e inclusivo, que se construye con libertad y equidad entre todos y todas, todos los días. AI ha hecho de la vela envuelta en alambre de púas su símbolo .El alambre de púas representa todo lo negativo que hemos expuesto y que tiene sumergido a los seres humanos en el temor. Es tiempo de generar un estado de cosas en que se haga realidad la erradicación de ese alambre de púas de nuestros corazones, mentes y de nuestro entorno.

En eso trabajamos, hasta el día en que no necesitemos más a Amnistía Internacional.

Karl Böhmer, Camille Charru, Sergio Laurenti AI – Chile

 

CUARENTA ORGANIZACIONES REPUDIAN PROYECTO DE ACUERDO DE SENADORES FREI, ALLAMAND, ZALDIVAR Y HORVATH.

Fuente: www.patagoniasinrepresas.cl

DECLARACIÓN PÚBLICA

Ante el proyecto de acuerdo presentado la semana pasada en la Cámara Alta por los senadores de la Región de los Lagos Andrés Allamand (RN) y Eduardo Frei (DC), y de Aysén Antonio Horvath (RN) y Adolfo Zaldívar (IND), donde centran la oposición a las múltiples represas que se quieren materializar en la Patagonia a una simple maniobra extranjera y, por ende, entregan un respaldo tácito y previo a iniciativas hidroeléctricas que en la magnitud planteada impactarían social, ambiental y económicamente en forma negativa el presente y futuro de comunidades y territorios, las diversas organizaciones y agrupaciones chilenas abajo identificadas declaran lo siguiente:

· Llama la atención que estos senadores califiquen de orquestación foránea el intento nacional y global por proteger a las comunidades y ecosistemas chilenos de una intervención a gran escala mediante mega represas, pero que sin embargo no tengan problemas en apoyar tácitamente intereses económicos de empresas extranjeras españolas en el caso de Endesa y Acciona, italianas en el de Enel y canadienses en el de Transelec, por nombrar algunos ejemplos de proyectos originados fuera de nuestro país.

· Más aún, es paradójico que quienes no cuestionan que la propiedad de un bien nacional de uso público básico y estratégico como el agua esté hoy concentrada en manos de empresas eléctricas privadas trasnacionales critiquen a los chilenos y extranjeros que buscan su recuperación nacional para un uso pensando en el bien de ecosistemas de los que dependen los chilenos y chilenas del presente y el futuro.

· Nos avergüenza como compatriotas el nivel de desinformación que demuestran estos cuatro parlamentarios respecto de la opinión que las comunidades por ellos representadas tienen sobre mega iniciativas hidroeléctricas que se quieren desarrollar en la Patagonia y en otras zonas del territorio nacional.

· Es preocupante que estos senadores no se hagan cargo de la visión que sobre los proyectos de represas en la Patagonia tienen, por ejemplo, el Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena -que integran más de 30 organizaciones del país-, miles de compatriotas que día a día expresan su clamor por diversas vías y organizando múltiples actividades, y ese 53 por ciento nacional silencioso que expresó que no quiere represas para transmitir esta energía a 2.300 kilómetros de distancia.

· Pero más grave aún nos parece la participación en este proyecto de acuerdo de los senadores por Aysén Adolfo Zaldívar y Antonio Horvath, quienes desde un principio han hecho oídos sordos al clamor de su región respecto al tema. Ellos han obviado en todo momento que prácticamente 40 organizaciones de Aysén han expresado públicamente su oposición a estas iniciativas, al igual que los habitantes de Caleta Tortel que rechazaron en una consulta ciudadana por un 76 por ciento los proyectos de represas en los ríos Baker y Pascua. Tristemente, aún esperan a estos representantes populares los asientos que tenían reservados en octubre pasado para la finalización en Coyhaique de la Cabalgata Patagonia sin Represas, donde más de un centenar de pobladores ayseninos recorrió por 9 días esta tierra para expresar su disconformidad con la construcción de represas en su suelo. Aún les esperan miles de patagones de Palena y Aysén para que participen en las actividades que cotidianamente organizan. En fin, aún les esperan estos hombres y mujeres de la Patagonia para que los escuchen de una vez por todas.

