UN CENTENAR DE NIÑOS Y NIÑAS AYUDAN A SUS COMPAÑEROS A RESOLVER SUS PROBLEMAS SIN VIOLENCIA.

Fuente:  www.achnu.cl

El martes 18 de diciembre, 112 estudiantes de las escuelas Horacio Jonson, Pedro Aguirre Cerda, Poeta Eusebio Lillo y Doctora Eloisa Díaz, de la comuna de Conchalí, se transformaron en los nuevos mediadores escolares, gracias a la implementación del programa “Resolución de conflictos e instalación de sistemas de mediación escolar”, desarrollado por ACHNU junto a la Corporación de Educación y Salud Municipal.Luis Valdés, representante de CORESAM, señala que “ha sido tan enriquecedor el proyecto, que lo queremos extender hasta el 2010. Nuestro desafío es que todas las escuelas de Conchalí tengan implementado este sistema”.

Un niño molesta a una compañera de curso; ésta se enoja y reacciona con una cachetada directo a la cara. Ante la situación, un compañero de ambos los llama a conversar en una sala especialmente acondicionada para ello. Así enfrentan sus conflictos de una manera más armónica y se estrechan las manos. Más adelante, lo pensarán mejor antes de comportarse de forma agresiva, ya que su propio compañero, “mediador escolar”, les enseñó a usar el diálogo como herramienta para resolver sus problemas.

Esta escena, que a primera vista parece ideal y un tanto utópica, se está haciendo realidad con gran éxito en cuatro escuelas de la comuna de Conchali, a través del proceso de mediación diseñado e implementado por ACHNU.

El camino para formar mediadores escolares comenzó, en una primera etapa, con una capacitación entregada por profesionales de ACHNU, a los profesores de las escuelas intervenidas; el taller duró 40 horas. Luego se realizó una encuesta anónima a los alumnos de cada curso, quienes seleccionaron entre sus pares a los futuros mediadores.

En una segunda etapa, los alumnos designados recibieron capacitación sobre métodos de resolución de conflictos, y luego de doce sesiones, ya estaban listos para ejercer su nuevo oficio: mediadores de conflictos.

Según Esteban Sutherland, estudiante de octavo básico de la Escuela Doctora Eloisa Díaz, luego de la puesta en marcha del proyecto hay menos burlas, ya casi no hay peleas y se han fortalecido las relaciones sociales entre los distintos cursos. “Un estudiante estaba molestando a todos, porque quería hacerse el chistoso; conversé con él y le pregunté, ¿por qué haces esto?, y él reconoció que tenía problemas en su casa. Entonces le recomendé que no juntara sus problemas personales con su vida en el colegio; desde ese minuto ya no molesta a nadie más”, cuenta orgulloso.

La experiencia ha sido tan exitosa que ya se piensa implementar en todas las escuelas de Conchalí. Luis Valdés, representante de la Corporación de Educación y Salud Municipal (CORESAM), señala que “ha sido tan enriquecedor el proyecto de mediación entre pares, que lo queremos extender hasta el año 2010. Nuestro desafío es que todas las escuelas de Conchalí tengan implementado este sistema, porque aquí gana la escuela, los profesores y los alumnos”.

Para Eileen Salvatierra, quien tiene 13 años y terminó séptimo básico en la Escuela Doctora Eloisa Díaz, ser mediadora de conflictos se ha transformado en una vocación, “Lo que más me gusta es que existe un respeto mutuo entre mediadores y el resto de los alumnos. Es tan bonita la experiencia que gracias a todo lo que he aprendido, en los talleres y en la práctica como mediadora, ahora tengo ganas de entrar a la universidad y ser parvularia”.

Chile: Mirada ciudadana, urgencias y desafíos para las mujeres ante el VIH/SIDA.

Fuente:  www.reddesalud.org

“Las mujeres no saben negociar el uso del condón”. “Se dedican al cuidado de los otros y no a su propio cuidado”. “Están para satisfacer los deseos de su pareja”. “Las dueñas de casa no han salido de la casa y son víctimas del VIH/SIDA”.”No creen que el VIH/SIDA les puede afectar, aún persiste la idea de que sólo afecta a hombres homosexuales”.

Estas afirmaciones se repitieron una y otra vez entre las 32 mujeres presentes en el coloquio “Una mirada ciudadana, urgencias y desafíos para las mujeres ante el VIH/SIDA” que se realizó en Santiago, Chile, el 15 de marzo de 2007, convocada por la Fundación Savia, que forma parte de la Asamblea de Organizaciones con trabajo en VIH/SIDA, ASOSIDA. Provenían de ONG, del Estado y de organizaciones de base. Todas con un objetivo común, identificar los desafíos que existen para detener el crecimiento del SIDA, ya que en Chile se estima que diariamente 5.9 personas adquieren el virus.

Alertadas porque la tasa de crecimiento del VIH/SIDA en Chile es más alta entre las mujeres que entre los hombres, y porque más del 40% de las portadoras son dueñas de casa con pareja exclusiva, las mujeres presentes en el coloquio compartieron experiencias y estrategias en la lucha contra la propagación de VIH/SIDA. Efectivamente, aunque el 85% de los casos del VIH/SIDA registrados en Chile desde 1984 a diciembre de 2004 corresponde a hombres, las tasas de adquisición del virus hoy crecen más en las mujeres (20%) que en los hombres (12%). La relación hombre mujer en la actualidad es de 5,1.

Pamela Eguiguren investigadora del Observatorio de Equidad de Género y Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señaló que “el aumento del virus entre las mujeres en una señal de inequidad que es modificable y que se relaciona con el menor control que las mujeres ejercen sobre su sexualidad”.

Por ello hizo hincapié en que es preciso abordar este tema de una manera integral y abogó por la aprobación de la Ley Marco de Derechos Sexuales y Reproductivos, que daría el sustento jurídico a los derechos sobre el cuerpo, la sexualidad y la reproducción. Marcela Morales, de la Comisión Nacional del SIDA (CONASIDA) coincidió en que “hay que visibilizar el tema de la equidad de género como un factor de vulnerabilidad”. Agregó que existe una oportunidad para prevenir el VIH/SIDA entre las mujeres haciendo políticas diferenciadas, porque antes sólo existían campañas generales. Agustina Morales del programa de VIH/SIDA del Hospital Sótero del Río señaló que “veo día a día el aumento del SIDA en las mujeres jóvenes, mujeres que sufren violencia, que están supeditadas a los hombres”.

Varias asistentes coincidieron en que existen esfuerzos desde el sistema de salud público, pero aún existen muchas carencias cuando se trata de orientar a las mujeres. Magdalena Kleincsek, de la ONG EDUK resaltó que “no hay dinero para que los consultorios trabajen el programa de prevención de la mujer y menos de las y los jóvenes”. Sonia Covarrubias, de la Fundación Educación Popular en Salud (EPES), explicó que en los centros de salud de la familia no se aborda el tema del VIH/SIDA y que las consejerías sobre sexualidad que se imparten a las mujeres duran 15 minutos, siendo insuficientes para abordar una temática tan compleja.

Varias mujeres presentes en el coloquio manifestaron que les parecía muy importante dar a conocer la alternativa del condón femenino entre las mujeres y también fomentar su accesibilidad porque es una mediada que pueden usar de manera autónoma, sin negociar con sus parejas. Sara Araya, de Vivo Positivo, señaló que “no se habla del condón femenino, cuando muchas de nosotras que vivimos con el virus y tenemos parejas seronegativas, incluso en estos casos es difícil negociar el condón”. Por lo tanto, si estos temas no se abordan con apertura y con asignación de recursos para la educación en prevención, las mujeres podrían crecer aún más en las estadísticas.

Publicada el Viernes, 16 de Marzo de 2007

Adriana Gómez

Llamado a la Acción RSMLAC: Basta de Violencias contra Mujeres y Niñas.

Fuente:  www.reddesalud.org

Por tercer año consecutivo, la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe (RSMLAC), compromete sus esfuerzos en esta campaña regional, con especial atención en el impacto de la violencia con sesgo de género en la salud integral de mujeres y niñas. Para avanzar en su prevención y erradicación, la RSMLAC mantiene además su adhesión a las campañas con objetivos comunes impulsadas por organizaciones y redes en todo el mundo, especialmente con los 16 Días de Activismo Contra la Violencia hacia las Mujeres, y la campaña Las Mujeres No Esperamos Más, en torno al VIH/SIDA, a la cual la Red invita a sumarse.

Las campañas realizadas cada 25 de noviembre por la Red de Salud han tenido como base sustentadora los siguientes conceptos clave:

–Las mujeres tienen derecho a vivir una vida libre de violencias. Por lo tanto, la violencia contra las mujeres es una violación a sus derechos humanos fundamentales.
–La violencia contra las mujeres siempre tiene un impacto severo en su salud física y mental, y debe considerarse como un problema de salud pública de primera prioridad.
–Las mujeres deben tener acceso a la información y orientación respecto a leyes e instrumentos que las protegen y cómo utilizarlos.
–Las mujeres agredidas deben ser acogidas con prontitud, sensibilidad y empatía por las distintas instancias encargadas de su atención.
–La violencia basada en el género debe ser enfrentada a partir de un enfoque multidisciplinario y multisectorial; su erradicación debe constituir, además, un compromiso de la sociedad en su conjunto.

Esta campaña trianual 2005-2007 que coordina la Red de Salud constituye, por lo tanto, una denuncia a toda forma de violencia contra las mujeres, lo que implica la decisión de proteger la salud integral de las mujeres a lo largo de todo su ciclo vital, al mismo tiempo que defiende la paz como condición central de la vida, la integridad y la salud de las mujeres y niñas, y de la población en general. A partir de ello, la Red de Salud se propone los siguientes objetivos:

Objetivo general:

Identificar y denunciar el impacto de las distintas expresiones de violencia basada en el género que ocurren tanto en el ámbito privado como público, en la salud integral de las mujeres, contribuyendo a su erradicación.

Objetivos específicos:

a) Impulsar la articulación de organizaciones de mujeres de la región para que se pronuncien sobre la aplicación de instrumentos internacionales relacionados (Convención de Belem do Pará; CEDAW; Plataforma de Acción de Beijing), y de esta forma contribuir a que los gobiernos trabajen en la prevención como un compromiso de erradicación de la violencia.

b) Mantener informados a los gobiernos locales y nacionales sobre las leyes existentes y exigir el compromiso de su aplicación, así como enfatizar la importancia de la formulación de políticas públicas acordes con la prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres y niñas.

c) Promover que la toma de conciencia de las autoridades sobre la atención de calidad para mujeres y niñas agredidas, incluyendo la reparación de daños (atención psicológica, acceso al aborto legal y seguro en caso de embarazo por violación, entre otros).

d) Promover la sensibilización de profesionales de la salud, personal policial y judicial para la atención apropiada de mujeres y niñas que sufren violencia, formando alianzas en un trabajo conjunto con estos sectores.

e) Trabajar para que las mujeres logren identificar y rechazar cualquier conducta que atente contra sus derechos e integridad corporal.

f) Fomentar una cultura de paz y de la no violencia promoviendo el respeto por la igualdad y equidad entre los géneros.

g) Impulsar investigaciones sobre los efectos de la violencia basada en el género en la salud de las mujeres y niñas agredidas y documentar los resultados (vínculo entre violencia y contagio del VIH, por ej.).

h) Visibilizar el dramático aumento de feminicidios en varios países de nuestra región y exigir acciones más rápidas y efectivas por parte de las autoridades y gobiernos para detener esta escalada.

La violencia contra las mujeres adopta distintas expresiones, desde la descalificación, amenazas e insultos, hasta las lesiones, violaciones, apuñalamientos, quemaduras e incluso la muerte. Es decir, la salud integral de las mujeres agredidas se ve afectada de forma inmediata y también a largo plazo, incluso con consecuencias en el plano afectivo y psíquico. Esta situación es especialmente dramática en lo que se refiere a la violencia contra las niñas, fenómeno cada vez más frecuente en nuestra región y cuyo impacto en las víctimas puede durar toda la vida. Durante décadas, estos actos de violencia permanecieron ocultos por un manto de silencio social, siendo muy pocas las mujeres que se atrevían a denunciar y tan solo en años recientes comenzaron a documentarse sus consecuencias en la salud de las mujeres agredidas, a partir de un trabajo de sensibilización y denuncia por parte del movimiento de mujeres, y de las investigaciones realizadas al respecto.

Es urgente, por lo tanto, realizar acciones de documentación, visibilización, información y presión ciudadana para avanzar hacia la erradicación de este fenómeno que a menudo es silenciado por las pautas culturales que lo “naturalizan”. El llamado a la acción de la RSMLAC, en ese sentido, propone acciones diversas para que las organizaciones desarrollen, ojalá en articulación con otros grupos de mujeres.

