OPINIÓN: Participación en el Consejo de Derechos Humanos

La Presidenta ha prometido en la ONU que Chile “promoverá con fuerza el respeto universal de los Derechos Humanos”. Agregó que “la creación de un orden internacional más justo y más humano sólo será posible si ponemos en el centro del debate el respeto a la dignidad de la persona humana” y aseguró al mundo que “en Chile trabajaremos no sólo para mejorar nuestras prácticas y legislación interna, sino también promoveremos la consolidación de los Derechos Humanos junto con el desarrollo económico, social, la paz y
la seguridad”.

Nadie duda de las buenas intenciones de la Jefa de Estado en la materia, pero hasta ahora su Gobierno no ha hecho todos los esfuerzos necesarios para ubicar al país en el plano de respeto a los Derechos Humanos anunciado. Los logros que Chile exhibe  en el último tiempo los ha materializado el Poder Judicial, logrando la sanción de algunos violadores y al extraditar a Fujimori.

La Presidenta debe hacer realidad sus promesas y, para eso, es necesario que su Gobierno ratifique los instrumentos internacionales pendientes; que se derogue completamente la pena de muerte; que la Justicia Militar extinga toda jurisdicción sobre civiles; y se ponga término a toda forma de discriminación (en particular contra los pueblos indígenas, impidiendo la calificación como “conductas terroristas” de sus actos de protesta o demanda social.

Entonces, la Presidenta podrá volver a la ONU habiendo puesto a Chile en el sitial que le corresponde y demostrando que este Gobierno cumple sus promesas.

Leonardo Aravena A.
Coordinador de Justicia Internacional
Amnistía Internacional – Chile

Anuncios

Bachelet promete en la ONU reforzar la consolidación de los Derechos Humanos

NUEVA YORK.- Al intervenir en la sesión plenaria de la 62° Asamblea General de Naciones Unidas, la Presidenta Michelle Bachelet prometió que Chile “promoverá con fuerza el respeto universal de los derechos humanos” y trabajará para consolidarlos, refozando así la candidatura del país para integrar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a partir del próximo año.

Con un tono enérgico, la Mandataria dijo que “la creación de un orden internacional más justo y más humano sólo será posible si ponemos en el centro del debate el respeto a la dignidad de la persona humana”.

Tras ello, prometió que “en Chile trabajaremos no sólo para mejorar nuestras prácticas y legislación interna, sino también promoveremos la consolidación de los derechos humanos junto con el desarrollo económico, social, la paz y la seguridad”.

De esta manera y bajo la atenta mirada del canciller Alejandro Foxley, la Jefa de Estado formalizó la candidatura chilena en búsqueda de los 97 votos necesarios para obtener uno de los tres cupos disponibles para integrar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que hoy disputa con Argentina, Brasil y Venezuela.

Siguiendo esa línea, recordó que los derechos humanos han estado “en el centro de la historia reciente de Chile”, por lo que para sus ciudadanos “no hay lugar distante ni situación ajena cuando se trata de proteger la vida y la dignidad de las personas”.

El Mercurio Online