· Llamamos a los senadores a no hacerse cómplices de este proyecto de acuerdo que veladamente defiende -al margen de la institucionalidad ambiental que como país nos hemos dado- intereses privados, no colectivos ni nacionales, sin antes haberse informado claramente sobre la opinión de los chilenos, de su gente, y conocido las consecuencias negativas que estas iniciativas generarían en el ámbito social, ambiental y económico para la Patagonia y el país.

· Chile hoy necesita más que nunca de la claridad y buen juicio de sus autoridades y representantes, no dando un cheque en blanco a intereses privados que quieren usar un bien nacional de uso público, de todos los chilenos, a costo cero, y donde las externalidades negativas serían asumidas por sus compatriotas más indefensos. Y más aún, por esos chilenos de la Patagonia que tanto han aparecido en los medios de comunicación durante la última semana.

· Esto es más cierto aún cuando está demostrado que Chile sí tiene alternativas realmente renovables, limpias y sustentables para la estrechez energética, siendo incluso la hidroelectricidad una de ellas, a una escala sensata, sustentable y controlable, sin represas que han sido fuertemente cuestionadas por el Informe de la Comisión Mundial de Represas.

· Debemos avanzar en la eficiencia y ahorro de energía, porque está demostrado que nuestro país crece porcentualmente en forma similar al aumento del consumo energético en circunstancias que en los países desarrollados de la OECD la relación es hoy casi la mitad en beneficio de la eficiencia. De esta forma, actuamos con una irresponsabilidad energética suicida sin considerar que vivimos en un país y planeta limitados.

· Por Aysén, la Patagonia y por Chile, hagamos las cosas bien, con un debate amplio, democrático y participativo. Que somos los chilenos de hoy y mañana quienes viviremos los aciertos o errores de quienes nos gobiernan.

Suscriben la presente declaración:

1. Agrupación ChillánActivo (Región del Bío Bío)

2. Comité de Defensa de la Provincia de Palena (Región de Los Lagos)

3. Geoaustral (Región de Los Lagos)

4. Mesa Privada Territorio Palena Emprende (regiones de Los Lagos y Aysén)

5. Agrupación Mesa Representativa La Voz de Tortel (Región de Aysén)

6. Corporación Privada para el Desarrollo de Aysén (Región de Aysén)

7. Corporación Costa Carrera (Región de Aysén)

8. Escuela de Guías de la Patagonia (Región de Aysén)

9. Comité Pro Defensa de la Flora y Fauna filial Aysén (Región de Aysén)

10. Agrupación Defensores del Espíritu de la Patagonia de Cochrane (Región de Aysén)

11. Agrupación Herederos de la Patagonia de Villa Cerro Castillo (Región de Aysén)

12. Asociación Gremial de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Lago Caro (Región de Aysén)

13. Asociación Gremial de Pequeños Agricultores de Río la Paloma (Región de Aysén)

14. Unión Comunal del Adulto Mayor de Puerto Aysén (Región de Aysén)

15. Asociación Indígena ‘Mawun Mapu’ (Región de Aysén)

16. Comunidad Mapuche Huilliche ‘Mahuelquín Delgado’ (Región de Aysén)

17. Comunidad Mapuche Huilliche ‘Guaquel Marimán’ (Región de Aysén)

18. Comunidad Mapuche Huilliche ‘Melipichún Nitor’ (Región de Aysén)

19. Cooperativa de Pescadores Artesanales y Armadores de Puerto Aguirre (Región de Aysén)

20. Sindicato de Pescadores Artesanales y Buzos Mariscadores ‘Los Delfines’ de Puerto Cisnes (Región de Aysén)

21. Cámara de Turismo y Comercio de Puyuhuapi (Región de Aysén)

22. Consejo de Desarrollo Local de Puyuhuapi (Región de Aysén).

23. Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida (Región de Aysén)