Para conocer el llamado a la acción completo, baje el documento de la columna auxiliar, al igual que el formato para presentación de proyectos.

Publicada el Jueves, 11 de Octubre de 2007

Adriana Gómez

La violencia contra las mujeres y las niñas atenta contra sus derechos humanos Redes y organizaciones reunidas en Bogotá, denuncian la persistencia de un fenómeno que afecta a millones de mujeres y niñas.

 Boletina Mujer Salud-Hable **Año VII, No. 2, febrero, 2008 Fuente: Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe.
La violencia contra las mujeres, VCM, está “vinculada a la desigual distribución del poder y a las relaciones asimétricas que se establecen entre varones y mujeres en nuestra sociedad, que perpetúan la desvalorización de lo femenino y su subordinación a lo masculino. Lo que diferencia a este tipo de violencia de otras formas de agresión y coerción, es que el factor de riesgo o de vulnerabilidad es el solo hecho de ser mujer” (Nieves Rico, 1996).  A partir de esta definición, podemos concluir que la VCM se origina en un sistema de relaciones de género socialmente construido, que establece un desequilibrio de poder entre los sexos a partir de una supuesta superioridad de los hombres, estando las mujeres en condición de dominadas y los varones de dominadores, ejerciendo un control sobre el cuerpo de las mujeres y sobre sus decisiones. Esto tiene como sustento básico la condición de discriminación y desigualdad social de las mujeres.  La idea de la dominación masculina y de las mujeres como propiedad del hombre está ampliamente difundida y enraizada en nuestras sociedades, siendo frecuente la aceptación social de la violencia, es decir, en amplios sectores persiste la creencia de que las mujeres pueden ser castigadas cuando no realicen aquello que se espera de su identidad de género, por lo que los hombres están capacitados para ejercer su dominio incluso a base de la fuerza y la violencia explícitas.  Esto se traduce en cifras como las siguientes:  ·Entre un 25 y un 69% de las mujeres latinoamericanas viven violencia en su relación de pareja (OPS, 2005). ·En todo el mundo, al menos una de cada tres mujeres ha experimentado durante su vida alguna forma de abuso (Population Reports No. 11, 1999). ·Entre el 12 y el 25% de las mujeres han sido obligadas o forzadas por su pareja íntima o ex pareja a tener relaciones sexuales alguna vez en su vida (OMS, 2002).  Para reflexionar sobre esta realidad y avanzar en el diseño de una campaña regional que apunte tanto a la prevención y erradicación de la VCM como a la eliminación de la aceptación social hacia la misma, la RSMLAC realizó en Bogotá, Colombia, entre el 6 y el 8 de febrero de 2008, la Reunión Regional de Redes y Organizaciones que trabajan en Prevención de la Violencia contra las Mujeres en América Latina y el Caribe, en el marco de un proyecto auspiciado por Oxfam-Novib. La Casa de la Mujer de Bogotá, histórica integrante de la membresía de la RSMLAC, estuvo encargada de la organización del encuentro, al que asistieron cerca de 50 mujeres procedentes de la mayoría de los países de la región, integrantes de colectivos, redes y grupos con trabajo preferente en dicha área. Por su parte Dinnys Luciano, psicóloga e investigadora de República Dominicana, fue la facilitadora de las discusiones y sesiones de trabajo.  Esta iniciativa se vincula con la campaña We Can Stop Violence Against Women, desarrollada en algunos países asiáticos tales como India, Pakistán, Nepal y Bangladesh, entre otros, con el apoyo de dicha agencia de cooperación, y cuyo enfoque principal es la capacitación de líderes de la comunidad –mujeres y hombre– para promover cambios individuales y sociales que fomenten el rechazo activo de la VCM.  *Principios éticos* El principal objetivo de la reunión de Bogotá fue, en primer lugar, conocer la experiencia en Asia y contrastarla con la realidad latinoamericana y caribeña; elaborar un análisis situacional de la VCM en nuestra región, en sus distintas dimensiones, así como también identificar las respuestas que se han implementado en las últimas décadas, tanto desde las organizaciones de la sociedad civil como desde los gobiernos, y los actores claves involucrados.  El análisis se inició bosquejando los principios éticos que fundamentarán el trabajo a realizar en torno a esta campaña regional, los que a su vez dicen relación con la agenda política de la RSMLAC. Algunos de ellos son:  -La campaña regional debe considerarse no como un fin en sí misma, sino como un medio de un proceso más amplio dirigido a *desafiar, denunciar y erradicar la discriminación* de las mujeres en nuestras sociedades.  -Como sustento teórico y político se tomarán en cuenta la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, CEDAW; la Convención Interamericana para Prevenir,  Sancionar y Erradicar la Violencia contra  la Mujer,  "Convención de Belem do Pará"; y la Declaración para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres de la ONU.  - Su enfoque central será la *defensa y promoción de los derechos humanos de las mujeres* y su reconocimiento como sujetas de derecho, no solo en lo formal, sino en la práctica cotidiana, y como *agentes centrales para lograr cambios sociales* sostenibles.  - La VCM debe entenderse como un *problema estructural* en nuestras sociedades que refleja la desigualdad de poder entre mujeres y hombres, y cuyas manifestaciones son múltiples y están presentes tanto en lo público como en lo privado.  - El *Estado debe constituirse en el garante* del derecho de las mujeres a vivir libres de violencia, y en la entidad responsable de prevenir, erradicar y sancionar la VCM en todos los niveles que corresponda.  - La VCM es un fenómeno polimorfo y tiene *dimensiones y características específicas según cada contexto político, económico, social y cultural*.
Para su prevención, por lo tanto, se requiere un enfoque de género y feminista que aborde integralmente sus distintas manifestaciones, al igual que un abordaje multisectorial.  Junto con el marco conceptual, se discutieron los distintos niveles de prevención requeridos (primaria y secundaria) (individual, comunitario, institucional y societal); los focos (logro de cambios individuales, conductuales y estructurales; calidad y medición de los mismos; sostenibilidad en el tiempo); las poblaciones y los contextos implícitos (mujeres, hombres, grupos de edad, grupos étnicos, consideraciones sobre la pluriculturalidad, agentes del Estado), entre otros aspectos.  Paralelamente se discutió acerca del *acceso a la justicia*, por cuando si los niveles judicial y policial no funcionan como es debido ante los reclamos y denuncias de las mujeres, la realidad no podrá ser modificada sustancialmente. Este es, precisamente, uno de los hechos de mayor presencia en muchos países de la región, en donde se observa que la impartición de justicia es lenta, inexistente o cruzada por la corrupción.  Asimismo, se reconoció la necesidad de que las mujeres avancen de ser sujetas de derecho en lo formal, a ser *sujetas políticas de derecho*, para que los logros que existen en legislaciones e instrumentos jurídicos internacionales tengan un impacto real en la cotidianidad de sus vidas. Para ello es indispensable apoyar sus *procesos de empoderamiento* y su acceso a la ciudadanía plena, entendida como el derecho a tener derechos y a poder ejercerlos efectivamente.  En cuanto al enfoque en los hombres, si bien se reconoció que deben ser entendidos como parte intrínseca del abordaje de la VCM, siendo necesario generar alianzas con ellos y con otros sectores sociales, se subrayó que deben hacerse responsables de avanzar hacia su propio cambio comportamental y social. Asimismo, se enfatizó que las mujeres afectadas por la VCM deben emerger de esta situación no por reconstituir una relación de pareja o una familia, sino por ellas mismas en tanto sujetas individuales y sociales que tienen derecho a vivir sin violencia. De  ahí que no deben favorecerse los enfoques familísticos del abordaje de la VCM, sino el abordaje de los derechos.  Otro aspecto relevante fue el relativo a la construcción de redes de trabajo conjunto, destacando la importancia que han tenido los movimientos de mujeres y feministas a través de sus experiencias en el enfrentamiento de la VCM, en especial en los últimos 30 años. De allí que será esencial para una campaña regional el trabajo mancomunado de las organizaciones a partir de sus propios saberes y construcción de conocimiento en el área, y con un claro liderazgo de las mujeres.  En cuanto a las alianzas, estas deben ser prioritarias y establecidas a todos los niveles que corresponda, manteniendo, sin embargo, ciertos principios éticos que no son negociables: la demanda central de esta campaña será la no discriminación y la no exclusión de las mujeres que permiten el surgimiento de la VCM en sus distintas y graves manifestaciones.  Por último, pero no de menos importancia, se decidió favorecer en todos los casos la denominación de Violencia contra las Mujeres en lugar de Violencia de Género, ya que esta última opción tiende a invisibilizar este fenómeno y su impacto cada vez mayor en la población femenina, es decir, en mujeres y niñas.  *Compartiendo trabajos*
Algunos de los trabajos compartidos en los tres días de debate fueron:  · Ciudades seguras, violencia de género y políticas públicas, Ximena Machicao, REPEM. · Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio. Luz Estrada.Católicas por el Derecho a Decidir, México. · Prevención de la Violencia contra las Mujeres en Puerto Rico, María Ríos, Coordinadora Paz para la Mujer. · Prevención, atención y detección de la VCM a nivel nacional.Olga Amparo Sánchez, Casa de la Mujer de Bogotá, Colombia. · Campaña el Machismo Mata. Soledad Rojas, Red Chilena contra la Violencia Doméstica y Sexual. · Involucrando a los hombres jóvenes como aliados por el fin de la violencia contra las mujeres. Maria Olinger, Promundo, Brasil. · Campaña contra la violencia doméstica dirigida a hombres. Ofelia Álvarez, FUNDAMUJER, Venezuela. · Somos diferentes, somos iguales. Scheila Vega. Puntos de Encuentro, Nicaragua. · Educación sin Violencia. Denisse Ampuero, CIDEM, Bolivia. · La Comisaría Itinerante, Miriam Ernst, CEPAM, Ecuador. · Programas y Servicios sobre VCM. Ana María Nocetti, Red Uruguaya contra la VCM. · Prevención de la violencia de género en Brasil, Télia Negrão, Rede Nacional Feminista de Saúde, Direitos Sexuais e Direitos Reprodutivos. Marlene Libardoni, AGENDE. · Red Feminista Latinoamericana y del Caribe contra la Violencia Doméstica y Sexual, Ana María Portugal, Isis Internacional.  Finalmente la RSMLAC ofreció una breve descripción de su compromiso histórico en el enfrentamiento de la VCM a través de todas sus líneas de acción, en especial a través de la coordinación desde el año 1996 de la campaña 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres, con apoyo a los grupos de su membresía.  En los próximos meses se continuará trabajando para lograr el diseño de una campaña regional efectiva y diversidad de enfoques. Se espera la próxima elaboración de un documento de análisis surgido de estas reflexiones colectivas desarrolladas en Colombia, y una nueva reunión a desarrollarse a fines de este año 2008, donde se concrete el compromiso de redes y organizaciones con esta iniciativa.  Mayores informaciones: Nirvana González, Coordinadora RSMLAC

Discriminación, Tribus urbanas y Mutantes.

Fuente: www.culturaenmovimiento.clPokemones, Emos, Screamos, Visual, Oshares (Nótese el aporte a nuestro limitado idioma) se diferencian por un aro de más o de menos o un clavo agujereado en la pera, lengua, una pulsera, ojos pintados, o no pintados. Pero a la hora de exteriorizar sus preocupaciones y fijaciones resultan todos iguales, simples clones de la moda, otro bruto producto, esclavos adictos al consumismo desenfrenado.

“La gente se arregla todos los días el cabello. ¿Por qué no el corazón?” (Proverbio Chino)

Una de las cosas que mejor funcionan en Chile es la discriminación.

Las personas actúan como aduanas sociales individuales que revisan, chequean, examinan, inspeccionan a los que pasan por sus dominios o atraviesan sus distritos familiares, laborales, personales.

Principalmente el cateo social es ocular. Existen niveles que van desde el primario hasta el master en discriminación social con mención en racismo, xenofobia y nazismo para principiantes. El sexismo viene inserto en el equipaje social, en el adn personal de cada habitante. (Mayoritariamente varones)

Es así como existe un cierto rechazo en el paladar elegante, de ciertas personas que nada tienen de elegancia interna, a la hora de evaluar a seres humanos debido a su origen, religión o género, posición política, credo etcétera.

Es decir, discriminación social, sexual, racial y religiosa. ¿Ejemplos?

Quizás es de Perogrullo, pero yo agregaría a los puntos expuestos, la discriminación Territorial, geográfica ¿Quién vale más? ¿El que vive en la Capital o el que vive en un pueblo? ¿El que vive en Cochabamba o el que vive en Londres? (quizás este punto también va inserto en lo social pero son lujos que un neófito puede darse)  

Es un país incuestionablemente traumado por ciertos factores que aceitan el engranaje histórico de la nación a lo largo de casi toda su historia republicana.

