IMPACTO EN SALUD QUE PRODUCIRÍA LA PROHIBICIÓN DE LA DISTRIBUCIÓN DE LEVONORGESTREL, DIU Y PAE.

Fuente: www.elquintoinfierno.cl 

La nueva normativa prohibiría la entrega de métodos anticonceptivos a casi tres millones y medio de mujeres, es decir un tercio de la población femenina en edad fértil. El 100% de los anticonceptivos que entrega el sector público contienen levonorgestrel y el 40% de lo que vende el sector privado.

Basada en información entregada por el instituto nacional de estadísticas, y la CEPAL, los impactos que tendría esta medida, sería:

1. Aumentaría la natalidad entre 5 a 7 puntos, pero los abortos clandestinos aumentarán entre 15 a 17 puntos.

2- En promedio se producirían más de 280.000 abortos anuales, de los cuales se estima un 20% de complicación, con un aumento en más del 50% de hospitalizaciones, lo que produciría además del impacto humano, un total COLAPSO del sistema de salud chileno. Las complicaciones de abortos serán mayores a las que existían en 1964

3-Se estima que el número de muertes de mujeres por aborto aumentaría hasta 5 veces. Además del probable incremento que tendría la morbimortalidad por el ya mencionado colapso del sistema de salud en el área de maternidad.

4-Esto por supuesto solo afectará a la población mas pobre y vulnerable de nuestro país, que es la que depende del sector publico tanto para la atención del embarazo y parto como para la adquisición de anticonceptivos, ya que las personas de mayores recursos podrían adquirir anticonceptivos más caros, que no contengan levonorgestrel, comprar en el extranjero o en el eventual mercado negro que se produciría.

5-El impacto en la población adolescente seria aun más dramático, ya que se sumaría a la ausencia de educación sexual en los colegios, la negación del acceso a los principales métodos anticonceptivos.

Extracto del estudio realizado para el tribunal constitucional por los Dr. Giorgio Solimano y Ramiro Molina. Universidad de Chile

LAS AMENAZAS DE CHINA QUE DOBLEGARON A LA MONEDA. Viaje de Bachelet condicionado a posición chilena respecto al Tíbet.

Fuente: www.elmostrador.cl 

El gigante asiático no quería reacciones “fuertes” en contra de la represión en el país del Dalai Lama. La embajadora advirtió al subsecretario Alberto Van Klaveren sobre las consecuencias de una declaración oficial que no gustara a Bejing. Pese a que la Presidenta es reconocida en el mundo como un ícono de los Derechos Humanos, ésta vez primaron los poderosos intereses económicos y una política exterior en función de los TLCs.

Por Macarena LópezCuando el pasado jueves 20 de marzo todos se preparaban en la Cancillería para aprovechar el largo fin de Semana Santa, una importante reunión se efectuaba en el piso 15 del edificio Carrera, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, entre el subsecretario Alberto Van Klaveren y la embajadora de China en nuestro país, Liu Yuquin.

A nadie le extraño que la diplomática visitara el Ministerio, ya que durante esa semana estuvo en reuniones con el director de Asia Pacífico, Fernando Smidth, con quien estaba viendo los detalles del próximo viaje de la Presidenta Michelle Bachelet, que se inicia el 11 de abril.

Tras la visita de la diplomática había un gran objetivo: impedir que Chile hiciera una declaración muy fuerte condenado los hechos de violencia en el Tíbet, que según las versiones de grupos tibetanos alcanzan a 135 muertos y 400 heridos (Los informes oficiales de Beijing establecen sólo 17 víctimas fatales).

Liu Yuquin le advirtió a Van Klaveren que si el Parlamento emitía una declaración contraria a China se podría ver “empañado” el viaje de Michelle Bachelet, según comentaron altas fuentes diplomáticas a El Mostrador. El escenario era difícil porque el gobierno no estaba dispuesto a un “filipinazo” en su frustrada visita y menos aún a que la mandataria no sea recibida por el presidente chino, Hu Jintao.

Otras fuentes diplomáticas señalaron que “corría peligro” la buena relación existente entre ambos países, y que esta se “podría ver perjudicada”. Sólo el año pasado se exportaron 10.051 millones de dólares, especialmente en cobre, celulosa y minerales de hierro, al gigante asiático, lo que lo convierte en nuestro principal socio comercial.