24. Agrupación Nacional Jóvenes Tehuelches (Región Metropolitana, Región de Valparaíso, Región del Bío Bío, Región de la Araucanía, Región de Los Ríos, Región de Aysén)

25. Organización de Jóvenes Mapuche ‘LaKuTuN’ (Región Metropolitana)

26. Oficina de Asuntos Indígenas de La Granja (Región Metropolitana)

27. Agrupación Mapuche ‘Trawun Mapu’ (Región Metropolitana)

28. Agrupación Mapuche ‘Kila Lof’ (Región Metropolitana)

29. Agrupación Mapuche ‘Rhelmu Antu’ (Región Metropolitana)

30. Agrupación Mapuche ‘Werken Mapu’ (Región Metropolitana)

31. Agrupación Mapuche ‘Newen Peai’ (Región Metropolitana)

32. Agrupación Mapuche ‘Meli Newen Mapu’ (Región Metropolitana)

33. Corporación Chileambiente

34. Ong Ecosistemas

35. Fundación Terram

36. Agrupación Defensores del Bosque

37. Red Nacional de Acción Ecológica

38. Confederación Nacional de Panificadores CONAPAN

39. Geo Juvenil

40. Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena

Chile, 11 de mayo de 2008

Mesa de conversación: El agua como derecho humano.

Fuente: www.elciudadano.cl

El Movimiento Ciudadano Anti Pascua Lama tiene el agrado de invitarles a participar en una nueva mesa de conversación de nuestro ciclo realizado durante todos los martes del mes de mayo. Este próximo martes 27 de mayo lo invitamos a discutir cómo la minería pone en riesgo el agua que es un derecho humano de todas las personas y comunidades.

En la ocasión estarán presente Hugo Gutiérrez, abogado e integrante de la Asamblea Nacional de Derechos Humanos. Expondrá cómo con estas problemáticas se violan derechos humanos, también nos explicará la relevancia de la autodeterminación de los pueblos y la participación política y social para defender el agua.

También contaremos con las interesantes reflexiones de Armando Uribe en entrevista grabada. Este abogado especializado en minería, poeta y premio Nacional de Literatura 1994 explicará las implicancia de los Tratado de Libre Comercio, el Tratado  Minero chileno argentinos y las implicancias geopolíticas que esto conlleva.

El  periodista Nibaldo Mosciatti, director de Radio Bío Bío será el moderador de esta mesa de conversación.

Estos tres expositores nos invitarán a ver más profundamente por qué el agua dulce en calidad y cantidad necesaria está cada vez más en disputa en el mundo y cómo ciertas actividades económicas ejercen una presión excesiva sobre el ecosistema y, por tanto, al tener problemas con el acceso al agua se está atropellando un derecho básico para la vida de cualquier ser humano

Los esperamos mañana MARTES a las 20 HORAS para abrir este espacio de intercambio y construcción. Para los que no sabe el CINE ARTE ALAMEDA queda ubicado en Alameda Bernardo Ohiggins Nº 139.

Para mayor información contactarse con:

accionantipascualama@gmail.com
www.fotolog.com/nopascualama

Elena Varela y las graves violaciones al trabajo documental.

Fuente: www.elquintoinfierno.cl

Por Francisco Gedda*

Elena Varela, documentalista, fue detenida el 7 de mayo en Licanray y acusada de “asociación ilícita par delinquir y de dos delitos de robo con violencia”.

Elena Varela se encontraba realizando un documental llamado “Newen Mapuche” con fondos concursables otorgados por el Fondo Audiovisual, -su temática es el conflicto mapuche con las empresas forestales-. Este documental, iniciado con posterioridad a los delitos que se le imputan, ha cumplido todos los requisitos establecidos por el Fondo Audiovisual…

