Cómo cerrar la brecha en salud

El Mercurio

17/06/2010

Luis Alberto Moreno

Presidente Banco Interamericano de Desarrollo

En Mesoamérica, la inequidad mide seis centímetros.

Esa es la diferencia, en el promedio de estatura a los cinco años de edad, entre un niño pobre en los países de esta región, y uno cuyos padres pertenecen a los estratos ricos.

La diferencia no es sólo de talla. A esa edad, cada centímetro adicional está asociado a un mayor nivel cognitivo y escolar, y eventualmente a la posibilidad de conseguir un buen trabajo y lograr mejores ingresos. En el transcurso de una vida, esos seis centímetros se pueden convertir en un abismo.

La diferencia se debe a la desnutrición, por supuesto. Pero también surge de la ausencia de servicios básicos de salud materno-infantil, de medicinas que eliminan parásitos y protegen contra enfermedades que impiden el crecimiento normal.

¿Cómo explicar entonces que los indicadores de salud en los mesoamericanos no hayan mejorado en años recientes? La respuesta es simple: el progreso en materia de salud no ha llegado a los más pobres.

Y los más pobres son muchos. Cerca del 20% de la población de Mesoamérica, que incluye a Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Belice y los estados del sur de México, vive en extrema pobreza. Son ocho millones de personas, mayoritariamente mujeres y niños, para quienes la atención de salud es inadecuada o inexistente.

Reducir esa brecha de inequidad es el objetivo central de Salud en Mesoamérica 2015, una histórica alianza que acaban de inaugurar la Fundación Bill & Melinda Gates, el Instituto Carlos Slim de la Salud y el Gobierno de España, con la colaboración de los países mesoamericanos y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Durante cinco años, Salud Mesoamérica 2015 financiará proyectos focalizados en los grupos más vulnerables del 20% más pobre en cada país: las mujeres y los niños menores de cinco años. Los proyectos privilegiarán las áreas de salud reproductiva y materno-infantil, nutrición y vacunación, además de atacar el dengue y la malaria.

La Fundación Gates, el Instituto Carlos Slim de la Salud y el Gobierno de España aportarán US$ 50 millones cada uno, sumando un total de US$150 millones a la iniciativa. Se espera que estos dineros sirvan de ejemplo para otros donantes, a fin de movilizar recursos adicionales. El BID funcionará como organismo ejecutor, trabajando con los gobiernos en el diseño, en la implementación y en el monitoreo de los proyectos, para verificar los resultados y medir el impacto.

Aunque no es la primera vez que la comunidad internacional brinda este tipo de apoyo, Salud Mesoamérica 2015 apuesta por una estrategia que rompe con los tradicionales esquemas de asistencia multilateral. Primero, porque reconoce que para atacar problemas complejos con dimensiones locales, nacionales y transfronterizas, la mejor opción es formar alianzas público-privadas que apalancan recursos técnicos y financieros.

Segundo, porque aprovechará las economías de escala que surgen de una acción regional, pero sin descuidar las prioridades nacionales de cada país mesoamericano, ya que serán los gobiernos los que definirán los proyectos a desarrollar.

En contraste con otros programas internacionales, los países que participan en la iniciativa no competirán por recursos, ya que se asignarán montos quinquenales por país con base en los índices de pobreza y de desigualdad de cada uno.

Pero quizás lo más novedoso es que Salud Mesoamérica 2015 ofrecerá un fuerte incentivo para los países que muestren el mayor empeño en cerrar la brecha en salud. Una parte de los fondos se entregará sólo después que los gobiernos logren objetivos mutuamente acordados. Y para eliminar cualquier duda sobre el destino de los recursos y la eficacia de las intervenciones, se realizarán evaluaciones rigurosas e independientes no sólo después, sino durante el transcurso de cada proyecto.

Cinco años es muy poco tiempo. Pero con decisión, creatividad y compromiso podemos eliminar para siempre esos centímetros de inequidad y asegurar un futuro próspero para todos los niños de Mesoamérica.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE LA POSICIÓN DE AMNISTÍA INTERNACIONAL  – CHILE.

La cárcel y el hospital

La Fuente: www.elclarin.cl

Encierro y muerte, el destino de los pobres.