En ese escenario, una vez que el canciller Alejandro Foxley supo de lo tratado entre Van Klaveren y Yiuquin, el lunes 24 de marzo empezó a hacer las gestiones con La Moneda para emitir una declaración que cautelara estos intereses. Visada por la mandataria y dada a conocer el 26 de marzo, en la declaración de la Cancillería se lamentaron los hechos del Tíbet y se habló de una sola China, lo que fue recibido con “satisfacción y calificado de inteligente” por el gobierno de Hu Jintao, según comentaron fuentes allegadas a la política exterior.

Estas explicaron que no se condenó la represión de Beijing porque “el Tíbet es un tema interno de China”, y que la violación a los derechos humanos “es una percepción que se puede aceptar como interpretación, porque los datos existentes es que hubo violencia previa”. También relatan que la maquinaria diplomática china presionó a nivel global a diversos gobiernos.

La hija del general

A muchos en Chile les extrañó que la postura oficial no condenara los hechos, pese a que la Presidenta Bachelet presenta como uno de sus elementos de reonocimiento a nivel internacional el ser la hija de un general que murió en prisión producto de torturas y que, posteriormente fue detenida y apremiada por los organismo represivos de Pinochet.

Como ícono del tema habló en septiembre pasado en Naciones Unidas, aseverando que “Chile ha estado y estará en la primera línea de las trincheras diplomáticas en defensa de los derechos humanos”.

Pero las presiones chinas no terminaron en el gobierno. El 24 de marzo la embajadora tomó contacto con el senador socialista Jaime Naranjo, quien criticó lo tardío de la respuesta chilena.

“La embajadora fue para hacerme ver el pensamiento de China y le dije que respetaba mucho lo que ellos pudieran señalar, pero yo tenía la libertad para opinar sobre el tema de derechos humanos”, señala el legislador.

La representante china, comenta Naranjo, incluso “me pidió que estudiara con más profundidad el tema del Tíbet, es decir, las típicas cosas que a uno le dicen para que corrija su opinión. Yo tengo muy clara mi posición y no me van a convencer en una conversación”.

La diplomática también intentó ubicar sin éxito al diputado Esteban Valenzuela. El legislador fue quien redactó el proyecto de acuerdo que condena los hechos violentos en el Tíbet, el que no se podrá votar esta semana porque los diputados Roberto León (DC) y Ximena Vidal (PPD) impidieron que se pusiera en tabla.

Esta situación tiene “indignado” a Valenzuela, quien espera que el proyecto sea votado la semana siguiente, es decir, días antes de que Bachelet pise China, pero tampoco se descarta que se haga después que concluya el periplo de la mandataria. El parlamentario no duda que deben haber existido presiones, “por cierto que deben haber existido” porque “dicho gobierno ha hecho buenos negocios con Chile. Pero una cosa son los negocios y otra los derechos humanos”, comentó.

Irónicamente señaló que “el gobierno habla de la violencia en el Tíbet y de una sola China, y sólo le faltó condenar al Dalai Lama”, que dicho sea de paso cuando vino a Chile no fue recibido por la Presidenta Bachelet.

La situación para los chinos fue completamente satisfactoria. Quedaron tan amigos como siempre, no se puso en riesgo la visita de la mandataria y la declaración fue leída como “una señal de confianza y amistad” hacia el gigante asiático.

Historia de una relación

La fructífera relación comercial entre ambos países se inició cuando Chile apoyó a China para que ingresar a la Organización Mundial de Comercio. Ambos países suscribieron un TLC y en este viaje Bachelet firmará la segunda fase del acuerdo, que se refiere al área de servicios y que significaría un 25% del total de nuestros ingresos en comercio exterior.

La mandataria establecerá una política cuprífera nueva con China, ya que Codelco abrirá en los próximos días una gerencia dedesarrollo que no sólo tendrá que ver con la venta de cobre sino que con compras de insumos por parte de la empresa estatal en China.

Para el cientista político Guillermo Holzmann esta fluida relación comercial deja en “en evidencia que nuestro país tiene que conciliar adecuadamente los TLC con los principios que van a orientar su política exterior” y agrega que “ésta tiene un fuerte desfase comercial y una menor relevancia en lo político”.