Encontramos el modelo militar por un lado y por otro, el modelo aristocrático (obviamente de corte mesurado, insípido y snob) patrones que están cubiertos de la peluda y dura piel de oso machista para plantarse y plantearse olímpicamente como axiomas o verdades absolutas ante la sociedad y dictar cátedra de cómo vestirse o actuar.

La Iglesia indiscutiblemente ha aportado de gran manera en frenar el desarrollo de la humanidad, toda vez que ha inyectado sus dogmas y mitos sobre la población.

En Chile las etiquetas valen más que el contenido, es decir, se juzga el libro por la portada.

La vestimenta debe ser sobria y eso es sinónimo de oscuridad. Ropas oscuras y que no sean llamativas. El pelo corto al estilo marcial, absolutamente ningún adorno en el rostro, zapatos negros y lustrosos, uñas cortas para empuñar mejor las armas y firmar decretos con fuerza de ley bruta. Las mujeres lo menos llamativas posible, ojalá con un velo.

Los verdaderos Patriotas se visten en forma Prudente.

Las mujeres decentes se visten pensando en la virgen María.

Los verdaderos creyentes se visten evitando invocar cualquier pensamiento pecaminoso.

Con la llegada de los españoles la división de clases se hizo sacramento. Trajeron los espejos y con ellos, los complejos. Entonces, la elegante vestimenta de corte europeo fue distinción que delimitó bordes entre clases. La levita fue sublime comparada a un pantalón lleno de remiendos. Aún cuando la fina prenda en cuestión fuese el resultado de la explotación del andrajoso discriminado. Así, se dio paso a la burguesía que heredó la misma manera de delimitar las clases sociales.

Al parecer, la moda o las distintas clases de vestimentas obedecen a un problema económico.

Es muy cierto que los principales culpables, entre otros, son los explotadores y capitalistas, que a falta de cualidades personales (las cuales se contradecirían con sus fechorías económicas y sociales) buscan equiparar o ayudar la carestía de ciertos dones internos, enmascarándose en lujosas y exclusivas pertenencias y  ropajes buscando de esta manera mostrar o marcar su supuesta superioridad sobre los demás. En este caso, los pobres.

También es justo mencionar que, tanto laicos, progresistas e izquierdosos, caen en este juego de máscaras y tienden a catalogar a los demás de acuerdo a la indumentaria. Dicho sea de paso, también el ala progresista de la humanidad tiende a  disfrazarse en aburridos prototipos que se pasean con el pañuelo palestino al cuello y etcéteras.

En Chile existe una tendencia obsesiva, morbosa, neurótica por copiar y clonar todo, y  curiosamente la tendencia es hacia la estupidez, la vulgaridad y la superficialidad. La lectura no es moda. La mejora del vocabulario o la dicción tampoco. (Aún cuando tengamos a los maestros peruanos y bolivianos al alcance de la mano). Grandes grupos de personas son presas fáciles de expresiones repetidas una y otra vez por algún guasón que tenga tribuna en algún medio de comunicación.

Desnutridos neuronales repiten una y otra vez la manera de hablar o de bromear o de opinar implantada a fuerza de repetición por parte de alguna identidad.

El repetir un chiste, un comercial televisivo, una canción, una moda es el escalón más alto que algunos chilenos pueden aspirar.

Ejércitos de clones caminan por las calles priscos y frescos como el mejor de los mejores.

Lo que es bueno para uno, es bueno para todos. Chasquillas, patillas, pantalones, expresiones, alocuciones y canciones son repetidas por regimientos de loros y papagoyas que se pasean como dueños del mundo.

El que tenga una idea original a la hora del vestir, por ejemplo, que lo disfrute mientras pueda. Si el asunto prende en la gente, la misma gente y grandes y pequeñas compañías tomarán el modelo y lo implantarán sobre si mismos y sobre ávidos ciudadanos que esperan ansiosos algo novedoso, fuera de la rutina.

Es así que algunos jóvenes, amparados en la moda o cierta moda o determinada forma de vestir o de pensar o de socializar, buscan concretizar un cierto concepto de identidad. Por lo general toman una actitud confrontacional hacia la sociedad regulada por los adultos y los tratos discriminatorios que de ella emanan. Soledad social, desamparo familiar, colectivo. Ausencia de nortes y brújulas del porvenir que apunten a algún lugar menos incierto o deshabitado. 

Portan máscaras sociales símiles que pueden ser reconocidas por otros miembros del conglomerado, lo cual, aparte de brindarles protección y amparo social, los diferencia de aquellos que adecuan sus rostros y ropas a las situaciones que el sistema planteé en un determinado momento. Es decir, subculturas, dentro de las grandes culturas que blanden en forma más honesta su sentir.

Recientemente han aparecido grupos sociales que se hacen llamar Pokemones, Pelolais y Emos entre otros, en el Chile actual.

Los Pokemones son jóvenes que se visten de una manera estrambótica y bastante llamativa. Situación que No tendría, Ni tiene porque ser un problema o un defecto. Pero siendo Chile un país que se desenvuelve bajo prismas medievales, romper las normas es sacrilegio.

Lo cuestionable del asunto comienza en las raíces de dicha tendencia. A falta de una cultura propia, (o mejor dicho desconocimiento de la propia cultura) a falta de paradigmas nacionales o cercanos, confluyen miles de jóvenes en honrar la figura de un dibujo animado japonés, mitad folclore nipón, mitad fantasía (que tampoco tiene o tendría que ser algo negativo), pero el dibujo en cuestión raya en la superficialidad y la estupidez. Resultando muy acorde al propio accionar de la vida cotidiana de esos jóvenes y del anhelado deseo de explotadores, chupópteros y otras sabandijas.

Cabe mencionar que tendencias, modas e inclinaciones sociales que sean huecas, baladíes, y vacuas son del muy grato gusto de las clases dominantes.

En forma un poco más directa, los jóvenes llamados pokemones son parásitos y polizontes de una cultura y creación externa a falta de talento propio para crear una propia.

Subrayan y acentúan sin un dejo de vergüenza y dignidad, la mediocre y desagradable cultura del clon. La originalidad es una palabra que no existe como vocablo en el Chile de ciertos chilenos.

A la par, la base de operaciones para cientos de ellos son los llamados fotologs, (pronunciado fotoló por sus administradores) En estas bitácoras personales se puede apreciar el egocentrismo de todos aquellos que participan en dichas páginas. Las heridas narcisistas se tratan de curar a fuerza repetitiva de colocar una y otra vez fotos del dueño de la página como así sus intereses más cercanos e inmediatos con la clara meta de ser, ó el más conocido ó el más popular o el más votado o el más comentado.

Ignoran que el conocimiento y acceso que ellos tienen a Internet, podrían usarlo o dividirlo en forma más humana y social. Mitad vacilón y mitad temblor neuronal con epicentro en el cerebro de algunos. Denunciar por ejemplo, las injusticias a que ellos mismos son sometidos, en la falta de oportunidades a la hora de estudiar, la poca atención por padres explotados en sus trabajos. El boicot a compañías de usureros que guardan deudas sangrantes de todo un país y mil etcéteras más.

Grandes masas de jóvenes pobres queriendo sentirse especiales, protegidos, unidos y representados en algún grado o medida al ser parte o partícipe de esta familia social que no tiene críticas y los recibe a todos con buenos ojos.

Los grados de discriminación son tan brutales en Chile, que eso afecta incluso hasta el nombre de las personas. Llamarse Manuel es sinónimo de simpleza o timidez. Hacerse llamar T-Dyron suena mucho mejor y más “cool”, Carlos, suena mejor si lo llamamos Krilin. Entre la penetración cultural a través del dibujo japonés (Manga) más la larga bota impuesta por el lenguaje inglés sobre el mundo, tenemos la combinación perfecta.

Y el registro civil ya contempla y comenta la nueva oleada de nombres “especiales” que se han ido registrando en el último tiempo.

Todo el festival de superhéroes, gente especial e incomprendida se corona al ritmo de la música Reaggaton. Estilo musical deformado, al igual que el hip-hop, los cuales, en sus inicios fueron expresiones de denuncia social, hasta ser comercializadas por las grandes compañías, transformándolas en un mero arpegio repetitivo de culos en la pantalla y expresiones desesperadas de corte sexual. Súmese a esto el terrible y espantoso trabajo realizado por MTV, (empty tv) y sus seguidores, en machacar una y otra vez el sexismo más descarado y repugnante sumado a la superficialidad y consumismo como modelo de vida.

El “destape” pos dictadura generó muchas expectativas y en lo cultural, se fueron rompiendo mitos, tabúes y prohibiciones inquisitoriales bajo las cuales el país vivió castigado por casi 20 años.

Y no es que se rebajaran los impuestos a los libros, ni que se impulsaran iniciativas serias para

Erradicar el analfabetismo cultural, ético y humano de los chilenos o que la educación fuese declarada gratuita en todas sus instancias o que la ópera o el ballet fuera declarado actividad gratuita en todo el país.

Pan y circo, esa fue la política cultural impuesta. Vinieron los garabatos permitidos en televisión, las tetas al aire, los culos en primerísimo plano. La cultura de la basura tomó las cabezas por asalto. El exitismo barato en cazar talentos que obviamente no supieran más que bailar o cantar, donde elementalmente ni las canciones, ni los bailes podían tener algún llamado oculto a usar el cerebro, empero las caderas, la garganta y la pelvis inundó las casas y cerebros.

Permitir que ciertos grupos musicales, ciertas personalidades censurados bajo Dictadura (previa compra de principios) tuviesen tribuna en los medios de comunicación, sexo explícito en los programas nocturnos, lenguaje coloquial y callejero en reemplazo del modelo acartonado y cursi impuesto por la dictadura, relajación en cuanto a las cadenas impuestas sobre la vestimenta, el cabello, y el surgimiento y aceptación incipiente de las minorías sexuales, fue el destape cultural a grosso modo.

No hubo más, incluso, los nuevos rostros televisivos, más los bautizados y ungidos bajo la era Pinochet, compiten codo a codo, mejilla a mejilla en la actualidad por hacernos escuchar el evangelio de la vacuidad y la estupidez. Situación que es más funesta en los otros medios de comunicación donde la dictadura sigue incólume atiborrándonos con elevadas propuestas del medioevo.

Entonces, los pokemones, vendrían siendo el resultado híbrido acerbo, del acervo cultural pasado y reinante. Superficiales, cabezas huecas egoístas que sólo piensan en ellos mismos y adoradores del hedonismo. Aprendices sexuales que azotan los prejuicios y juicios con cierto sádico y mordaz comportamiento contra aquellos que los observan o critican. De esa manera se puede entender que las mujeres, protejan su sacrosanta virginidad realizando sexo anal y oral (muy de acorde a los métodos y preceptos velados y escondidos de la iglesia) para mantener el himen intacto y vestirse de blanco alguna vez frente al altar y venerar una vez más las tradiciones machistas-cavernarias.

Que realicen preludios amorosos a nivel público, que se den cita en ciertos lugares como el Cerro Santa Cristóbal o frente a la cloaca pública llamada río Mapocho, para realizar el “Sobajeo” expresión usada para realizar una orgía de mímica sexual en la cual sólo existe el toqueteo pre-coital y no la penetración son actividades comunes para ellos.

La costura despótica impuesta por el sistema se rompe en ciertas esquinas un tanto previsibles, (la juventud) y la falta de una orientación sexual honesta, científica y progresista, un cambio del abanico de mitos arcaicos que se propagan tan fácilmente por entre las calles de la opinión pública, la prohibición del aborto, el escándalo de villorrio medieval en el país producto de la pastilla del día después. El doble rasero de aquellos pervertidos y degenerados que dictan cátedras por el día, pero por las noches dan rienda suelta a todas sus escondidas perversiones y desviaciones. Sumado a la constante y flagrante opresión patriarcal sobre las mujeres ha cocinado, previa receta patronal y empresarial este exquisito brebaje que amarga y espanta a cientos de mojigatos que se llevan las manos a la cara y al cielo, pero jamás al bolsillo para mejorar las condiciones deplorables que la juventud sufre.

Y así, entre imbéciles, rebeldes sin causa, desorientados, pervertidos, inadaptados, es que el sistema contempla, se asquea, pero no tanto tampoco. Sabe que la moda será transitoria y se ha formado un buen ejército de ineptos que no levantarán jamás una revolución estudiantil o social o pensarán mucho en quién o por quién votar a la hora de las elecciones. O sea, gajes del oficio social de explotar, jaquecas colaterales del trabajo sucio de alienar, embrutecer y enajenar a las personas y su avanzada social, la juventud. Misión cumplida, no sólo derrotados, sino que funcionales al sistema.