Luís Emilio Recabarren, en Ricos y pobres, y Carlos Pezoa Véliz, en Tarde en el hospital.

El Hospital El Salvador, un verdadero monumento histórico, fundado en el período de Federico Errázuriz Zañartu, es uno de los pocos monolitos que, el afán destructivo del chileno y su falta de respeto por la memoria histórica, aún no ha demolido, sin embargo, no me parece necesario que tan antigua edificación continúe prestando servicios a los pacientes: en la Prensa se critica, con razón, que en algunos lugares pululan los roedores y otras alimañas.

La penitenciaría es de la época de José Manuel Balmaceda: los reportajes de televisión han demostrado el estado repugnante e inhumano en que se encuentran las calles de este viejo edificio.

No es aceptable que los ciudadanos, sobretodo los más pobres, sientan temor al tener que hospitalizar algún paciente. El hospital no debiere ser el reinado de Tanatos, sino el de Esculapio, en el sentido de proteger la vida y no enviar a los pobres pacientes del quirófano al sepulcro. El Hospital de Talca, con desaciertos médicos frecuentes – y que aún las intervenciones de otras autoridades no logran superar- propaga el pánico en los que han tenido la mala suerte de habitar en la Región del Maule.

Continue reading

La realidad en Chile del aborto terapéutico

Fuente: Radio Universidad de Chile

La “agenda valórica” de las candidaturas presidenciales abrió nuevamente la discusión el aborto terapéutico, un tema que tiene relación con la salud, la ética y los derechos humanos. Su despenalización es una antigua demanda de los movimientos de mujeres y de los sectores más progresistas de la sociedad, sin embargo, no todas las personas saben exactamente a qué se refiere esta práctica médica y por qué se aboga por quitarle la calidad de crimen que ahora pesa sobre ella.

El aborto terapéutico se practica cuando está en riesgo la vida o la salud de la mujer, o bien, cuando el feto no tiene ninguna posibilidad de sobrevida fuera del útero. En Chile fue permitido por el Código Sanitario entre 1931 a 1989, en este período toda mujer cuya vida estuviera en peligro podía solicitar un aborto si contaba con la aprobación de dos médicos. En 1989, en las postrimerías de la dictadura militar, se eliminó la excepción del aborto terapéutico, penalizando esta práctica y poniendo en riesgo a las mujeres.

Actualmente, las leyes contra el aborto se encuentran en el Código Penal, en los artículos 342 A y 245, bajo el título de “Crímenes y Delitos contra el Orden Familiar y la Moralidad Pública”.

Continue reading

Revelan que el VIH en homosexuales llega al 15%

Fuente: La Nación

ONG que participa de inédita investigación calificó la cifra de “altísima” y espera que sus resultados sirvan para reorientar la política pública y conseguir fondos internacionales. El estudio también dio cuenta del bajo uso del condón.

Resultados inquietantes está arrojando una investigación sobre prevalencia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en hombres que tienen sexo con hombres (HSH) en las regiones Metropolitana y de Valparaíso, ya que la concentración del virus alcanza al 15% y el condón se ocupa cada vez menos en las relaciones sexuales.

Así lo adelantó a La Nación Paolo Berendsen, coordinador del proyecto al interior de la ONG Acción Gay -el cual es financiado por Onusida y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)-, que comenzó a ejecutarse a fines de 2008, en hombres mayores de 18 años que hayan tenido relaciones sexuales penetrativas anales durante los últimos 12 meses.

El resultado está por sobre el promedio nacional -que ni siquiera llega al 1%- y muy cercano al 16,1% que promedió América Latina en 2007, según un recuento que publicó la ONG Argentina Sociedad de Integración Gay Lésbica.

Continue reading

Opinión: VIH-SIDA: ¿Cuándo se nos olvidó hacer las cosas bien?

Fuente: Leo Arenas, El Mostrador

El reciente informe entregado por el Ministro de Salud, el Director de la Comisión Nacional del SIDA y el Presidente del Consejo Médico de Clínicas Privadas de Chile, reveló que 104 personas que se hicieron el test del VIH y que resultó positivo (no sabemos si en la primera o segunda muestra) no han sido notificadas y que no existe certeza sobre 405 personas.