Ello se contradice con la importancia que le da Chile al respeto a los derechos humanos, donde nuestro país “ha guardado silencio según la coyuntura que se trate, y eso provoca una pequeña confusión en los temas internacionales que no es menor. Si se genera confusión a la larga se genera un ambiente de desconfianza a nivel internacional”, concluye Holzmann.

Ser cristiano.

 Fuente: www.lanacion.clEscrito por Álvaro Ramis, del Centro Ecuménico Diego de Medellín. 

Según el BM, 2,8 billones sobreviven con menos de dos dólares por día. Y 1,2 billones, con menos de unó. Si empezamos a aceptarlo como algo natural, es que se ha secado la semilla del Evangelio.AUNQUE EL CRISTIANISMO ha entrado en su tercer milenio, es cada vez más difícil llegar a una definición mínima y compartida de lo que implica ser cristiano. George W. Bush se dice seguidor de Jesucristo, al igual que Barak Obama, aunque en un caso la fe sirva para enviar soldados a Irak y, en el otro, para pedir que vuelvan. Los líderes sudafricanos durante el Apartheid trataron de justificar con la Biblia sus políticas racistas, mientras a Nelson Mandela y Desmond Tutu las escrituras los inspiraron para resistir de forma no violenta la opresión en que vivían. Más cerca de nosotros, Augusto Pinochet siempre dijo que su objetivo era proteger a la civilización “cristiano-occidental”, amenazada por aquellos a quienes el cardenal Raúl Silva Henríquez y el pastor Helmut Frenz defendían en nombre del Evangelio. ¿Cuál es, entonces, el núcleo del cristianismo? ¿Existe algo en común entre quienes invocan el nombre de Cristo para objetivos tan diferentes?

Para algunos, las diferencias políticas o sociales entre los cristianos parecen ser irrelevantes. Para esta postura, basta compartir el mismo credo, invocar al mismo Dios o participar del mismo rito para asumir que se está entre cristianos. La forma en cómo se entiendan o vivan estas convicciones de fe en la vida cotidiana es un asunto de interpretaciones, donde no cabría juzgar la conciencia ajena. Para otros, no basta declarar una fe abstracta. Ser cristiano sería algo mucho más definitorio, que exige separar aguas basándose en un núcleo irreductible, que daría forma a una identidad común, capaz de impregnar la vida diaria y las decisiones colectivas.

El problema es tratar de concordar en esa base permanente. Durante toda su historia el cristianismo ha buscado esa “esencia” y, sin embargo, cada vez parece más lejana. A las diferencias teológicas entre católicos, ortodoxos y evangélicos hay que agregar la enorme diversidad que habita al interior de estas tres grandes familias confesionales. Ser católico en una comunidad eclesial de base en La Granja es muy distinto a ser católico en un grupo del Opus Dei en La Dehesa. Como también es muy diferente ser evangélico en la mayoría de las iglesias de nuestro país que participar del culto del “Obispo” Ricardo Cid, en el que llovía el oro desde el cielo.

En el siglo XX se buscó un cierto consenso filosófico cristiano en torno al concepto de persona. Ésa fue la apuesta de Jacques Maritain, Emmanuel Mounier y Gabriel Marcel. Pero a inicios del XXI esta búsqueda parece desafiada a reencontrar su norte. En la actualidad, es difícil ver diferencias entre quienes sostienen el personalismo cristiano y quienes adhieren al individualismo liberal. Poco a poco, el derecho de propiedad fue convirtiéndose en el elemento definitorio de la persona, y por esa vía cristianos y liberales terminaron demonizando al Estado y entronizando al mercado, mientras el bien común se transformó en un concepto anacrónico y con olor a naftalina.

Si el bien común no es el valor prioritario, sino el lucro, todo puede ser privatizado: salud, educación, autopistas, playas, selvas, hasta el aire, el agua o el paisaje. Así se estrecha la pirámide de la desigualdad social. Mientras las ganancias se las apropia una minoría, y los perjuicios -la contaminación, el desempleo y la miseria- se socializan.

Cuando los cristianos comienzan a aceptar que el bien, la bondad y la belleza se determinan en las subastas y al mejor postor, algo no va bien. En la política la diferencia entre un parlamentario cristiano y uno que no lo es se va reduciendo a matices sobre su grado de conservadurismo moral, en especial en temas ligados a lo sexual. Viejos axiomas como “el Estado está hecho para el hombre, no el hombre para el Estado, así como la economía está destinada para servir al hombre, y no el hombre a la economía” parecen ser objetos de museo.