Además, la idiosincrasia chilena utiliza a la perfección el llamado “chaqueteo” el cual estipula, cual regla sagrada, el denigrar, burlar, apocar, rebajar, escarnecer cualquier intento de originalidad o autenticidad o mejora en los alrededores de la sociedad, siendo esta manera el broche de oro que amarra amarras sobre cualquiera que pretenda salirse del marco impuesto.

Si el grupo social denominado Pokemones es estigmatizado desde las alturas del parnaso de algunos, como gente vulgar, pobres vestidos como payasos, atorrantes dándoselas de modernos, el grupo denominado Pelolais, vendría siendo algo así como la contrapartida por parte de las clases pudientes contra la gentuza que toma demasiado protagonismo en el país.

(Grupo al cual se suman todos los arribistas que no siendo parte del universo de ricos, lindos y famosos, igual cargan con el estandarte social impuesto por la burguesía aunque no les pertenezca).

El prototipo aquí reinante también es un festival de estupidez y superficialidad.

Los cánones a seguir son simples, (como simples las cabezas que lo ejecutan) El pelo, ó cabello para que suene más elegante, debe ser liso, rubio en lo posible, tez blanca, nada de adornos, aros, tatuajes, collares, ni nada que empañe la figura en cuestión. Esta pelolais vendría siendo como la exteriorización de alguna virgen antigua y aria, pero ahora impuesta y presta en el siglo 21.

Sus ropas deben ser mesuradas y sobrias, pero nunca humildes, su desenvolvimiento debe ser prudente pero nunca apocado. Proyección de vírgenes que pasean con celular pegado al pecho (o a los pechos) Segura, encantadora, linda, sonrisa perfecta, uñas jamás presentadas a una lavaza o taza. Lo más encantador de este prototipo inyectado, rentado y martillado por los medios de comunicación es la elegancia y garbo que posee al comprar en parques, mall, tiendas, expendedurías y multi-tiendas. El cenit de su actividad cultural es el “shopping”.

Lo más trágico de este paradigma-estigma que se cierne una y otra vez sobre Chile es que, mientras tanto, en otras regiones del planeta, invertir en una peluquería es uno de los mejores negocios que existen dentro del mercado de la belleza. Las tinturas para oscurecerse el pelo, no dan abasto, tanto mujeres como hombres se pasean orgullosos de sus cabelleras negras, aunque sean teñidas. Hay que luchar para conseguir alguna hora o cita en los solarium, y pintarse una piel bronceada, aunque sea artificial. Tener la piel blanca significa ser débil, parecer enfermo, no tener gracia, ni sangre caliente que recorra las venas. Cualquier día de sol es aprovechado al máximo por ciertas lagartijas albinas que buscan desesperadamente teñirse de canela la piel marmórea que poseen.

Mientras tanto, el levantarse los pómulos con un cirujano significa varios millones, igual como oneroso resulta agrandarse los labios.

Pero la clase alta insiste una y otra vez en meter de contrabando, cada vez que pueda, señales racistas o discriminatorias o de prototipos que son su propio tipo, como la panacea o la respuesta última a la pregunta qué es la belleza. (No les da para más en todo caso)

Para que hablar de los Nazis y sus eternas tardes al sol bronceándose también.

Aquí el tema es para entrar de plano en la llamada Dismorfofobia, enfermedad artificial producida y solventada por las grandes compañías que significa, casi literalmente. “Miedo a la fealdad”  (tema que trataré extensamente en un artículo que no pienso escribir)

Cuando las emociones son rentables acciones en la bolsa.

Hace muchos años ya que en Estados Unidos, matriz cultural para el planeta tierra, es fácil encontrarse con grupos de adolescentes que tienen la costumbre de publicar fotos de corte sanguinolento en Internet, pasearse mustios, idos y lejanos, llorando por no alcanzar el horizonte.

El principal motivo a exponer es el suicidio. Sangre, cuchillos, chicuelas de pechos firmes, nalgas saludables, pero con las muñecas sangrantes proliferan por doquier.

Y estos, mutados, mezclados, combinados en distintas sub-tribus se desenvuelven como Góticos, medievales, vampiros y el mandinga como apoderado, depresivos compulsivos, emotionals kids y otras rarezas para los cuales falta un diccionario de neologismos.

No es difícil encontrarse con infinidad de jóvenes que presentan hileras interminables de cortes en sus brazos y muñecas como moda castigo-penitencia en boga.

Y países industrializados, “modernos y desarrollados” observan como se matan sus hijos, niños y adolescente en masa. Como cualquier mañana su pequeñín se va a la escuela y mata a sus compañeros o profesores.
El club del suicidio, Morir es la meta, concretizado en que después de la muerte se pueden obtener ciertos poderes más allá de la tumba y todo aquello que ostente un nulo respeto a la vida es la consigna. Situación que se repite una y otra vez en países que, curiosamente, son los mismos que producen y propagan ciertas modas que llegan a estas lejanas aldeas.

Las tasas de suicidio en Japón y Estados Unidos no pueden ser menos que alarmantes. Al parecer existe un vacío gigante que genera un desierto de separación entre hijos y padres. Niños que lo tienen todo, menos afecto, donde los ascendientes no son más que máquinas que producen dinero y éste es su único objetivo y preocupación en la vida.

De todos los grupos, este podría ser el más cuestionado debido a su paradójico planteamiento.  Llorando al ritmo del hard-rock, parece un tanto difícil de creer o de entender. Pero cada loco con su tema, sin embargo, se devanean entre sufridas, llorones, poseros, poetastros, quejumbrosos, incomprendidas y victimoides, los cuales se pasean sufriendo única y exclusivamente por ellos mismos y nadie más, pero sin olvidar, y aquí va el detalle simpático, la compra y venta de atuendos que hagan juego con sus profundas emociones.

Toda la “emotividad” que profesan, la invierten en su pertenencia más preciada. Ellos mismos. ¿Los demás?

Sin duda, la manera de vestir, No tiene porque ser el elemento único y primordial a la hora de juzgar a una persona. Realizar una acción de este tipo debería ser considerada una de las conductas más criticadas y a la vez erradicadas del género humano.

Lo tragicómico es que hace rato ya que tuvieron su minuto de fama estos y otros grupos en los países desarrollados, donde el vestigio agonizante de ellos, llega al tercer mundo, adaptado por tercermundistas falto de ideas propias.

Los cortes de pelo tipo erizo invertido, ya están pasados de moda en los países ejes de la cultura.

Pokemones, Emos, Screamos, Visual, Oshares (Nótese el aporte a nuestro limitado idioma) se diferencian por un aro de más o de menos o un clavo agujereado en la pera, lengua, una pulsera, ojos pintados, o no pintados. Pero a la hora de exteriorizar sus preocupaciones y fijaciones resultan todos iguales, simples clones de la moda, otro bruto producto, esclavos adictos al consumismo desenfrenado.

¿Quizás estas situaciones son el resultado de la desintegración familiar por el factor económico? Nadie tiene tiempo para nadie, todos están ocupados en hacer y buscar dinero. Y cuando llega la hora de asueto, sólo se sumergen en ese mar muerto llamado televisión.

Tal vez la falta de oportunidades, el puente cortado en el camino hacia un futuro mejor, y una gran mayoría mirando frustrados hacia la otra orilla del sendero.

No hay referentes. Una izquierda sin ningún brillo, no hay a quien querer parecerse, no hay modelos, no hay héroes en un universo de gobiernos de la corrupción que ha asolado chile por casi 40 años.

Sin duda, al mencionar a la izquierda como responsable de esta situación, se puede caer en una actitud paternalista o patriarcal que nadie ha pedido o cedido, pero no le vamos a pedir peras al olmo, la derecha adora la cultura, la pintura, las artes, pero es la partera de la ignorancia, brutalidad y chabacanería.

Las culturas originarias han sido denigradas, tergiversadas y ahora demonizadas, por lo cual, aún falta mucho para que ciertos sectores de la juventud busquen un punto de apoyo y referencia hacia ellos.

¿Qué hacemos? ¿Cómo aportamos a la creación de nuevas corrientes culturales? ¿No será que quizás tenemos el ideario correcto, pero la táctica y estrategia errónea y sólo aburrimos?

Sin duda, el Parkour llegará con un par de años de retraso a estas aldeas, lo más probable, y para ese entonces otras disciplinas, otras modas estarán en boga por allá donde todo es lindo y blanco. A falta de expresiones propias y culturales, a falta de recursos y políticas sociales que inviertan en el arte, la creación y la cultura.

Vastos sectores de seres humanos que no logran satisfacer las necesidades más básicas, generan estados emocionales que se manifiestan de las más diversas maneras.

El vacío cultural existente en esta tierra,  es a la sociedad lo que el hoyo en la capa de ozono es en el cielo

La nacionalización de la pobreza es la primera primerísima prioridad del capitalismo.

Modas y tendencias, son meros detalles pasajeros… sudorosos que viajan en el mismo vehículo social que nos tocó tomar, hasta la siguiente parada.

Andrés Bianque.

El Dedo En La Llaga De Las Fuerzas Armadas.

Fuente: www.elsiglo.cl 

El ex comandante en Jefe del Ejército, general retirado Juan Emilio Cheyre, en improvisadas declaraciones a una radio denunció el rol de la derecha en la incitación al desencadenamiento del golpe de Estado de 1973. 

En sus declaraciones profirió además una vorágine de descalificaciones sobre otras instituciones y personas tanto en el período del golpe como en la actualidad, todo ello vinculado a la salida del Ejército del Comandante de la Guarnición de Santiago, Gonzalo Santelices.

La alteración que mostró el ex comandante en Jefe del Ejército al referirse al caso, no debe ser ajena por cierto, al hecho que haya sido él quién lo propuso para acceder al generalato. ¿Conocía Cheyre la grave e innoble participación de su promovido en los hechos que hoy el país entero conoce?  Si así fuese, su corresponsabilidad por lo ocurrido es insoslayable. Si no, tampoco su responsabilidad queda a salvo.

El drama de Cheyre es el de muchos integrantes de las FF.AA. que sirvieron durante el período de la dictadura. Fueron parte de la conversión de organismos que se entiende deben servir a la nación en aparatos que actuaron al servicio de los intereses extranjeros que impulsaron el golpe de estado junto a sectores del gran capital interno cuyos privilegios eran afectados por el Gobierno Popular.

El episodio y su guerra de acusaciones, no hacen más que develar el profundo daño que la dictadura de Pinochet provocó a las Fuerzas Armadas al convertirlas en un instrumento de grupos minoritarios en defensa de cuyos intereses cometieron innumerables crímenes de lesa humanidad que sin duda es una mancha que los afectará por mucho tiempo.

Claro que, si Cheyre dice que se vive en la mentira, tiene razón en buena medida. Pero, cabe también cuestionarse si el ocultamiento de información sobre los crímenes cometidos –no hay que olvidar que en la llamada Mesa de Diálogo se entregó información no solo insuficiente sino en muchos casos falsa y que aún hoy se guarda información que serviría para aclarar los casos pendientes-  y aún la persistencia de lazos políticos con la misma derecha que los llevo a la situación que hoy enfrentan ¿no son parte de la misma mentira?

La forma en que Santelices hizo efectiva su ineludible renuncia, el tono y las palabras del general Izurieta al aceptar su dimisión, su entrevista en “El Mercurio” del domingo pasado y la campaña de apoyo de la Derecha, dejaron en claro el problema de fondo:

¿En qué medida se han modificado las estructuras clasistas e ideológicas de la oficialidad del Ejército que le permitieron sustentar la dictadura? ¿Son las Fuerzas Armadas las únicas responsables de las violaciones a los derechos humanos?

Fue en ese momento, que sacó la voz el ex Comandante en Jefe del Ejército, durante la administración del Ricardo Lagos, general Juan Emilio Cheyre, con el claro propósito de apuntalar a su camarada de armas, Gonzalo Santelices, promovido al generalato durante su gestión y con su entusiasta apoyo.

Habitualmente calmado, ahora fue perdiendo la compostura a medida que aumentaba la polémica y en una “Carta Abierta” señaló que se debería legislar para “regularizar” las situaciones y responsabilidades, en los casos de Derechos Humanos. Sostuvo que los civiles “comprometidos” con los hechos previos al 73, también, al igual que los militares, quedaran inhabilitados para ocupar cargos de importancia dentro del aparato del Estado. Propuesta que recibió unánime rechazo en todo el espectro político.

No conforme con la andanada de críticas que recibió tras la publicación de este primer documento, Cheyre decidió precisar más aún el tenor de sus declaraciones.