Es el tercer caso de detención en los últimos dos meses de documentalistas que registran el conflicto declarado entre las empresas forestales que producen, -en los hechos-, una terrible agresión ambiental en Arauco y Malleco y los mapuches que defienden su derecho a vivir dignamente en sus territorios ancestrales. Dos periodistas franceses, Christopher Cyril Harrison y Joffrey Paul Rossj, fueron detenidos el 17 de marzo pasado en Collipulli, mientras filmaban a un werkén. La policía requisó los equipos de filmación, así como las cintas que contenían el trabajo realizado hasta ese momento. Aunque hubo un intento de expulsión, el cónsul francés evitó que eso ocurriera. Dos días fueron agredidos en la calle junto al werkén por un grupo de doce personas. Algo similar ocurrió el sábado 3 de mayo con Giuseppe Gabriele y Dario Ioseffi, dos documentalistas italianos, en momentos en que hacían un registro audiovisual de una movilización mapuche en un predio de Forestal Mininco, reivindicado hace casi dos décadas por la Comunidad Chupilko.

Coincidentemente con los casos anteriores, el material de cámara, los archivos y documentos pertenecientes a la producción del documental “Newen Mapu” Che fueron incautados por la Policía de Investigaciones. Más grave aún, se incautaron cintas pertenecientes a “Sueños del Comandante”, otro proyecto documental cuya etapa de investigación y guión es respaldada y financiada con un Fondo Corfo. Contenían estas cintas testimonios de los afectados por las matanzas y represión de la dictadura en el año 73 y luego en los 80 en Neltume.

No hay razón alguna para que los documentales “Newen Mapu Che” y “Sueños del Comandante” sean vínculados a los “supuestos” delitos anteriores de Elena Varela. Denunciamos la incautación de sus registros como una grave violación de la libertad de expresión, del derecho de autor y del secreto profesional que ampara a las fuentes de un reportaje periodístico. Atropella también gravemente el deber ético del documentalista, y por ende de la institucionalidad del Estado, de proteger contra usos indebidos los testimonios registrados durante el proceso documental. Se atenta incluso, en el caso de las cintas relacionadas con los crímenes de la dictadura en Neltume, contra la privacidad intrínseca asociada al delicado proceso de registro de la memoria histórica, para convertirlo burdamente en instrumento de inteligencia policial. Es en suma una violación aberrante que socava las bases mismas de los reportajes y documentales audiovisuales.

Es esencial que todos los chilenos exijamos respeto al trabajo periodístico y documental en general y particularmente a aquel que intenta amplificar la voz de las comunidades mapuches hasta ahora silenciada por los medios y el Estado.

Debemos exigir para Elena Varela un juicio justo, la presunción de inocencia y la libertad provisional mientras dure el proceso. Exigir también la continuidad del documental “Newen Mapu Che”, su desvinculación de los supuestos delitos de que se la acusa y el respeto integral a su derecho de autor para todo el proceso de creación. Y por último la devolución de todo el registro documental, archivos y documentos incautados y la prohibición de que sean manipulados, revisados y violados en su privacidad por terceros.

Debemos respaldar además la forma en que actualmente el Fondo Audiovisual asigna recursos a producciones audiovisuales. Se trata de un instrumento transparente que asigna los premios, bajo criterios técnicos y artísticos, dejando de lado consideraciones políticas y policiales. Por lo tanto, debemos rechazar la pretensión manifestada por autoridades de Gobierno y Parlamentarios de oposición de solicitar antecedentes penales a los postulantes a fondos de cultura.

Debemos exigir un pronunciamiento formal y público de parte del Gobierno y del Consejo de las Artes y la Industria Audiovisual que incluya la defensa integral del trabajo periodístico y documental, de los derechos de autor involucrados y de la privacidad de los materiales audiovisuales registrados durante su realización.

En los próximos días diferentes organizaciones lideradas por la Plataforma Audiovisual de Chile impulsaran acciones y movilizaciones para proteger a Elena Varela y su trabajo documental.

Llamo a todos aquellos que aprecian los derechos ciudadanos fundamentales y los colegas periodistas y documentalistas, a realizar todas las acciones que estén a su alcance para lograr este objetivo.

____________________________________________________________
*Francisco Gedda es académico de la Universidad de Chile, director Serie Frutos del País

Mums rechaza las críticas de la Iglesia Evangélica a Ley Contra la Discriminación.