Hoy, somos seis billones de habitantes. Según el Banco Mundial, 2,8 billones sobreviven con menos de dos dólares por día. Y 1,2 billones, con menos de un dólar por día. Si empezamos a aceptar estos datos como algo natural, igual que la diferencia entre el día y la noche, es que se nos ha secado la semilla del Evangelio. En este momento debemos volver a las fuentes, para dejarnos cuestionar y mantener encendida la indignación contra toda forma de injusticia, dominación y miseria.

Respetar a los Muertos.

Fuente: www.teatroictus.cl

Artículo escrito por Nissim Sahrim, en el blog de Nissim Sharim “Transite por las Palabras”.

Hace más de 20 años Milán Kundera encabezaba uno de los capítulos de su libro “El libro de la Risa y del Olvido” con la siguiente disquisición:
“El asesinato de Allende en Chile, eclipsó rápidamente la invasión de Checoslovaquia por los rusos; la sangrienta masacre de Bangladesch hizo olvidar a Allende; el estruendo de la guerra del desierto de Sinai, ocultó el llanto de Bangladesch; la masacre de Camboya hizo olvidar al Sinai……”
¡Y en el plano interno actual, podríamos agregar tanto! Por ejemplo, la barbaridad de los errores en la identificación de los muertos, va a eclipsar el asesinato de los muertos?
La eventual responsabilidad política o profesional de algunas personas, nos va a hacer olvidar a los rufianes masacradores?
¿Tendremos que dar vuelta la página en relación a los asesinos como se nos recomienda desde hace ya muchos años, y quedarnos vociferando en contra de los que se equivocaron al identificar los cadáveres?
¿Las amenazas de acciones políticas y judiciales que ya se ciernen por todas partes, en contra de médicos, funcionarios y diversos personeros políticos, sustituirán los procesos en contra de los asesinos cuyo punto final se ha solicitado tantas veces?
¿Y cuántos años más tardaremos en procesar de verdad al primer gran responsable que no por estar viejo y enfermo dejó de ser el principal autor, cómplice y/o encubridor, del genocidio que hubo en Chile?
¿Y cómo va a hacer posible homologar la acción equivocada, negligente o culpable del Servicio Médico Legal y demás identificadores, con los crímenes de la DINA, el CNI, los degolladores y tanta siniestra y oprobiosa institución de las cuales aún no nos liberamos totalmente?
El pelmazo de la tele y algunos de la farándula política llevan agua para su molino. Ellos, que fueron altos funcionarios y adictos de la Dictadura que prohijó todos estos crímenes, protestan ahora en contra de los que, equivocados o irresponsables, no son capaces de identificar a las víctimas de la masacre que antes aplaudieron y que aún siguen justificando.
Hace ya algunos años, el inefable y contradictorio escritor peruano, Mario Vargas Llosa, editó para el mundo una recomendación: “hay que aprender de Chile -dijo- hay que enterrar el pasado” En Argentina recogió la recomendación rápidamente el ex presidente Menem cuando el general Balza reconoció los crímenes del ejército argentino y en Chile, por cierto, la han recogido desde antes que se enunciara los espíritus “prudentes y equlibrados” que aplaudieron el genocidio.
Ningún país puede, en rigor, enterrar su pasado y menos uno como el nuestro, que, tal como ahora se está confirmando, ni siquiera ha podido enterrar a sus muertos.
Hay que rescatar nuestro pasado que es el gran signo de respeto que debemos a nuestras víctimas. Sólo así se podrá preservar la liturgia y el duelo que les debemos.-
Tal vez las palabras no sean suficiente; quizá el lenguaje del arte, la acción del teatro, por ejemplo, ayuden en esta materia. Ordenar nuestra memoria y rescatar nuestras emociones a través de la acción dramática; recuperar lo que ya no está y debiera estar…
No es el pasado lo que hay que enterrar. Hay que enterrar a los muertos y respetar, honrar y dignificar su memoria.

Artículo escrito el 29 de Abril del 2006

Cobertura en terreno, “Con Memoria y Alegría adelante por la Vida”, recordando a José Manuel Parada, Manuel Guerrero y Santiago Nattino.