Insistió en atribuir la responsabilidad en el Golpe de 1973 a una serie de organismos del Estado, así como a la izquierda y derecha chilenas por igual.

A estos últimos, sin embargo dio el título de “padres fundadores” de la crisis que desembocó en el 11 de septiembre, provocando indignación en una parte de la derecha, solidaridad de aquella más ligada al mundo castrence y un paso al lado por parte del Gobierno, que se apuró en declarar que las relaciones con las Fuerzas Armadas las lleva por los conductos oficiales y no con ex uniformados “cualquiera que sea”, señaló el vocero de Gobierno Francisco Vidal.

Por Dolores Cautivo

Sernam apoya cambio a legislación sobre crianza y cuidado de los hijos.

Fuente: www.elmostrador.cl 

Ministra Laura Albornoz expresó el interés del Sernam en que “los hombres se interesen e involucren cada vez más en asumir responsabilidades de crianza y cuidado de sus hijos”.

La ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Laura Albornoz, entregó este martes su apoyo a la idea de modificar la legislación que regula la crianza y cuidado de los hijos de modo que la ley contemple este rol para madres y padres en forma igualitaria.

La funcionaria se refirió al tema tras reunirse con la agrupación Amor de Papá, organización que reúne a padres separados y que hacen campaña porque se les respete el derecho a reunirse y cuidar a sus hijos cuando se ha producido una separación o divorcio.

En la oportunidad la secretaria de Estado expresó el interés del Sernam en que “los hombres se interesen e involucren cada vez más en asumir responsabilidades de crianza y cuidado de sus hijos, lo que implica que ellos, y todo el resto de la sociedad, incluidos legisladores y jueces, superen la visión anticuada de asignar a mujeres y hombres roles tradicionales, las primeras como únicas encargadas de la crianza y los segundos, como proveedores”.

Laura Albornoz, recordó que, inicialmente, la Ley de Filiación contemplaba el concepto de “corresponsabilidad” entre hombres y mujeres en la crianza de los hijos, materia que fue descartada por los parlamentarios, quienes consideraron que la crianza, por naturaleza, debía corresponder sólo a las mujeres (salvo justificadas excepciones). Esta misma línea, favorable a las madres, es la seguida por los Tribunales de Familia a la hora de zanjar las tuiciones y los regímenes de visita de los hijos en caso de divorcio.

Sobre este tema, la ministra Albornoz dijo que “es necesario mejorar las prácticas culturales y judiciales, las que deben ir acompañadas por una buena modificación legal, a la que el Sernam propende. Me parece legítimo lo que pide Amor de Papá respecto de que es necesario eliminar las discriminaciones”.

Pese a ello Laura Albornoz destacó que si bien el Sernam está comprometido con que no haya discriminaciones para las mujeres y tampoco para los hombres en lo que respecta a los hijos, al mismo tiempo, considera indispensable que la igualdad de derechos vaya aparejada con la igualdad en los deberes, cuestión que hoy no se verifica, tal como lo revela la cifra que señala que el 2006 hubo 240 mil partos, y ese mismo año, se registró 120 mil demandas por incumplimiento en el pago de pensiones alimenticias.

En tanto, David Abuhadba, coordinador nacional de la agrupación Amor de Papa, destacó la disposición de la autoridad para atender y escuchar las inquietudes de esta organización de padres separados o solteros que tiene problemas para visitar o acceder al cuidado de sus hijos.

Una Asamblea Constituyente para Chile. Movimiento ciudadano busca cambiar la Constitución.

Fuente: www.forociudadano.cl

 Ya son decenas los ciudadanos y organizaciones las que forman parte del movimiento por una Asamblea Constituyente, una iniciativa que busca cambiar la Constitución de 1980 creando conciencia, generando apoyo y recurriendo a los propios mecanismos que ésta entrega: el voto.
 
El movimiento exige la convocatoria a una Asamblea Constituyente que redacte una nueva Carta Fundamental “en la que se garanticen los derechos humanos, económicos y sociales, restableciendo la soberanía nacional a manos del pueblo de Chile”, señalan en la convocatoria a formar parte de esta agrupación.

“El rumbo actual del país compromete gravemente el futuro de las jóvenes generaciones y nos conduce inexorablemente a la pérdida de independencia, libertad y dignidad”, argumentan. Ejemplifican con la situación actual de los trabajadores, empresarios, estudiantes, adultos mayores, pueblos originarios y otros sectores que sufren discriminación de clase o de género, para señalar la necesidad de cambiar la Constitución. 


Los porqués
 La Constitución de 1980 se ideó en el contexto de la dictadura: sin debate público y bajo regímenes de excepción. Sus ideólogos implantaron a través de ella resguardos que contrarrestan la fuerza de la mayoría y del sufragio universal, una “democracia protegida”, la han llamado. Además, se la considera ilegítima, pues al momento de su votación, no existían en el país las garantías que permitieran realizar un plebiscito libre e informado. No obstante, se ha transformado en una de las Cartas Fundamentales que por más tiempo ha regido el destino del país, desde 1981 hasta hoy.  Quienes están por cambiarla definitivamente, exponen argumentos que indican que esta Constitución los afecta desde los más diversos ámbitos de la vida privada y nacional.
 
El abogado Roberto Garretón es uno de los impulsores de la iniciativa para convocar a una Asamblea Constituyente. Para él, la primera razón para cambiarla es “porque no es mía, a mí me la impusieron”, aduce. Luego señala “argumentos de derechos humanos indesmentibles”.  “Es cierto que en materia de derechos humanos ha habido progresos importantes desde el término de la dictadura, (pero) el principal derecho humano, si uno ve los tratados de Naciones Unidas, no ha sido reconquistado: el derecho humano del pueblo chileno a su libre determinación”, apunta Garretón.  Desde el punto de vista económico, las razones para cambiarla también surgen con rapidez en boca de sus detractores entendidos en esta materia. Uno de ellos es el economista Orlando Caputo, quien señala que la Constitución se centra en el neoliberalismo, lo que pone en primer lugar “no al individuo social, sino al individuo en su máxima individualidad”.
 
Caputo agrega que esta ideología económica pone a la propiedad privada y al mercado por sobre el individuo social, a la vez que impide que el Estado “pueda tener estrategias de desarrollo de largas perspectivas”. Políticas que cada vez se hacen más necesarias en materias como la energética o la productiva y que, incluso, han recomendado a Chile famosos economistas neoliberales, plantea el investigador y gerente de Codelco durante el gobierno de Allende. Para las nuevas generaciones y para quienes luchan por obtener cambios, la Carta del ’80 también les impone una serie de trabas.
 
“Es consenso que la salud, la educación, los derechos sociales básicos, en general no andan bien en este país. No hay que ser experto para darse cuenta. Chile es un país excluyente, donde pareciera ser que los derechos sociales básicos están por debajo de ese privilegio que tienen algunos pocos. Cuando uno intenta proponer modificaciones más de fondo, incluso genera consensos donde la propia ciudadanía apunta a cambios, se encuentra siempre con la misma barrera, que es la Constitución”, asevera Giorgio Boccardo, ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH). Boccardo agrega: “Por los marcos del modelo uno se encuentra con que los sueños, las voluntades de cambiar el país, están impedidos. Los jóvenes ya nos hemos tocado con este impedimento y nos convocamos a partir de esta idea de cambiar la Constitución”. 

 

La fórmula para un antiguo anhelo

Desde sus inicios la actual Carta Magna fue polémica. Ya en 1977 se creó el llamado “Grupo de los 24”, un círculo de estudios constitucionales integrado por experimentados juristas que pretendían entregar una propuesta alternativa a la Constitución que estaba creando Pinochet, pero que vieron amagados sus intentos. Luego vendrían foros, centros de estudios, debates académicos y una serie de otras instancias que discutirían la necesidad de reformarla, pero nunca lograron nada concreto. 
Asimismo, desde el retorno a la democracia, los gobiernos han intentado, con mayor o menor éxito, introducirle modificaciones, pero la heredada exigencia de quórum calificado para aprobarlas (dos tercios en ambas Cámaras), ha dificultado esta tarea. Aún así, el 2005 Ricardo Lagos firmó la Constitución afirmando que con las reformas que se le realizaron se ponía fin a los enclaves autoritarios heredados del régimen militar.Pero en esencia sigue siendo la misma Carta Fundamental la que nos rige y el Movimiento Ciudadano por una Constitución Democrática se transformó en la primera organización en proponer una fórmula concreta para cambiarla. “La idea nuestra es un procedimiento pacífico, motivador, barato, democrático y que es formal e informal al mismo tiempo. Es formal porque pretendemos usar el procedimiento electoral que nos ofrece la Constitución, como lo hicimos con el NO”, informa Garretón.El abogado explica la campaña apunta a que en las próximas elecciones municipales, quienes estén a favor de una Asamblea Constituyente, voten por su candidato o candidata, pero también escriban en el voto “una marquita que ya nos vamos a poner de acuerdo cuál es”, pero que se identifique con esta iniciativa. De acuerdo a las leyes, estos votos no serían nulos, sino que completamente válidos y se escrutarían, eso sí, como objetados, lo que obliga a separarlos e identificar el mensaje que llevan escrito.“Yo no luché contra Pinochet para anular el voto”, asegura Garretón y señala que con este mecanismos se ejercería presión, pues se sabría que un alto número de ciudadanos están por crear una nueva Carta Fundamental.Para Orlando Caputo el éxito de esta iniciativa permitiría la unidad de todos los sectores de la sociedad en pos de una Constitución que los represente. “No hay grupo social que no pueda estar interesado en generar una gran unidad del pueblo chileno para llevar adelante este proceso y usar este mecanismo para cambiar las cosas”, señala el economista.Por su parte, Giorgio Boccardo, asevera que esta iniciativa podría ser un incentivo para que los jóvenes -que si bien no se vinculan a la política formal, pero no por eso están inactivos- se integraran. “Se requiere empezar por algo. La convocatoria es poco excluyente, poco traumática. Quizás muchos jóvenes que no estamos inscritos pensaríamos en empezar a participar en este espacio, que hoy uno no se ve entregando un voto a gente con la que no se siente para nada representada (…) estamos viendo una pequeña luz de no tener que ir a entregar el voto por el mal menor”, afirma el ex presidente de la FECH. 

María Olivia Mönckeberg dispara contra el duopolio mediático de Edwards y Saieh: “Este libro ha sido silenciado y censurado”.

Fuente: www.elciudadano.cl 

Materializar el periodismo de investigación en forma de libros es lo que cautiva a la académica de la Universidad de Chile, María Olivia Mönckeberg. En esta última entrega, El negocio de las universidades en Chile (2007), la periodista nos relata, con un texto profundo y contundente, lo que a su juicio ocurre actualmente sobre el lucro y la educación superior. La autora de El Saqueo de los grupos económicos al Estado chileno (2001), El Imperio del Opus Dei en Chile (2003), La privatización de las universidades: Una historia de dinero, poder e influencias (2005), esta vez nos ubica bajo el insólito mundo de la trama de influencias y poder que rodean al llamado “mercado” de las universidades.

“No me gusta hablar de las universidades como mercado, pero si hablamos de ‘mercado de las universidades’, por lo que uno observa, es uno de los menos transparentes. Partiendo por eso que dice que son corporaciones sin fines de lucro, sin embargo, la gran mayoría lucra. Sobre todo en las privadas lucran. Ese es uno de sus objetivos fundamentales”. Con estas palabras, María Olivia Mönckeberg, nos da a conocer uno de los principales resultados de su última investigación periodística.

-Según opiniones del mundo académico el libro revela una vergüenza nacional. ¿Comparte ese juicio?

-(En el libro) Hay cosas que como sociedad son bastante fuertes. Creo que es necesario observarlas y ver qué se puede hacer frente a esto. En el libro hay mucha información de actualidad, porque así como en el Saqueo hablábamos de algo que ya pasó, aquí hay datos del presente. Sobre todo en la parte del negocio del dinero. Realmente hay situaciones absolutamente vergonzosas y no sólo en las universidades privadas.

-¿Qué le sorprende durante la investigación?

-Mi sorpresa viene al darme cuenta que, por una parte, son muchos los personajes que fueron diseñadores de este modelo, tanto en la educación como en otros ámbitos, aparecen de dueños o figuras prominentes dentro de los consejos directivos en las nuevas casas de estudio -por ejemplo Hernán Büchi-. Lo otro que asombra es que siendo corporaciones sin fines de lucro, según la Ley, lucren a través de otras figuras como la inmobiliaria.