Estamos lejos de las mil y tantas personas que informó el Senador Girardi a pocos días de conocer los casos de Iquique, pero tampoco es una cifra que debamos obviar, al final de cuentas las personas que se atienden en clínicas privadas son distintas a las que se atienden en el sistema público, y las cifras de no notificados son similares.

Es decir, en este caso, la empresa privada no es mejor que lo público. Claro que esta vez no hemos tenido diputadas/os pidiendo una intervención del sistema privado, ni siquiera cuestionando el proceder que está reglamentado, sólo el silencio en el período estival. Para algunas/os parlamentarias/os, el sistema privado, sea salud, educación y trabajo, es intocable y las denuncias se hacen con publicidad cuando el acusado es el aparato estatal.

Pero más allá de la política chica, de la ventaja mínima que sacan nuestras/os políticas/os para transformar temas en agenda pública, quienes trabajamos en el día a día en la respuesta social al VIH, debemos preguntarnos: ¿Por qué, de una parte a esta, las cosas están resultando peor de lo pensado?

No sé cuando se puso fea la cosa, pero ciertamente que dejamos de ser el país que marcaba algunas pautas (quizás nunca lo hicimos y era un cuento contado entre nosotros) y que era ejemplo en cuanto al proyecto financiado por el Fondo Global.

No sé porque no se tiene un registro único de casos de VIH, si es de notificación obligatoria según la Normativa del Ministerio de Salud y dispone en la página epi.minsal.cl de un Sistema de Notificación en donde debe ingresarse con autorización. ¿A dónde iba a parar dicha información?

No estuve en la conferencia de prensa, pero habría preguntado: ¿Cuántas, de las 4.043 personas que las clínicas privadas han confirmado con VIH+, tuvieron consejería pre y post test, como lo establece la Ley Nº 19.779?

Lo más grave es que la sociedad civil ha estado ausente en este debate. Y lo empezamos a hacer mal cuando dejamos de cumplir el rol que tiene una sociedad civil, cuando adquirimos el estatus de “asociados” con el Estado, con el Gobierno de turno. Cuando empezó a primar el amiguismo de vernos entre tantas reuniones. Y tuvimos temor de herir susceptibilidades, nos pusimos “políticamente correctos”. Nos autocensuramos.

Quizás era lo que había que hacer para obtener los recursos para el trabajo de las organizaciones, dejamos el espacio público y ventilamos los problemas entre cuatro paredes, aprendimos a negociar, nos volvimos “políticos en los social”; solucionamos nuestros problemas, pero dejamos de hacer lo que hemos definido como lo principal de la sociedad civil: “la vigilancia ciudadana”. Por eso es que ninguna de las últimas denuncias en el ámbito del VIH han sido iniciativa de las ONG’s.

No sé si estamos tomando palco o, definitivamente, no somos el referente que creíamos ser.

*Leonardo Arenas es Secretario Ejecutivo para América del Sur de COASCE.


LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

104 pacientes con sida no han sido notificados en el sector privado

Fuente: El Mercurio

Además de esta cifra, hay 415 personas de las que no se tienen registros, es decir, no se sabe si fueron notificados o no.

SANTIAGO.- Ante el destape de los enfermos de sida no notificados en la salud pública, el sector privado tampoco está inmune ante esta negligencia. Según el informe nacional del estado de situación de los casos de VIH confirmados, entre 2004 y 2008, hay 104 personas (2,7%) que no fueron advertidas de la enfermedad, y otras 415 de las que no se tiene registro respecto a que si fueron o no comunicadas.

El ministro de Salud, Álvaro Erazo, comentó que “hay que estudiar si corresponden o no sanciones en el caso”, recordando que existe una ley que obliga a notificar estas enfermedades.

Según el informe, de los 104 pacientes que no han sido informados, hay 44 que fueron contactados por la institución correspondiente, pero no asistieron a realizarse la contramuestra. En cambio, el resto de los enfermos no han podido ser contactados para entregarles la información, ya que entregaron datos falsos sobre su domicilio.

Respecto a esto último, el ministro hizo un llamado a la responsabilidad de quienes se hagan el test de Elisa, para que se acerquen a buscar los resultados y se interesen por saber los diagnósticos y los tratamientos.