Fuente: www.radiotierra.cl 

“Los elefantes tienen una memoria prodigiosa , pueden memorizar centenares de sonidos y olores entre ellos y de manera muy especial, los de su tribu. Los elefantes no olvidan a los suyos e incluso hay estudios que demuestran que llevan luto por los ausentes. Pero se dice que no solamente son capaces de almacenar recuerdos si no que también resignificarlos permanentemente”

Un día 29 de marzo fueron secuestrados desde el Colegio Latinoamericano de Integración el sociólogo José Manuel Parada, el profesor Manuel Guerrero y el artista plástico Santiago Nattino , esto ocurrió en Santiago de Chile en 1985 en plena dictadura militar . Al día siguiente el 30 de marzo sus cuerpos fueron encontrados degollados en la perfería de la ciudad. Fue un crimen que remeció al país y conmovió al mundo.

Este año 2008 sus hijos Javiera Parada, Eduardo Nattino y Manuel Guerrero, junto a destacadas personalidades de la cultura y las artes agrupados en CIUDAD ELEFANTE http://ciudadelefante.blogspot.com brindan este homenaje de memoria viva en un acto llamado CON MEMORIA Y ALEGRIA ADELANTE POR LA VIDA.

La actividad que se realizará en la Plaza Brasil de Santiago será transmitida por Radio Tierra a través de sus señales Am 1300 y http://www.radiotierra.cl entre las 15.00 y las 18.00 horas del sábado 29 de marzo.

Asamblea Constituyente en Chile: un Derecho, una Obligación Ciudadana.

Fuente: www.amnistia.cl

Por hoy la propuesta es sumarse a esta legítima demanda. Ésta es una obligación ciudadana y El Morrocotudo da paso a esta aspiración ciudadana, entrando al tema, aportando y debatiendo.

Por Sergio Vásquez Ochoa

Vemos como un mensaje que corre por América la necesidad de una Asamblea Constituyente, que permita mejorar el sistema jurídico – político de nuestros países. Mejor democracia y de acuerdo a las nuevas condiciones, que siempre dinámicas en el tiempo.

No ha sido sencillo. Un buen ejemplo es Bolivia. Al margen de las preferencias o rechazos a la gestión de Evo Morales, su implementación le está costando sangre, sudor y lágrimas. Similar esfuerzo ocurre en Ecuador y Venezuela.

Cuando ciertas fuerzas “sociales – económicas” de un país ven que sus intereses entran en conflicto, lucharán denodadamente porque el statu quo siga igual. De Perogrullo, pero explica las razones de su rechazo en ciertos círculos del vecino país, como podría ocurrir en cualquier otra nación.

Pero, auto educándonos todos, veamos: ¿Qué es una Asamblea Constituyente? Una respuesta a continuación:

Con el nombre de Constituyente se designa un órgano colegiado, representativo, extraordinario y temporal, que está investido de la tarea de elaborar la Constitución del Estado, de establecer las reglas fundamentales del ordenamiento jurídico estatal. «Es el que se instala especialmente para hacer la Constitución al surgir un Estado o romperse el orden constitucional anterior. Puede aparecer después de la independencia de un país, de su separación de una Federación, como después de un golpe de Estado, de una guerra o de una revolución».

El Poder Constituyente es la facultad inherente a toda comunidad soberana a darse su ordenamiento jurídico-político fundamental originario por medio de una Constitución, y a reformar ésta, total o parcialmente, cuando sea necesario. El Poder Constituyente puede ser originario o derivado. Es originario cuando se ejerce en la etapa fundacional del Estado a fin de darle nacimiento y estructura; es derivado cuando se ejerce para reformar la Constitución vigente. Nuestro caso.

Y Chile, por fin ha entrado en el tema. Hoy por hoy son muchas organizaciones y ciudadanos abocados a promover la concreción de una Asamblea Constituyente, destinada a cambiar la Constitución de 1980 impuesta durante la dictadura, motivo por el cual no estaban las condiciones de participación ciudadana en su gestación. Qué decir de la falta de información ciudadana y de la forma como se logró su aprobación.

No podemos dejar de mencionar algunas de sus formas, que incluían la “democracia protegida” es decir senadores designados en forma no democrática, por señalar una de sus debilidades, dicho en forma elegante.

Necesitamos Asamblea Constituyente para restablecer la soberanía nacional a manos del pueblo de Chile.