La nueva publicación tiene muchos temas tratados y la periodista comienza su relato haciendo un nexo con su libro del Opus Dei relacionando al movimiento con la Universidad de Los Andes, “porque creo que en el mundo de las universidades ha adquirido muchísima importancia la Universidad de Los Andes. Hechos ocurridos luego de la publicación lo comprueban: una vez más en la lista de los mejores puntajes de los egresados de colegios particulares pagados son vinculados al Opus Dei. Ha sido acreditada por 5 años. Como me dijeron los miembros del Opus Dei ‘su edificio (el de la universidad) está hecho para prevalecer por 300 años’. Ese imperio está en expansión en la educación superior, en los colegios y en la actividad empresarial”, sentencia la escritora.

Un dato luego de que el texto estaba en librerías. En El Mercurio aparece una columna de Ernesto Silva Bafalluy, rector de la Universidad del Desarrollo, militante de la UDI y padrino de una de las hijas de Joaquín Lavín. Silva habla de las “universidades exitosas” que según él van a desplazar al paradigma de las “privadas y tradicionales” y alude a tres universidades. “En eso coincido con Silva, pues son tres las que están acaparando a más élite actualmente. Estas son la de Los Andes, del Desarrollo y Adolfo Ibáñez”, expresa Mönckeberg. Estas representan un fenómeno de lo María Olivia denomina “el negocio ideológico”. “Esto es preparar personas, élites, preparar cuadros (en lenguaje marxista), para dirigir, hacer operativo y reproducir un modelo de sociedad por el que se la están jugando”.

Según la investigadora las tres representan universidades especiales. La de Los Andes posee acento religioso (Opus Dei). La Universidad del Desarrollo (UDD) matiz político, ya que está muy vinculada a la UDI. Hernán Büchi -ex ministro de Pinochet- es el presidente del consejo y su vicepresidente es Joaquín Lavín; y con énfasis en la ideología económica neoliberal clásica, la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI).

“Curiosamente en estas prima, aparentemente, ese afán (el del negocio ideológico) más que el de ganar dinero. En la UDD y UAI, probablemente se combinen las dos cosas. Esta última paga muy buenos sueldos a los profesores y los levanta de las tradicionales para que se vayan a trabajar con ellos y se van con los Fondecyt al hombro para poder decir que desarrollan la investigación. En el caso de la UDD, los que son sus dueños están metidos en inmobiliarias, por lo tanto están haciendo un negocio y están ganando plata con ella, y a la vez están influyendo. Se ha sabido que en sus centros de estudios se analizan programas de Lavín. Tienen una tremenda vinculación con el Instituto Libertad y Desarrollo (L&D), Cristián Larroulet que es el director ejecutivo de L&D, y a la vez es uno de los dueños y decano de la Facultad de economía de la UDD. Además las 3 están acreditadas por 5 años, más que algunas públicas”, explica la profesional.

No obstante, según la periodista, las tres tienen sus falencias, pues educan a personas que no tienen la posibilidad o la inquietud de forjar una federación de estudiantes. En la de Los Andes no hay centros de alumnos ni federación, en la UDD hay en pocas carreras y dicen que no tienen mayor interés en hacerlo. Es decir, carecen de organizaciones democráticas.

REACCIONES ANTE LA PUBLICACIÓN

El primer día luego del lanzamiento, Germán Cerón, que era uno de los dueños y rector de la Universidad Mariano Egaña -los estudiantes le decían la Mariano “Engaña”-, llamó indignado a María Olivia diciendo que ellos nunca habían dañado a nadie, “que cómo, que era una tal por cual una mentirosa”, recuerda Mönckeberg.

Cerón estaba furioso porque la periodista publicó que la Mariano “Engaña” estaba virtualmente quebrada. Luego de una larga conversación, la autora le explica que esa era la información que había obtenido en ese tiempo. “Es una universidad que no fue acreditada y por eso su situación se agudizó mucho. Por eso decidieron traspasarla. Esto es de locos. Nadie reconoce que las universidades se venden y se compran, pero efectivamente se venden y se compran. Uno sabe de toda esta gente que se molesta, esto porque les descubres, develas y eso es el periodismo de investigación, mostrar, transparentar que las cosas se hablen y discutan”, acusa María Olivia.

Con posterioridad 5 enero el socio de Cerón, Luis Alberto Werner-Wildner, envío una carta al director de la editorial Ramdon House Mondadori. Alegando que todo era falso y que cómo le podían publicar. Lo que ella le dijo a Werner-Wildner fue que por qué si afirmaba todo eso por qué no escribía una carta a un diario, pues tenía todas las libertades para hacer las acciones que correspondan. “No les gusta que se les toque ni un pelo de la cabeza. Ellos están acostumbrados a hacer y deshacer y se sienten tocados cuando uno trata de transparentar situaciones. Y empiezan ahí a pedir que los entreviste. Si son 36 universidades y multiplicamos por cada uno de los miembros de las juntas directivas actuales y del pasado tendríamos que entrevistar por cada investigación periodística a 500 o 600 personas. Sería la enciclopedia de las universidades”, desmenuza Mönckeberg.

-Algún otro caso

-También supe que estaba muy molesta gente de la Universidad Nacional Andrés Bello (UNAB). Ellos han estado haciendo una operación muy extraña con la Universidad Marítima, esta última fue creada por una fundación especial en los tiempos de Pinochet y está vinculada a la Marina. Ocurre que ahora hay un convenio con la UNAB y gracias a eso al estudiantado lo están encausando a la UNAB y la Marítima cerró las matrículas, que son situaciones absolutamente documentadas. Da la casualidad que el rector actual de la UNAB, es Rolando Kelly, hijo de Roberto Kelly ex oficial de la Marina y ex ministro de Pinochet.

SAIEH, EL EMPRESARIO ÁRABE

– ¿Hubo presiones o gestiones mientras escribía el libro? Se lo pregunto por el caso de Schaulsohn y Saieh en el Saqueo

– No hubo. En el caso del Saqueo fue muy divertido, pues llegó Jorge Schaulsohn de parte de Álvaro Saieh (dueño de Copesa, Corpbanca y de Unimarc). Me sorprendí muchísimo, no podía creerlo. Ahora es todo creíble por la posterior trayectoria de Schaulsohn. Se filtró un borrador del Saqueo y no encontraron nada mejor que ir a hablar conmigo para que sacara a Saieh del libro o bien lo entrevistara o cambiara el título, ya que Schaulsohn decía que no era un saqueador. La historia dice que a Saieh no le importa que se diga que tiene poder. Schaulsohn me transmite un discurso de que Saieh había hecho su fortuna en los gobiernos de la Concertación.

-¿Considera que Saieh hizo su fortuna en forma limpia y transparente?

-No pues, y no la hizo en los gobiernos de la Concertación. El era un empleado público que trabajaba en el Banco Central. Era un protegido de Álvaro Bardón (Chicago Boy). En esos inicios tuvo negociaciones con militares. Es amigo de Lucía Pinochet hija, fue favorecido por la reprivatización del Banco Osorno y La Unión. Luego se ve favorecido por las negociaciones en torno a Copesa. Simultáneamente, Saieh, aparte de los negocios, creó una consultora Econsult. Además trató de generar toda una economía a su pinta en la U. de Chile. Llegó a ser decano y prorrector, pero quería ser rector delegado de Pinochet. Tuvo que salir porque fue sorprendido en una conversación criticando al rector, que era un militar, con Miguel Kast (uno de Ios ideólogos del modelo económico del régimen militar). Después de salir de la U. de Chile volvió a sus negocios. Y se metió en la Universidad Andrés Bello, fue co-dueño, pero aparentemente ya no, se habría salido.

-La historia dice que el empresario árabe fue uno de los que amputó a la U.de Chile de sus sedes regionales ¿Hubo un plan para destruir la casa de Bello?

-Sí, claro. A los Chicago Boys, a los asesores civiles de Pinochet y a los gremialistas no les interesaba la U. de Chile. Porque significaba una amenaza para su proyecto a largo plazo.

-Se vio beneficiado algún círculo de poder vinculado a Pinochet por las universidades privadas.

-Sí, pero no necesariamente de su familia. Partamos con que el pinochetismo no es sólo Pinochet y su familia. Hay algunos que no lo dicen porque hoy en día no es popular decir ‘yo soy pinochetista’. Todo lo contrario hay mucha gente que prefiere no hacerlo, sin embargo, esa derecha dura que estuvo cercana a Pinochet, los civiles que estuvieron con él, por cierto que se han beneficiado con esto. Es la gente que diseñó, es la gente que estuvo con él, es la gente que influyó. En el caso de la UDI, Hernán Büchi fue su ministro de Hacienda y el jefe de gabinete de éste era Cristián Larroulet, pinochetismo puro. Aparecen también, Ernesto Silva Bafalluy, el grupo Penta (Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín), entre otros. A mi juicio pertenecen a ese pinochetismo económico. Que no les guste hoy o no les convenga tácticamente, es otro cuento.

CENSURA MEDIÁTICA

-¿Cuál es el rol de los medios de comunicación en el negocio de las universidades?

-Ufff!… Los medios de comunicación masivos tradicionales, por llamar de alguna manera a los grandes diarios de papel, están estrechamente vinculados. De lo que he podido percibir en los dos últimos libros, particularmente en El negocio de las universidades que abarca 20 capítulos con actualidad absoluta de un tema como la educación que está en el tapete, considerado uno de los principales temas país, es que hay bastantes antecedentes. Sin embargo, este libro ha sido silenciado, ha sido censurado.

¿Por quién?

Por los dueños de los medios de comunicación. Por quienes concentran el poder comunicacional en Chile. El imperio Copesa, que encabeza Álvaro Saieh, y el imperio de El Mercurio, que es dueño Agustín Edwards. Esto porque en la ceremonia de presentación del libro, encabezada por el rector Víctor Pérez y el profesor de la facultad de derecho, abogado, Pablo Ruiz Tagle Vial, quien fue propuesto como Contralor de la República, son personas cuyas opiniones revisten interés cuando se está hablando de educación y del negocio de la educación. Fueron muchos medios de comunicación a cubrir el evento. Al otro día aparecen nueve líneas en El Mercurio, con el característico estilo mercurial, gracioso, divertido, en un recuadrito en el contexto de una conferencia de prensa de la ministra de Educación Yasna Provoste. La UPI lo cubrió como un hecho noticioso, apareció en Ercilla y La Nación. Alcanzó a salir en La Tercera on line, pero no en papel. Después nunca más. Canal 13 estuvo presente, pero en su informativo central no mostraron nada. Una periodista de La Segunda llamó por teléfono y la entrevista no salió publicada. Yo observo no más. Mis ojos de investigadora también se extienden a eso, porque me dan una medida de la falta de libertad de expresión en este país. Ellos solitos me van haciendo un estudio, me aportan datos. Creo que son operaciones silencio. Quieren silenciar, acallar. Sólo el contenido del libro habría dado para muchas notas periodísticas, sobre temas candentes.

-Lo esperaba…

-Sí, lo esperaba. No sería la primera vez que me intentan silenciar. Me contaban que en Chilevisión Alejandro Guillé mostró el libro, en TVN ni una palabra. No es que uno se crea un gran autor, pero creo que hice un buen trabajo que habría aportado al debate y al mayor conocimiento de las cosas. Nada en Qué Pasa, nada en Caras y una notita en Cosas.

En contraposición, hubo acogida fuerte y muy entusiasta en radios. María Olivia desfiló por la radio U. de Chile, Cooperativa, Bio Bio y Nuevo Mundo. En las del Grupo Prisa: W y Concierto. “Por más que se discuta, que si hay o no monopolio, en las radios hay más pluralidad”, sostiene María Olivia.

Según la investigadora la explicación que tiene esta censura, “es que aquí se juntan las dos patitas de este negocio. El duopolio mediático y las publicaciones ligadas a empresarios como diarios económicos, están de acuerdo con lo que está ocurriendo y con el afán de ganar dinero. Los medios ganan con la publicidad. Ocurre que la publicidad que están haciendo las privadas es tan importante, que hace que obedezcan a los criterios que ellos creen. Pero además se identifican. Por eso tienen una doble razón para censurar estas cosas que no les gustan”.

-¿Qué le preocupa?

-A mí me preocupa como sociedad lo que está ocurriendo. Esos jóvenes que están año a año siendo apabullados por la publicidad, en que muchas veces sus padres no tienen la información para juzgar, se van endeudando en una cosa que no sabemos cuál es su destino ni calidad. Es muy complicado.

-¿Qué hará?

-No me voy a dejar silenciar por el duopolio y por los dueños de las universidades privadas. Voy a tratar de que la gente discuta, no podemos seguir en esto. Tengo alguna esperanza sobre lo que viene ocurriendo sobre todo después de los pingüinos.

-Hace poco murió su amiga Patricia Verdugo. Ella hizo periodismo de investigación de forma destacada desde los 80 y no figuraba en ningún medio actualmente, ni sus colegas ¿Por qué?