Fuente: www.mums.cl

Por Coordinación Política muMs / Mayo 2008

El Movimiento Unificado de Minorías Sexuales, rechaza la oposición que ha presentado la Iglesia Evangélica frente a la propuesta de Ley Marco contra la Discriminación y el reconocimiento de parejas del mismo sexo.MUMS no comparte las preocupaciones del vocero de la Iglesia Evangélica, el Obispo Soto ya que la propuesta de Ley Marco Contra la discriminación es amplia, apunta al respeto de los derechos humanos y ha sido consensuada con amplios sectores del país.

La Ley Contra la Discriminación y el reconocimiento de parejas del mismo sexo no atentan contra los derechos de ninguna persona, ni de las iglesias, al contrario lo que hacen es corregir en parte la desigualdad en materia de derechos que presenta parte importante de los chilenos.

 

Compartimos el respeto a la libertad de culto consagrada en nuestra leyes y en la libertad de los distintos sectores de nuestra sociedad de plantear sus posiciones sobres los debates nacionales y la formulación de las leyes. Sin embargo, entendemos también que las visiones y convicciones religiosas son personales y de libre elección, por lo cual no pueden anteponerse a los derechos fundamentales, obligaciones y libertades de las personas consagrados en la legislación nacional e internacional.En este contexto, y en la necesidad de plantear nuestros puntos de vista a las máximas autoridades del país, le exigimos que la presidencia del senado nos reciba en igualdad de condiciones.

 

Abismante diferencia entre utilidades de AFPs y condiciones de trabajadores. Tema pendiente en la ‘reforma’ del sector

Hasta mediados de los 90 era una buena opción para quienes no tenían mucha calificación. Hoy ser vendedor de AFP es un camino seguro a las deudas y el estrés. Condiciones leoninas, sueldos al borde de la ley y prácticas antisindicales no bastaron para que las demandas de este gremio fueran incluidas en la Reforma Previsional. Otra muestra del inmenso poder de la industria, que ha logrado esconder una realidad escandalosa. Felipe Saleh.
El 2 de agosto del año pasado, Hugo Mejías (52) vendedor de AFP Habitat le mostró al resto de sus compañeros la liquidación de sueldo que acababa de recibir: 150 mil pesos. Padre de tres hijos, dos de ellos en la universidad, Mejías estaba lleno de deudas. La única salida aparente era que lo despidieran para pagar sus compromisos con la indemnización. Pero nadie lo recibió. Al día siguiente, Mejías condujo su auto hasta la Cuesta Barriga y se lanzó al barranco, pero no murió y se ató al cuello una cuerda que llevaba en la guantera.

Ciertamente esta historia es un caso extremo, pero refleja en buena medida la precariedad en la que trabajan cientos de personas en el eslabón más bajo de la industria previsional. Como vendedores a comisión. “El plazo para que un vendedor reciba su sueldo en el caso de Habitat llega a 14 meses. Si un vendedor hace un traspaso en el mes de enero al segundo mes le pagan un 2%, al quinto mes le pagan un 3% y en el mes catorce, si el afiliado permanece en la AFP, le pagan otra comisión”, explica Patricio Perez, presidente del sindicato de Habitat. Así, un trabajador puede recibir un mes $400 mil y al siguiente $70 mil. Porque el sueldo base en ninguna administradora es igual al sueldo mínimo. La cifra que exige la ley, que es de $144 mil, se logra con asignaciones de colación y movilización, entre otras.

Prohibido tener 40

Otro asunto son las metas que cada vendedor debe cumplir para mantener su empleo. En promedio, se exigen unos 20 contratos al mes. Lo que en plata significa recaudar aproximadamente unos $15 millones en este tiempo.

Esta necesidad genera lo que en la industria se conoce como “incentivos perversos”. Es decir, que el vendedor pague una suma de dinero al afiliado para que firme un contrato, y la cantidad sale de sus bolsillos. “Hay personas que han llegado a pagar más de un tercio de su sueldo en incentivos. Muchos tienen que mantener una ‘bicicleta’ que al poco tiempo se hace insostenible”, dice Julia Espinosa, también de Habitat, preocupada porque este mes no ha superado los tres millones en ventas.