El presidente del Consejo Médico de Clínicas de Chile, Leandro Biagini, recalcó la importancia en la creación de un registro único donde se tengan los datos, tanto del sector privado como el público, relacionados a la notificación de enfermedades como el VIH, y añadió que espera que a mitad de año el registro ya esté funcionando.

Sobre esta situación, Erazo anunció que “la búsqueda activa es lo que viene”, para poder contactar a los pacientes que no están enterados que son portadores del sida.

LAS OPINIONES, ENTREVISTAS Y NOTICIAS  VERTIDAS EN ESTE BLOG  NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE

Gran avance: Ministro de Salud ordena eliminar instructivo homofóbico en exámenes médicos.

Fuente: www.movilh.cl

Se trata de un documento oficial que consideraba a homosexuales y transexuales como grupos de riesgo. Este es el segundo triunfo contra la discriminación conseguido por el Movilh ante el Ministerio de Salud, luego de que las prohibiciones para que las minorías sexuales donarán sangre en centros públicos de salud fueran eliminadas.

Acogiendo una solicitud del Movilh, el Ministro de Salud, Alvaro Érazo, ordenó hoy eliminar todo contenido homofóbico del instructivo oficial sobre Examen de Medicina Preventiva del Adulto (EMPA), documento donde se identificaba a las personas con orientación sexual diversa como un grupo de riesgo para la transmisión de enfermedades y, por tanto, se les sometía sólo por ello a análisis especiales.

La determinación se adoptó en una cita en el Ministerio de Salud (Minsal) que reunió a Érazo (en la fotografía) y al  Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), instancia que exigió la modificación del instructivo tras recibir una denuncia de un estudiante de medicina.

 “Estamos satisfechos con esta rápida solución, pues no derivó en burocracias o trámites mayores” sostuvo el activista del Movilh, Juan Hernández, tras recordar que en el 2003 su organización ya había logrado un triunfo similar ante el Minsal al conseguir que los instructivos que impedían a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales donar sangre en los servicios públicos de salud fueran eliminados.                   

El cambio en el EMPA es particularmente relevante, por cuanto en dicho texto se identifica de manera prejuiciosa, y claramente homofóbica, a la personas homosexuales y transexuales como un grupo de riesgo en torno a la transmisión de enfermedades de transmisión sexual.

Ello “aún cuando todos los estudios científicos sobre estas materias han demostrado que los “grupos de riesgo no existen, sino que sólo conductas peligrosas”, sostuvo Hernández.

En efecto, en el EMPA se pide a los profesionales de salud preguntar al paciente si “su pareja ha estado expuesta a contagiarse de infecciones que se trasmiten por las relaciones sexuales. Mencione que estas infecciones son más frecuentes cuando se tiene relaciones con personas del mismo sexo, con varias parejas y con personas desconocidas. Si la respuesta es positiva, refiera a exámenes en sangre venosa”.

Sobre la materia, el Movilh indicó a Erazo   que   “además de homofóbica esta indicación es desde toda mirada irresponsable con la salud de las personas, por cuanto da la absurda sensación de que unas estarían más libres que otras de contraer algún tipo de enfermedad en razón de su orientación sexual o identidad de género. En otras palabras, la orientación heterosexual debería tener menos cuidado que la homosexual, apreciación infundada desde toda mirada”.

En la cita, donde también estuvo presente el coordinador ejecutivo de la Comisión Nacional del Sida, Anibal Hurtado, el Movilh pidió además al Ministro que garantice la continuidad de un inédito plan de salud gratuito para la población transexual, lanzado el año pasado.

“Tras idear este plan, durante muchos meses luchamos porque el Minsal se involucrara, lo que finalmente conseguimos. Ahora queremos que esta iniciativa se mantenga en el tiempo, caso contrario, no cumpliría con su objetivo”, puntualizó el Movilh.

LAS NOTICIAS, ENTREVISTAS Y OPINIONES VERTIDAS EN ESTE BLOG, NO REPRESENTAN NECESARIAMENTE EL PENSAMIENTO DE AMNISTÍA INTERNACIONAL – CHILE.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.