-(Los dueños de los medios) Han tratado de que no. Se relaciona mucho con lo que hablamos. Incluso cuando veía en el funeral de la Patricia gente que allí estaba muy consternada. La Patricia no estaba trabajando en medios y había mucha gente de medios allí. Creo que a la gente que manejaba los medios no le conveníamos. Yo nunca podría haber trabajado en un diario de Edwards, ni lo pretendo. Menos con Saieh.
DUEÑOS DE UNIVERSIDADES

ADOLFO IBAÑEZ

Con acento en la ideología económica neoliberal clásica. El Presidente de la junta directiva es Sergio Undurraga Saavedra uno de los economistas que ideó “El Ladrillo”. Texto clave en la fabricación del modelo económico de la dictadura. También está Manuel Ibáñez, dueño de D&S (Líder). Otro nombre que aparece en el directorio es Alfredo Prieto, subsecretario de Educación desde 1976. En el año ’80 asumió como ministro de esa cartera, donde se mantuvo por dos años. Suficiente para firmar todas las leyes que hoy rigen nuestro sistema de educación.

Llama la atención uno de sus miembros honorarios: el Nobel de Economía norteamericano, Milton Friedman. Acérrimo defensor del libre mercado. Friedman visitó Chile en 1975 y ejerció formalmente como asesor de gobierno y mantuvo contacto personal con Pinochet. Murió en 2006. Otro que destaca es el Cardenal Jorge Medina Estévez.

U. MAYOR

En la Universidad Mayor, su junta directiva hasta hace poco parecía una sesión del gabinete de Pinochet. Su presidente sigue siendo Ricardo García Rodríguez (ex ministro del Interior y de Relaciones Exteriores del dictador). En ese directorio están también Hernán Felipe Errázuriz, ex canciller y abogado de Pinochet además de ex embajador de Chile en Estados Unidos; y Jorge Prado Aránguiz, ministro de Agricultura de Pinochet. Además, aparecen personajes de la Concertación como Jaime Ravinet de la Fuente, también está el ex director de El Mercurio Juan Pablo Illanes. Como vicerrector está René Salamé Martín, el ministro de Educación que promulgó la LOCE durante la dictadura.

NACIONAL ANDRÉS BELLO

Álvaro Saieh Bendeck, dueño de Copesa, Corpbanca y Unimarc, estuvo fuertemente vinculado a esta casa de estudios, ya no aparece en el directorio. El rector es Rolando Kelly hijo de Roberto Kelly ex oficial de la Marina y ex ministro de Pinochet. Preside la junta directiva Miguel Ángel Poduje, lugarteniente y socio de Saieh, ex ministro de Vivienda y Secretario General de Gobierno durante la dictadura. “Por eso, aparentemente, no figura el empresario árabe, puede ser una apariencia”, expresa Mönckeberg. Vicepresidente Ignacio Fernández Lorens otro de la UDI y vinculado a Pinochet. Marcelo Ruíz (UDI), tesorero.

FINIS TERRAE

Los Legionarios de Cristo son los dueños de la Universidad Finis Terrae. Parte sólo con economistas en 1988. Entre los principales fundadores están los Chicago Boys, Pablo Baraona (autor de El Ladrillo y pinochetista), Álvaro Bardón y Sergio de Castro. Aparece también Bruno Philippi, actual presidente de la Sofofa. Ellos forman esta universidad, pero con el tiempo les fue faltando plata para agrandarse y ahí aparecen los Legionarios de Cristo. Establecen una sociedad con ellos, se fusionan y quedan en iguales proporciones. Pero la convivencia fue mala, tuvieron muchas crisis. Finalmente los Chicago Boys le vendieron su parte. Sólo quedó Álvaro Bardón. La UFT estaba de capa caída, no aparecía en el cuadro de honor de las privadas, estaba en un tercer nivel. Los nuevos dueños se preocuparon del asunto y trajeron a un legionario chileno que estaba en la U. Anahuac (Méjico), Cristian Nazer Astorga, que es laico consagrado, es decir, soltero y con votos. Llegó a Chile y se convirtió en presidente de la junta directiva. En la junta directiva asoman José Fernando Barros Tocornal (primer abogado de Pinochet en Londres) y Guillermo Luksic Craig, entre otros. Y un dato sorprendente: el director del Centro de Globalización Aplicada es el ex ministro de Hacienda de Eduardo Frei, Eduardo Aninat.

Mauricio San Cristóbal

AMNISTÍA INTERNACIONAL CHILE: Foro Internacional de Educación en Derechos Humanos.

Fuente: www.amnistia.cl 

Amnistía Internacional (AI) realizó un Foro de Educación en Derechos Humanos (EDH) la semana pasada (21-24 de Febrero) donde se reunieron líderes de la red global de EDH de AI para discutir los avances, desafíos y estrategias para este trabajo. Los objetivos del Foro giraron en torno a la colaboración efectiva y la integración de EDH en las campañas globales de AI, principalmente. Además, los asistentes compartieron sus experiencias y
discutieron la elaboración de posibles iniciativas.

“Para nosotros, este encuentro es particularmente importante, porque hemos
trabajo duro para organizar nuestra nueva estrategia de EDH, la cual nos
dirigirá hacia un compromiso más fuerte, que es la idea de educación como
forma de promover el compromiso a tomar acción en la gente”, dijo, Marj
Byler, Directora Senior de Movilización Internacional de AI. “La educación
no es un fin en sí misma, sino que el camino y la herramienta desde donde la
gente puede conocer sus derechos, y los derechos del otro y la relación
existente entre ellos, motivándolos para tomar acción”.

AI considera los avances en EDH como un proceso continuo que debe ser
implementado en el mediano y largo plazo. La organización define su trabajo
en educación como una empresa participativa, dirigida a fortalecer los
derechos del individuo, grupos y comunidades a través del conocimiento,
habilidades y actitud, coherentes con el reconocimiento internacional de los
Derechos Humanos.

En Chile, el trabajo de AI sobre Educación en Derechos Humanos incluye
campañas de información online, una de las cuales informa a los cibernautas
sobre las violaciones a los Derechos Humanos cometidas en Perú supuestamente
por el gobierno del ex-Presidente Alberto Fujimori. Otras iniciativas
involucran especializaciones en Derechos Humanos, entre las que se incluye
un curso para periodistas interesados en cubrir temas relacionados con ello.
La organización también pretende, en el futuro, llevar a cabo la enseñanza
en DDHH para personal uniformado del orden, guardias carcelarios y
militares.

Una de las metas actuales de AI Chile es incorporar la EDH en el currículo
formal de las escuelas públicas. Sin embargo, según Sergio Laurenti
“Director Ejecutivo de AI Chile-, este trabajo ha encontrado obstáculos, ya
que los abusos cometidos durante la dictadura militar en Chile ha marcado la
percepción de los chilenos sobre el concepto de “Derechos Humanos”. Por esto
es que algunos administradores de escuelas han sido reticentes a la
implementación de un programa en EDH”.

“Desafortunadamente, en Chile, la noción de Derechos Humanos está asociada a
los eventos del pasado. Es difícil para directores de escuela o centros de
padres y apoderados, aplicar la noción real de DDHH sobre los temas
contingentes de hoy”, agregó Laurenti. “frecuentemente, no pensamos que los
Derechos Humanos tienen un nombre, una nacionalidad, una casa, acceso a la
justicia, etc. En Chile, este concepto es comúnmente asociado
ideológicamente con cierto momento histórico. Esto es desafortunado, pero
creemos que con el paso del tiempo y la consolidación de la democracia, esto
puede cambiar”.

Aún así, AI Chile continua trabajando por desarrollar un pensamiento crítico
en relación a los Derechos Humanos y por fomentar una cultura que promueva
el respeto por los derechos de todas las personas. Con este fin, AI Chile ha
publicado recientemente, junto a UNESCO y varias universidades chilenas, un
estudio sobre la percepción de los jóvenes chilenos frente a los Derechos
Humanos. El estudio, titulado “Jóvenes, Derechos Humanos y Memoria”, fue
elaborado a partir de entrevistas con estudiantes de cinco universidades
chilenas. La investigación arrojó que muchos jóvenes chilenos están
interesados en Derechos Humanos y creen que podría ser parte del currículo
educacional del país, pero no ser un estudio específico antes del nivel
universitario.

Isabel Diez de Medina Neira, coordinadora de EDH de AI Chile, manifestó que
el estudio revela que la educación efectiva sobre Derechos Humanos es una
carencia de las escuelas chilenas. “Quienes participaron del estudio
supuestamente ya habían estado en un sistema donde tenían estudiado y
entendido estos tópicos”, dijo.

Diez de Medina explicó que esto es difícil para profesores, que ya están
bajo mucha presión debido a las largas horas de trabajo y el gran número de
estudiantes en clases, como para encontrar el momento para desarrollar un
currículo de Derechos Humanos. Agregó que algunos tienen temor de perder sus
trabajos si ellos hablan de las violaciones en Derechos Humanos cometidas en
Chile durante la historia reciente.

Pero, insiste en que es esencial que los educadores discutan estos abusos
abiertamente. “La memoria es tremendamente importante. En otras palabras,
para que lo que sucedió en este país no vuelva a ocurrir, necesitamos
enseñarlo, necesitamos mostrarlo, necesitamos contarlo y necesitamos
conversar en torno a ello para que cicatricen las heridas y nunca más vivir
una situación donde los Derechos Humanos sean pisoteados como lo fueron en
este país”.

The Santiago Times habló con varios representantes de AI, entre ellos, dos
educadores de derechos humanos provenientes de Israel y Malasia. El
representante israelí explicó que AI es comúnmente etiquetada de
“anti-israelí” porque aboga por los derechos de los palestinos, por lo que
el trabajo se ha dificultado “aunque los educadores en derechos humanos de
la organización están capacitados para trabajar con el sistema escolar
oficial. A la vez han formado a jóvenes agrupaciones enfocadas a los
Derechos Humanos. Por otra parte, recientemente han iniciado un nuevo
programa para combatir el tráfico de personas”.

El representante de Malasia, con una historia distinta para compartir,
enfatizó que los educadores de AI en Malasia trabajan en un “ambiente
denso”, donde los Derechos Humanos son un “tema muy sensible”. En esta
sección, el equipo de AI no ha trabajado con el gobierno. En cambio,
trabajan con profesores particulares que practican la educación informal.

By Helen Bunting and Leigh Shadko (editorATsantiagotimes.cl)

El motín que aplacó Codina.

Fuente: http://www.lanacion.clEl máximo responsable de la Armada ordenó el despido del almirante (R) Kenneth Gleiser Joo, del Hospital Naval de Talcahuano, quien había atacado al alto mando por no proteger a los oficiales investigados por la desaparición del sacerdote Miguel Woodward. La reunión entre el comandante en jefe y los almirantes (R) no tiene precedentes en democracia.Los 80 almirantes retirados llegaron puntuales a la cita. Uno de ellos, Kenneth Gleiser Joo, quemaba las naves rebelándose con una declaración cuero de diablo. La reunión, convocada con premura por el comandante en jefe de la Armada, almirante Rodolfo Codina, no tenía precedentes en la Marina desde el reinicio de la democracia.El corazón del conflicto volvía a ser la Esmeralda, usada como buque-prisión después del golpe de 1973. Y Gleiser era uno de los cinco altos oficiales retirados que la jueza Eliana Quezada citó a declarar a bordo de la nave el pasado 12 de diciembre. Las torturas a los detenidos en el buque-escuela y la muerte y desaparición del sacerdote Miguel Woodward eran los espectros que esa mañana acechaban en cubierta.El 30 de enero de 2008, día del encuentro de los 80 marinos en retiro con el almirante Codina, había transcurrido ya más de un mes desde la diligencia judicial en el molo de abrigo porteño. Pero la bola seguía rodando, arrastrando más nieve y barro a su paso. Porque si bien Gleiser se allanó ese día a subir a bordo, demandado por la magistrada, no perdonó lo que consideró una ofensa y abrió los fuegos.El lugar de la reunión, la antigua Escuela Naval, frente al Paseo 21 de Mayo del Cerro Playa Ancha, brindaba ese día el nostálgico paisaje de la bahía de Valparaíso. Pero ninguno reparó en él, pues la convocatoria era “para que volaran plumas”, según uno de los asistentes.El almirante Gleiser, médico neurocirujano de profesión en la Marina todos se nombran almirantes cuando integran ese cuerpo, a pesar de que hay contraalmirantes, vicealmirantes y un solo almirante, que corresponde al comandante en jefe , había ido muy lejos. Terminada la indagatoria, se fue a su casa y redactó la denuncia que envió por e-mail al resto de los almirantes en retiro. Sus iracundas palabras las publicó el diario “El Observador”, de Viña del Mar, el 19 de enero pasado. El texto llegó a ese diario a través de un tercero que dijo ser “enviado” por Gleiser, cuestión que éste después negó a través del mismo medio, pero sin desconocer el contenido.“Se han atropellado las más rancias tradiciones y reglamentos de la Armada. Un buque fue abordado por otro poder del Estado y su comandante se quedó sin mando por siete horas. La Armada se avergonzó de sus oficiales y los escondió”, escribió Gleiser.Unos párrafos antes también dijo que, cuando le tocó su turno y la jueza le ordenó subir a cubierta junto a los otros cuatros capitanes de navío retirados, “subí a un buque fantasma”. Y a continuación lanzó otro flechazo: “El comandante [del barco] y el abogado Figari [de la Fiscalía Naval] estaban escondidos”. Por ello su frase de “la Armada se avergonzó de sus oficiales y los escondió”. El comandante de la Esmeralda era en ese momento el capitán de navío Humberto Ramírez Navarro, que hoy se desempeña como jefe de gabinete de la subsecretaria de Marina, Carolina Echeverría. El ex jefe de Sanidad Naval de la Armada y ex director del Hospital Naval de Talcahuano dijo también en su denuncia que esa mañana “a este almirante y a los cuatro oficiales superiores se nos hizo esperar en el vehículo a pleno sol por tres horas ( ). Ningún oficial se presentó a ofrecernos un vaso de agua ( ). Se le informó [de la situación] al almirante Millar [Cristián, comandante entonces de la Primera Zona Naval], y éste contestó que no podía intervenir”. 