Con este sistema de pagos diferidos la administradora se asegura de no tener que pagar las comisiones conseguidas por el trabajador si éste es despedido y menos si el afiliado decide cambiarse de AFP por cualquier razón.

Aunque esta práctica no es tan extendida en todas las administradoras y otras pagan en diferido pero en menos tiempo, hay otras costumbres que son altamente discutibles, pero en vista del poder que ostenta la industria están lejos de acabarse. “Si un contrato es con una persona mayor de 45 años, al trabajador se le paga lo mínimo, por la posibilidad de que el afiliado se jubile anticipadamente”, explica Mirta Rivera, vendedora de Provida y presidenta de una de las dos federaciones que agrupan a los vendedores de la industria.

Otro de los pactos implícitos entre las administradoras es no aceptar a un vendedor despedido, quien debe mantenerse al menos un año fuera del sistema.

Mirta Rivera y Patricio Perez concuerdan en que este trabajo vivió su esplendor hasta mediados de los ’90. “Pero a partir del 99’, las administradoras tuvieron problemas con la “Crisis Asiática”, despidieron un montón de gente y cambiaron las reglas, decían que se pagaba mucho”, explica Pérez.

Industria intocable

Actualmente, un vendedor de AFP puede ganar desde 400 mil hasta un millón doscientos mil. Siempre y cuando logre reclutar clientes del perfil que las administradoras buscan: “gente joven, en promedio de 35 años y con una renta que supere los $500 mil, cuando la mayoría no promedia los $250 mil”, dice Mirta Rivera.

Paralelamente, los vendedores se quejan de la dificultad para negociar colectivamente, y los problemas para que los sindicatos logren tener algún poder. “El año pasado, cuando teníamos que firmar el contrato colectivo, nos cortaron el mail y los teléfonos para que no nos pusiéramos de acuerdo”, cuenta Julia Espinosa. Aunque los trabajadores de las demás empresas reconocen problemas en este sentido, la mayoría de las “aberraciones” sindicales se dan en Habitat. “Nos hicieron firmar el contrato colectivo con el finiquito al lado, si no firmábamos nos despedían”, dice Patricio Perez. Esta administradora es una marca fuerte en el mercado, la tercera en rentabilidad. El directorio lo preside el empresario José Antonio Guzmán, vinculado a la construcción a través de “Guzmán y Larrain”, y lo integra también el ex presidente de la Cámara de la Construcción Fernando Echeverría Vial.

Para el senador Guido Girardi “la reforma previsional que aprobamos es un gran avance, pero el sistema sigue teniendo dos grandes víctimas: los afiliados que entregan el 25% del total de sus rentas, y los trabajadores, que reciben comisiones miserables, muy lejos de la alta rentabilidad de las empresas. Lamentablemente durante la discusión parlamentaria no logramos tocarle un pelo a la industria”, reconoce. En cambio, los empresarios del gremio sí lograron terminar con la idea de una AFP estatal. Girardi se reunió hace algunos días con los trabajadores de las isapres, que viven una situación equivalente.

Ningún comentario

Las cifras de las que habla Girardi son elocuentes. Hasta diciembre del año pasado, el conjunto del sistema previsional percibía $141.853.137 millones de pesos en rentabilidad. Suficiente para que el tema de la “fuerza de venta” sea secundario. En la Dirección del Trabajo reconocen que hay denuncias contra las administradoras, pero ninguna pasa la Corte de Apelaciones y tampoco se han hecho estudios en torno a esta ocupación. En la Superintendencia existe una circular que norma el registro y la capacitación de los vendedores. Nada más. Y sólo se remiten a decir que los incentivos monetarios para atraer clientes “no existen”. En la Asociación de AFP, literalmente no se ha oído “ningún comentario”, aunque los encargados quedaron de hacer consultas para complementar esta crónica. Al cierre no hubo respuesta.