Cabe señalar, que la Constituyente deberá considerar temas de legitimidad, derechos humanos, aspectos económicos , los que son cruciales cuando estamos considerados como uno de los más duros ejemplos de Economía de Libre Mercado en el mundo, donde el individualismo es el tema imperante en la constitución que se desea reformar. Ejemplos hay por docenas: los abusos en los pasajes, telefonía, AFP, Isapres, medicamentos, productos básicos, etc.

Como no recordar el maravilloso ejemplo de Uruguay, de su pueblo, que de un modo participativo, modificó su Constitución y en ella contempló la administración del agua potable por parte del Estado para asegurar el vital líquido a todos los ciudadanos, como de procurar agua saludable.

Hoy en nuestro país, las sanitarias, ante el clamor de mejorar su calidad, se limitan a decir: “estamos dentro de la ley”, conscientes de que nuestra legislación al respecto, ha quedado desfasada y es evidente que la calidad del agua suministrada, atenta contra la salud ciudadana.

Hay temas igualmente relevantes, como las AFP, en las que miles de trabajadores, se niegan a jubilar, claros que sus pensiones serán miserables; la salud y la educación, los temas sociales, tendrían crucial importancia en los temas a manejar por la Constituyente chilena.

Ha habido avances, como el fin a los enclaves autoritarios heredados del régimen militar, pero en esencia sigue siendo la misma Carta Fundamental la que nos rige.

Por hoy la propuesta es sumarse a esta legítima demanda. Ésta es una obligación ciudadana y El Morrocotudo da paso a esta aspiración ciudadana, entrando al tema, aportando y debatiendo, para lograr el conocimiento ciudadano y la conciencia de su importancia en la sociedad nacional.

 El Morrocotudo

SÁBADO 29 DE MARZO DE 2008, RECORDANDO A MANUEL GUERRERO, MANUEL PARADA, SANTIAGO NATTINO.

Fuente: Ciudad Elefante

SÁBADO 29 DE MARZO 2008.

JORNADA ARTÍSTICO CULTURAL PARA TODA LA FAMILIA EN RECUERDO DE PARADA, GUERRERO Y NATTINO INVITA: CIUDAD ELEFANTE.

Flyer29-2008-frenteFlyer29-2008-detras

Este año queremos repetir y ampliar la experiencia. Queremos llevar la memoria al corazón de la ciudad y la ciudad al corazón de la memoria. La invitación es a ser parte de una jornada artística el día sábado 29 de marzo desde las 11 a las 21 horas, en dos lugares de Santiago.

PLAZA BRASIL

La memoria en el corazón de la ciudad: Llevaremos el recuerdo al centro de Santiago, para llenar la memoria de nuevas miradas. Acto artístico- cultural, reunirá música, literatura y actividades para niños. Se llevará a cabo en Plaza Brasil en la Comuna de Santiago Centro a partir de las 13 y hasta las 17 horas.
Luego nos trasladamos en MicroMemorias al ex frontis del Colegio Latinoamericano de Integración.

EX FRONTIS COLEGIO LATINOAMERICANO (Los Leones con El Vergel)

En el corazón de la memoria: Acto artístico cultural en El Vergel con Av. Los Leones desde las 18:00 horas. En este lugar, donde fueron secuestrados los Manueles presentaremos el proyecto de memorial en su homenaje, y la propuesta de declaratoria de sitio histórico de la esquina donde se les vio vivos por última vez.

El día terminará con una velatón por la memoria, aproximadamente a las 20 horas.

Esta actividad pretende llevar a la ciudadanía toda, muy especialmente a las nuevas generaciones, el recuerdo de la injusticia, pero también del aporte de seres humanos que entregaron todo por un mundo mejor. En este homenaje cabemos todos y todas, y lo haremos no desde la tristeza de la pérdida, sino desde la inspiración que nos genera el recuerdo de los Manueles y don Santiago para continuar, con esperanza, alegría y creatividad, dando ahora nuestro aporte por una sociedad más justa, equitativa y feliz. olo así creemos que la vida le habrá ganado al exterminio.

LOS ESPERAMOS A TODAS/TODOS

Si quieres contactarte con nosotros, escríbenos a ciudadelefante@gmail.com
O navega en ciudadelefante.blogspot.com

PARTICIPA Y ADHIERE:
MOVIMIENTO NUEVA IZQUIERDA

www.nuevaizquierda.cl

PATROCINA Y TRANSMITE EN DIRECTO RADIO TIERRA

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.