ADHERENTES Y ACOMPAÑANTESEl correo electrónico, medio que usó Gleiser para difundir el texto de su protesta al interior del cuerpo de almirantes en retiro, comenzó a circular masivamente, recibiendo comentarios tanto o más incisivos contra la jefatura naval.El abogado y dirigente gremial camionero Mauricio Cordaro Dougnac afirmó: “He recibido con estupor e indignación el e-mail. Daré a conocer públicamente estos insólitos hechos en el programa radial que mantengo en Portales de Valparaíso”.Un tal “Carlos Contador” que sería un coronel (R) de Ejército, asiduo escritor en las páginas nostálgicas de la dictadura que circulan en la red se sumó en la red electrónica a las críticas: “Es increíble que pase esto y especialmente en la Armada, que siempre defendió a los suyos y que su mayor valor ha sido la caballerosidad y el honor. Me puse en la situación del almirante y de los navíos, y me puse rojo de rabia y vergüenza”.Esa mañana, Gleiser estuvo acompañado en el molo por los capitanes de navío (R) Ricardo Riesco, Eduardo Barison, Humberto Santamaría y Tomás Ilich. En 1973, Riesco era instructor de los guardiamarinas recién egresados de la Escuela Naval que cumplían su instrucción a bordo de la Esmeralda, y desde allí pasó a integrar el grupo de oficiales prácticamente todos infantes de Marina que se encargaron de la represión en los principales centros de detención de Valparaíso los primeros meses después del golpe militar: la Academia de Guerra Naval y el Cuartel Silva Palma en el Cerro Playa Ancha.Barison era el segundo jefe de la Esmeralda, al mando del comandante Jorge Sabugo, ya fallecido. Y Santamaría e Ilich eran los oficiales de guardia el día en que Woodward llegó al barco, entre el 16 y el 20 de septiembre de 1973.HABLA CODINAPero aquel 30 de enero, en la antigua Escuela Naval del Cerro Artillería, el almirante Codina golpeó la mesa. Las cosas habían llegado muy lejos, teniendo en cuenta que los ataques se debían a que se había cumplido con las disposiciones de una jueza que investigaba tan delicados y dramáticos asuntos. Lo primero que hizo fue ordenar que Gleiser, a causa de sus dichos, fuese despedido del Hospital Naval de Talcahuano, donde prestaba sus servicios como médico.A pesar de estar de vacaciones en Puyehue, el comandante en jefe de la Armada contestó la llamada de LND. “Efectivamente, esa reunión la cité porque las cosas estaban yendo muy lejos y se estaba maltratando a la institución y su mando. También ordené que se despidiera al almirante Gleiser por desleal, porque alguien que ofende así no puede seguir trabajando para la Armada”, dijo Codina, relajado.“Para le fecha en que fue la reunión, el 30 de enero, llegaron muchos, alrededor de 80 almirantes en retiro. Recibí el apoyo de la gran mayoría, e incluso el almirante Douglas Aschcroft, que inicialmente había apoyado a Gleiser, me ofreció públicas disculpas”, afirmó.El almirante Codina fue más allá y desmintió a Gleiser: “No es verdad que ese día se les mantuviera encerrados en un vehículo por tres horas en el molo, porque todos se pudieron bajar mientras esperaban que la magistrada los llamara, e incluso caminaron por el molo y subieron a otros barcos de la institución”. Por tanto, sostiene que decir que no les dieron ni un vaso de agua “es falso”, porque lo pudieron tomar en cualquier parte.“Hay que entender que la Armada tiene que cumplir con las disposiciones judiciales en un Estado de derecho y en una democracia, y ello no significa pasar por encima del honor de nadie ni denigrar a la institución”, manifestó. Para el comandante en jefe, quien retoma sus funciones los primeros días de marzo, el problema “está resuelto”.Y para fijar su posición ante la Marina y la oficialidad en retiro redactó un comunicado que envió internamente (ver texto completo en lanacion.cl). “Este almirante reitera que, con la misma intensidad con que seguirá velando por los mejores destinos de todo el personal en retiro, no aceptará actos o conductas que atenten contra el prestigio, dignidad y honor de nuestra institución. Esto, en la convicción de que la lealtad para con la Armada y el mando naval es una obligación irrenunciable, siendo su preservación y práctica el único camino para mantener en alto los valores trascendentes de nuestra institución. En esto, el compromiso es de todos los oficiales, tanto en servicio como en retiro, y debemos asumirlo con el máximo de acuciosidad y rigurosidad”, dice el párrafo final de la “Posición institucional respecto a críticas expresadas por el contraalmirante (R) Kenneth Gleiser, vía correo electrónico”, que firmó el almirante Codina. EN EL PUNTO PENALEl contraalmirante (R) Kenneth Gleiser está en duros aprietos, y no precisamente porque lo despidieran del hospital donde trabajaba o porque el almirante Codina lo llamase a terreno. Gleiser es uno de los candidatos a ser procesados por el crimen de Woodward, al menos como encubridor, en la resolución que la jueza Quezada dictaría en marzo. Aunque inicialmente negó todo, al final reconoció ante las evidencias, como varios de los oficiales (R) de la Armada indagados en esta causa.Gleiser no sólo vio a Woodward moribundo cuando llegó a la Esmeralda, sino que subió con él a bordo para examinarlo y ordenó que lo trasladaran de urgencia al Hospital Naval, entonces en Playa Ancha, en cuyo trayecto murió y su cuerpo desapareció para siempre. La bitácora de la nave, entregada por la Armada a la jueza, y testigos, señalan al médico que llegó a integrar el cuerpo de almirantes. “Venía con los órganos internos destrozados y no tenía posibilidades de sobrevivir”, fue la cuenta que Gleiser dio ese día a su comandante en el crucero Latorre, capitán Carlos Fanta, hoy fallecido. Desde ese barco bajó el médico a examinar al sacerdote.La magistrada también debe resolver si, por distintos niveles de participación, encausa a otros oficiales (R). Entre ellos está el almirante (R) Guillermo Aldoney Hansen, que en 1973 era jefe del Estado Mayor de la Primera Zona Naval de Valparaíso, y supo del estado en que el sacerdote llegó al barco e hizo las gestiones para que Gleiser llegara a la Esmeralda desde el Latorre. “Tenía una pulmonía”, declaró Aldoney en el proceso, mientras que a la Comisión Rettig dijo el 22 de octubre de 1990: “Lo de Woodward fue un accidente”. Y agregó: “Por este hecho no se inició una investigación”.Se estableció judicialmente que Woodward fue llevado primero a la Academia de Guerra Naval, donde habría sido duramente torturado, y desde allí conducido a la Esmeralda. La comandancia de esa academia la asumió tras el golpe de Estado el capitán de navío Sergio Barra von Kretschmann, un relevante hombre de la Armada que participó en la DINA y está procesado ya en otras causas. El mando operativo de ese centro de tortura, bautizado irónicamente por los detenidos como “El palacio de la risa”, lo tenía el entonces capitán de corbeta Juan Mackay Barriga, que también llegó después al cuerpo de almirantes. Por ello, Barra y Mackay están en la “lista de espera” de la magistrada Quezada. Mackay es el vicepresidente del cuerpo de almirantes en retiro, que preside Rigoberto Cruz-Johnson.La indagatoria identificó asimismo al jefe de la patrulla naval que apresó al sacerdote y lo condujo a la Academia de Guerra de quien mantendremos en reserva su identidad para no entrabar la investigación , que también podría tener responsabilidades penales.

Focalización de recursos es la clave para los más pobres.

Fuente: La Nación 

Sólo en 2006 se gastaron más de cien mil millones de dólares para 
ayudar a los más necesitados, pero muchas veces el dinero no apunta a 
los problemas reales.

Sí, los 104 mil 400 millones de dólares gastados en 2006 por los 22 
países miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la 
Organización de Cooperación y de Desarrollo Económico (OCDE) han 
mejorado las condiciones de vida de las poblaciones más pobres.

El porcentaje de personas que viven con menos de un dólar diario bajó,
pasando de 29,6% de la población mundial en 1990 a 19,4% en 2004. El 
índice de escolarización primaria pasó, al mismo tiempo, de 79 a 86%. 
El número de fallecimientos imputables a la rubéola descendió de 757 
mil en 2000 a 242 mil en 2006, o sea un retroceso de 68%, e incluso de
91% en el caso del África subsahariana.

AÚN FALTA

Pero esos avances no bastan, a pesar de los esfuerzos para hacer más 
eficiente la ayuda. Tales son las principales conclusiones del Informe 2007 sobre el desarrollo de la OCDE publicado este mes.

Porque “la ayuda pública al desarrollo”, esas subvenciones otorgadas 
por los países ricos bajo diversas formas a los países pobres, tiene 
altibajos y numerosas ambigüedades.

Por ejemplo, Estados Unidos es mucho más generoso en cifras absolutas, pero si uno relaciona su contribución con el Producto Interno Bruto 
(PIB), aparecen en la cola del pelotón, y le ceden a los nórdicos, con
Suecia a la cabeza, la palma del voluntarismo y a Irlanda la cinta 
azul para el mayor aumento en un solo año (36,9%).

Francia aparece un poco por encima de la ayuda promedio de los países 
donantes.

FACTOR IRAK

Por lo demás, Richard Manning, presidente del CAD, destaca en su 
presentación del informe que es necesario relativizar esas cifras.

Los siete mil millones de dólares atribuidos en total a Irak en 2005 y
2006 falsifican la perspectiva. Y las anulaciones de deuda (una 
treintena de miles de millones de dólares mayoritariamente destinados 
a Irak y a Nigeria) mejoran por cierto el crédito de los países que se
benefician de ello, pero no les aportan dinero fresco.

Es por otro lado el progresivo agotamiento de esas anulaciones de 
deudas que explica que el monto total de la ayuda pública mundial haya
retrocedido de un máximo de 107 mil 100 millones de dólares alcanzados
en 2005 a 104 mil 400 millones en 2006. Y un nuevo retroceso para 2007
debe ser anunciado en la primavera.

Manning advierte que los 22 países donantes del CAD tendrán muchas 
dificultades en mantener sus promesas de ayuda efectiva (fuera de la 
ayuda humanitaria, aligeramientos de deuda, costos administrativos de 
la ayuda, costos de refugiados y de estudiantes) hacia 2010.

Para lograr cumplir, tendrían que aumentar cada año esta ayuda 
solidaria en un 12%, lo que parece fuera de alcance en estos tiempos 
en que priman los equilibrios presupuestarios.

MEJOR PANORAMA

En todo caso la ayuda de los estados ha vuelto a ser más eficaz, 
siguiendo el ejemplo de Reino Unido que, desde 2002, adoptó una ley 
que le otorga un mandato claro y un rol de jefe de fila al 
“Departamento para el desarrollo internacional” en el seno del
gobierno.

De ahora en adelante el Reino Unido se prohíbe a sí mismo recurrir a 
la ayuda al desarrollo para obligar a los países beneficiarios firmar 
contratos de abastecimiento con empresas británicas.

*Le Monde, The New York Times Syndicate